El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

febrero 07, 2008

Estar enamorado es estremecerse con un bolero

En los muchos conciertos de bolero junto al mar con los que la Asociación ProBoCa acompasa el ritmo del bolero al ritmo del corazón y estos dos a la suvave cadencia de las olas que rompen sobre la arena de la playa del Sardinero de Santander, se conjuga la poesía y el sentimiento del amor con los boleros más apasionados. Nos ha parecido adecuado dejar aqui algunas de las frases que han introducido los boleros que se han interpretado entre otros en LOS MARTES DE BOLERO JUNTO AL MAR en la sala Cormorán y en LOS VIERNES DE BOLERO JUNTO AL MAR en el escenario del Restaurante "Maremondo", antiguo Gran Balneario del Sardinero donde probablemente se interpretaron los primeros boleros de la historia de España.


Estar enamorado es estremecerse con un bolero
Es temblar al pensar su nombre.
Es recordar un bolero tras una palabra de su boca.
Es oir la melodía de violines romántica y apasionada, que se desata en el alma al presentir la presencia o el simple recuerdo de quien se ama.
Es el vuelco del corazón, el pálpito, el Tempo de un bolero.
Es la ola que se estrella en la playa, rugiendo apasionada
Es la estela de la luna rutilante contemplada en la noche junto al mar.
Escuchar un bolero cuando se esta enamorado es sentir la sangre fluir por las venas, la vida, la esencia.
Estar enamorado es sentir cómo un bolero remueve lo malo y lo bueno que llevamos en el alma.
Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre de la vida.
Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a la nostalgia se precisa y hacer que esta fluya en el verso con la cadencia justa que impone el ritmo de un bolero.
Es recobrar con el mensaje de un bolero la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva.
Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba, impulsado por la fuerza del amor que nos empuja con cada nota hacia el cielo.
Es respirar entre las notas de un bolero, el ancho viento que por encima de la carne se respira.
Es contemplar desde la cumbre de la persona la razón de las heridas, la propia historia de nuestro amor.
Es advertir en unos ojos una mirada verdadera que nos mira, cómplice, al escuchar con nosotros el bolero.
Es escuchar en una boca la propia voz profundamente repetida: hacer nuestro el mensaje de un bolero
Es amar el calor de la perfecta compañía, unas velas, el mar cercado, las olas, la brisa... y un bolero.
Es sospechar que, para siempre, la soledad de nuestra sombra está vencida pues en un bolero se encuentra la sabiduría para vencer la angustia de la asuencia.
Estar enamorado amigos, es descubrir dónde se juntan cuerpo y alma, como se unen la letra y la música de un bolero.
Es percibir en el desierto la cristalina voz de un río que nos llama y escuchar entre las olas el rumor de un bolero prendido en su espuma.
Es ver el mar desde la torre donde ha quedado prisionera nuestra infancia, nuestro primer amor, nuestras ilusiones y nuestros sueños, la pasión que añun tenemos y el deseo que jamás se apagó.
Es apoyar los ojos tristes en un paisaje de cigüeñas y campanas, de las olas cercanas, de acantilados románticos y de nostálgicas puestas de sol.
Es ocupar un territorio donde conviven los perfumes y las armas, apasionados recuerdos y amargas decepciones.
Es dar la ley a cada rosa y al mismo tiempo recibirla de su espada, aprender a vivir, a amara, con casda caída, con cada decepción, con cada lágrima... para valorar cada sueño, cada sonrisa y cada beso.
Es confundir el sentimiento con una hoguera que del pecho se levanta apasionada al ritmo de un bolero.
Es gobernar la luz del fuego y al mismo tiempo ser esclavo de la llama.
Es entender la pensativa conversación del corazón y la distancia, el mensaje de esperanaza de un bolero, entener que el amor es amor en la distancia y que una vida es poco tiempo para amores sinceros.
Es encontrar el derrotero que lleva al reino de la música sin tasa, del mensaje, del sentimeinto y del corazón prendido en notas y en el arrebato de un bolero.
Estar enamorado, amigos, es adueñarse de las noches y los días, pues el bolero es la banda sonora de nuestra historia de amor.
Es olvidar entre los dedos emocionados la cabeza distraída, dejarse llevar como un barco en el mar, acunado por las suaves notas de un bolero.
Es ir leyendo lo que escriben en el espacio las primeras golondrinas, es poesía, eres tu con tus pupilas azules
Es ver la estrella de la tarde por la ventana de una casa campesina.
Es contemplar un tren que pasa por la montaña con las luces encendidas.
Es comprender perfectamente que no hay fronteras entre el sueño y la vigilia.
Es ignorar en qué consiste la diferencia entre la pena y la alegría.
Es escuchar a medianoche la vagabunda confesión de la llovizna.
Es divisar en las tinieblas del corazón una pequeña lucecita.
Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o son propias las lejanas amarguras.
Es remontar hasta la fuente las aguas turbias del torrente de la angustia.
Es compartir la luz del mundo y al mismo tiempo compartir su noche oscura.
Es asombrarse y alegrarse de que la luna todavía sea luna.
Es comprobar en cuerpo y alma que la tarea de ser hombre es menos dura.
Es empezar a decir siempre, y en adelante no volver a decir nunca.
Y es, además, amigos míos, estar seguro de tener las manos puras pues un bolero devuelve al alma su esencia.
Escuchar un bolero es recibir un masaje en el alma
Un bolero descubre al corazón una razón para seguir latiendo más poderosa que la de llevar sangre por las venas.
Es abrir las puertas del alma, donde guardamos, atesorados todos los amores, pues cuando un amor entra en el alma, entra para quedarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario que nos ayude a mejorar este blog

Estadística de visitas diarias