El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

julio 13, 2010

El trono del bolero queda vacío: Se marchó al cielo Olga Guillot

El mundo del bolero está de luto: El trono que indiscutiblemente ocupara durante más de 60 años Olga Guillot como reina y figura máxima del bolero ha quedado vacío desde las nueve menos cuarto de la tarde en España (12:45 pm en Miami) del lunes 12 de Julio de 2010 en Miami, en cuyo barrio de Bal Harbour residía (y que compartía con su residencia en el barrio de Polanco- por la población Cántabra de idéntico nombre- de la capital de Méjico). El funeral de Olga se llevará a cabo el miércoles 14 en la iglesia catolica de St Michael de Miami, mientras que la misa del funeral se llevara a cabo el jueves 15 de julio, previsiblemente en el mismo lugar.

El corazón – a quien tanto cantó- fue su punto débil. Olga Guillot ingresó el viernes 9 de Julio por su propio pie en el hospital “Monte Sinaí” de Miami Beach, porque sentía un dolor en el pecho, lo que no le impidió vestirse y maquillarse ella misma antes de acudir al hospital. Pero ese mismo viernes le repitió el infarto y tras pasar el sábado y el domingo, los médicos del “Mount Sinaí” decidieron inducirle al coma en la madrugada del domingo para poderle poner el respirador. Desgraciadamente el lunes por la mañana apareció un coágulo devastador que complicó irremediablemente su situación, falleciendo a las 12:45 pm. Tenía 87 años y con su muerte ha pasado a ser leyenda de la música latina, título que justamente tres años atrás le había otorgado la Academia Latina de la Grabación, la productora de los Grammy latinos.


Según informó a la prensa la portavoz de la familia, Raquel Pouget, la señora Olga Guillot "Murió rodeada de su única hija Olga María (fruto de su relación con el con el actor cubano Alberto Insúa) y sus amigos más cercanos''. Raquel Pouget (miembro de la fundación Willie Chirino, esposo de la también cantante Lissete Álvarez y que ayuda a la hospitalización de niños cubanos en Miami) recordó que hace apenas unos días, en una reunión familiar, Guillot expresó que entre los dolores que había pasado en su vida, el mayor había sido el de no ver a su país liberado. "Ella dijo: ‘si yo me muero mañana el dolor que me llevo en el alma es no ver a Cuba libre' '', pues la Reina del Bolero, tras romper con el régimen de Fidel Castro en 1961, y luego de un breve paso por Venezuela, se estableció en México (en concreto en el barrio de Tudanca – nombre que recibe por la famosa población de Cantabria-) y no volvió jamás a su amada Cuba, viviendo lo que ella misma calificaba de “exilio”, aunque Guillot superó estas barreras políticas para ayudar a una amiga de los viejos tiempos, la fallecida cantante cubana Elena Burke, cuando ésta se encontraba ingresada en un hospital de México, a finales del siglo pasado. "Ella no tenía prejuicios por el hecho de que mi madre hubiera decidido continuar con su carrera en Cuba. Enseguida que supo que estaba enferma, no vaciló en ayudarla. En lo que a mí respecta, siempre me apoyó con sus consejos desde que llegué a Miami en 1997'', recordó la hija de Elena Burke, y también cantante, Malena Burke.

El productor Emilio Stefan manifestaba entre sus palabras de dolor por la muerte de “la reina del bolero”: "Hace cinco días había hablado con ella y me dijo que estaba bien y que preparaba un show en México con una orquesta sinfónica''. En las entevistas, pueden leerse semblanzas como esta: "Olga fue la pionera, una referencia para las demás cantantes cubanas'', manifestó en un entrevista Vicky Roig, destacada bolerista y amiga de Guillot desde hace 50 años. "Fue una abanderada de la causa cubana. Todo lo que quería era regresar a Cuba para cantar en Tropicana''. Directa, intransigente, "vertical'', al decir de sus propias palabras, cuando se refería a la causa del exilio cubano, la legendaria cantante fue recordada por el congresista cubano Lincoln Díaz-Balart como "un genio que nunca será olvidada por todos los amantes de la música. Pero, sobre todas las cosas, Olga Guillot era una patriota cubana''. La compositora cubana – también exiliada- Concha Valdés Miranda recordaba: "Fuimos amigas desde que llegamos al exilio. Olga era única. ¡Tan alegre y tan patriota! ¡Jamás se olvidaba de Cuba! Siempre decía que volveríamos. En lo artístico, era una actriz de la canción''. Para la congresista Ileana Ros-Lehtinen, sus recuerdos de la cantante se remontan a su niñez. "Crecí en Miami con las canciones de Olga Guillot en el radio de mis padres, y ella, junto a Celia Cruz, eran dos de los símbolos vivientes de la Cuba que ellos añoraban'', evocó Ros-Lehtinen. "Nunca habrá otra Olga Guillot. Su patriotismo, su voz, y su corazón humanitario serán extrañados por todos los que la conocíamos. Olga era única. Descanse en paz''.



Fornida, extravagante, extrovertida y luchadora, la mujer de los labios carnosos y la voz ronca supo abrirse camino en la música casi de niña, en este video que les presentamos, la propia Olga Guillot habla de la influencia de su madre (soprano) y su padre (que era tenor) y de su hermana (excelente soprano, según la propia Olga), así como de sus comienzos como estudiante en el conservatorio de la Habana.Cómo lleva el estilo "feeling" a Méjico, con Luis Aguilar acompañándola... todo un placer ( no se pierdan la carita de una jovencísima Guillot en la película "Yambao")



Olga Guillot nació el 9 de octubre de 1922 en Santiago de Cuba – cuna del bolero-. Siendo pequeña se trasladó con su familia a La Habana donde, con 15 años, debutó en el programa radial “La corte suprema del Arte” junto con su hermana mayor Ana Luis Guillot, formando el dúo “Las hermanitas Guillot”. En 1938, empezó a tomar clases de canto con la soprano Hortensia Cohalla y el cantante Mariano Meléndez, gracias a los que llegó a integrar el cuarteto Siboney, dirigido por la compositora Isolina Carrillo (compositora de “dos gardenias”), como segunda voz, actuando junto a la orquesta de la emisora “RHC Cadena Azul”, donde Isolina musicalizaba la publicidad de marcas de chocolate (y La Estrella Camay , Milo , Palmolive..) y donde se iniciaron también, junto a Olga Guillot, Celia Cruz y Lilita Peñalver. El “Cuarteto Siboney”, compuesto por Marcelino Guerra, Alfredo LEON, Joseíto NUÑEZ y Facundo Rivero al piano y con Isolina como primera voz y Olga Guillot como segunda, hizo varias giras por América Latina en los años 40. Aqui tiene una fotografía del cuarteto junto a Isolina ( sin la presencia de Olga Guillot aún)
Sin poder precisarlo del todo, se cree que fue el pianista Facundo Rivero quien descubrió las posibilidades de Olga como solista y la hizo debutar en La Habana en 1945, en el “Zombie Club”. Fue por esa época en que conoció a los jóvenes cultivadores del filing, movimiento que fundió la trova tradicional con el jazz y modernizó la interpretación de los cantantes.
En 1946, Olga Guillot grabó la versión en español de Stormy Weather (lluvia gris), con la que alcanzó un éxito sin precedentes y que le valió que ese mismo año la Asociación de Críticos la seleccionó como la cancionera más destacada de Cuba.Aqui les mostramos la versión de este bolero de Guillot que hicieron "los cinco latinos":



La distinción como mejor cantante cubana le permitió aterrizar en Nueva York para realizar unas grabaciones con el sello Decca.Aqui tienen a Olga Guillot acompañada por Machito y su orquesta en 1947:



En el año 1948, el tenor René Cabell la llevó a México donde filmó su primer película titulada La Venus de Fuego, al lado de la actriz Meche Barba. Olga Guillot aprovechó su estancia en Méjico para grabar algunas piezas acompañada de la Orquesta de Gonzalo Curiel, amigo íntomo del también cantante de bolero santanderino Emilio Tuero Cubillas, cantante entonces de la emisora XEW de Méjico, donde 7 años antes estrenó el bolero “bésame mucho” de Consuelo Velázquez, quien también trabajaba en la XEW. Aqui tienen un potpourrí grabado por la televisión cubana con temas que no son boleros, pero que cantados por la Guillot bien parecieran, se los presentamos como documento meramente anecdótico.



En 1952 y 1953 recorrió casi toda Latinoamérica
y grabó con el respaldo del pianista y compositor Juan Bruno Terraza. En 1954, firmó contrato de exclusividad con el sello Puchito y grabó "Miénteme", del mexicano Chamaco Domínguez, que constituyó todo un éxito.



De 1954 a 1956, la Unión de Crónica Tele-Radial la proclamó la "Mejor Voz Cancionera de Cuba". Fue reconocida como "Mejor Voz Cancionero de Cuba" por la Unión de Crónica Tele-Radial, durante los años 1954 a 1956. Tras ese reconocimiento, la cantante volvió a México en 1957, donde impuso en el primer lugar el bolero "Tú me acostumbraste", de Frank Domínguez. También grabó para la firma Musart, acompañada por el maestro José Sabre Marroquín.



"Olga era todo música, su vida giraba alrededor de la música. Era una intérprete fantástica'', dijo el humorista Guillermo Alvarez Guedes, quien guarda un recuerdo especial de cuando ambos trabajaron juntos con Beny Moré en el famoso cabaret Montmartre de La Habana, a mediados de los años 50. "Siempre fue muy cordial''.
En esos años la cantante no sólo era reconocida en su propio país, donde la Unión de Crónica Tele-Radial la proclamó La Mejor Voz Cancionera de Cuba. A su paso por Nueva York y Latinoamérica, se sumó el hecho de ser una de la cantantes consentidas de compositores como Juan Bruno Tarraza, José Sabre Marroquín y Alvaro Carrillo, entre otros.
En 1958 se despachó con una gira europea que incluyó actuaciones en Italia, España y Alemania. La perla del tour: una presentación en Francia junto a Edith Piaf.
En la década de los años 50 era una voz imprescindible tanto de la radio como de la televisión cubana. En 1961 recibió un Disco de Brillante por las altas ventas que logró, principalmente en Cuba, durante en 1954 a 1960.
Sin embargo, a pesar de enorme éxito que tenía en su Cuba natal, Olga Guillot decidió romper con el régimen de Fidel Castro en 1961, instalándose en la casa que tenía en Caracas otra importante cantante cubana, Renée Barrios: "Estaba trabajando en Venezuela cuando se enteró de que el gobierno había confiscado el edificio donde estaba el apartamento en que vivía en el Nuevo Vedado'', recordó la cantante y pianista Renée Barrios, quien la recibió con los brazos abiertos en el país sudamericano. Este bolero habla de esa "perla perdida"



La propia Olga Guillot explicaba su decisión: “Fidel me quitó mi casa y mi carrera de 18 años. Me llevaron presa tres veces. Y cuando mi hija tenía 18 meses, me dijeron “Como sigas hablando mal de la revolución, no la ves más”.” le contó a Clarín en una entrevista, en 2003. “Me maltrataron mucho (...) La patria duele”, repetía.



Posteriormente, ese mismo año Guillot se estableció en México, donde fijó su residencia durante cinco décadas en el barrio de Polanco – nombre muy asociado a Cantabria- del Distrito Federal. "México me internacionalizó'', repitió la intérprete en varias ocasiones, a propósito de su deuda con ese país, donde hizo suyos los temas de Armando Manzanero, Luis Demetrio y Lolita de la Colina. . En 1961 se le entregó el Disco de Brillante por sus altas ventas y dos años después, la Academia de Artes John F. Kennedy de Hollywood le otorgó el premio Palmas de Oro como la Mejor Bolerista Latinoamericana, en 1963.
El 31 de octubre de 1964 realizó su primer e histórico concierto en el
Carnegie Hall de Nueva York. Fue la primera artista de habla hispana en presentarse en ese prestigioso teatro. Ese año, el compositor mexicano Luis Demetrio compone para su voz el bolero "Voy", que sería un gran éxito.



Estrella de los principales programas de los inicios de la televisión cubana, Guillot continuó siéndolo de la radio y la televisión en Méjico, y así, participó en las películas mexicanas La venus de fuego (su primer peléicula), pero también trabajó en la época dorada del cine mexicano, con artistas como Germán Valdés, Pedro Armendáriz, Arturo de Córdova y Rosita Fornés, con películas como “No me olvides nunca”, y una decena de títulos más. Tuvo su propio ciclo de TV (El Show de Olga Guillot), actuó en casi veinte filmes, se animó a ser actriz de teatro, cantó con Frank Sinatra, alternó con Sarah Vaughan, Edith Piaf y Nat King Cole, a quien, según sus allegados, le dio algunos consejos sobre la manera de cantar en español cuando éste grabó su famoso disco en Cuba. Bajo nuestro humilde punto de vista, nunca nadie pudo tener mejor maestra de cómo cantar un bolero que en Guillot. Aqui tienen tres bellos ejemplos: "Incertidumbre", le bolero moruno "cría cuervos" y el bolero-son de Miguel Matamoros "Lágrimas negras"



Olga Guillot era una conversadora incansable y amiga de sus amigos, grajeándose la amistad de todos sus compañeros de profesión, aún de los que le reprocharon su decisión de “exiliarse” de su amada Cuba. Aqui tienen unas de sus primeras apariciones televisivas, en un potpourrí de boleros:



Además de ser conocida como ‘La Reina del Bolero, también es considerada como ‘La Madre del Bolero’, y su nombre está ligado al de cantautores como Agustin Lara, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán, y José José, éste último apadrinado por ella y un imposible número de autores que sería porlojo nombrar. Aqui la tienen en el tema "faltaba yo"



En voz de Olga Guillot, el tema Adoro, del autor Armando Manzanero, obtuvo fama mundial. Aqui teinen un documento de la televisión española, en el ciclo "Cine de Barrio" en el que el entrevistador y presentador se hacía acompañar por un pianista y con el entrevistado interpretaban esas "canciones inmortales" en este caso dos temas: "me muero, me muero" y el mencionado bolero de Manzanero "adoro":



Malena Burke, bolerista e hija de Elena Burke, amiga personal de Olga, manifestaba: "Fue Olga quien me dio la primera oportunidad en Cuba cuando yo era un adolescente'', reconoció el compositor cubano Meme Solís desde Nueva York. "Cuando ella fue a inaugurar el Teatro Cloris de Santa Clara, a mediados de los años 50, me permitió que la acompañara al piano. Luego, ya en La Habana, recuerdo que la acompañé en el anfiteatro de la bahía bajo un tremendo aguacero. Me decía que mientras el público permaneciera sentado el concierto tenía que seguir''. Varios temas de Solís fueron incluidos en Falta yo (Warner, 2001), el último CD de Guillot, tras grabar más de medio centenar de producciones.



"Olga tenía mucho sentido escénico. Sabía cómo poner de pie al público'', recordó el actor y periodista Evelio Taillacq, que señaló que la Guillot demostró que las intérpretes femeninas podían ser atractivas para el mercado de discográfico. "Con Miénteme, ella rompió el mito de que las mujeres no vendían discos. Ese fue uno de sus aportes más importantes''. Quizá Olga Guillot lo intentó muchas veces sin desánimo, creciendose en la adversidad y no desfalleceiendo nunca. El bolero "intentaré" parece ser autobiográfico:



Guillot convertiría en éxitos aquellas melodías de la bohemia habanera como La gloria eres tú (José Antonio Méndez) Contigo en la distancia (César Porrtillo de la Luz) y En nosotros (Tania Castellanos), La noche de anoche y un sinfín de título más, entre los que Contigo en la distancia o La gloria eres tú fueron algunos de los grandes clásicos que interpretó inconfundiblemente
Olga poseía una carrera de 20 discos de Oro, 10 de Platino y uno de Diamante. En los últimos años de su vida vivió entre México y Estados Unidos, y para el año 2000 Olga firmó contrato con Warner Music. Afirmaba que lo nuevo “no es tan nuevo”, porque “todo lo que se está cantando hoy es lo que hicieron Los Panchos, Guillot, Lucho Gatica, Pedro Vargas”. Sin ánimo de contradecir a la "reina del bolero", lo cierto es que impuso un estilo especial de interpretar un bolero. Aqui la tienen con la composición de la puertorriqueña Myrta Silva titulada "Fin de un amor":



Tuvo numerosísimos fans, de los que contaba al periódico “Clarín”, con un recuerdo que hace parecer la anécdota como visceral, desvergonzada y graciosa: Confesó que un seguidor le arrancó media cabellera. Pero que no los culpaba por la pasión: “Son efusivos, como yo. Una vez me caí de culo y me quedé sentada en el escenario. Pero salió mi temperamento y, antes de que el público comenzara a reírse, empecé a cantar desde el suelo con todas mis fuerzas”. Aqui tienen la sensibilidad en persona en dos fabulosos ejemplos de bolero: "Perdóname" y "mi amor por ti".



En 1988 celebró sus bodas de oro como intérprete estelar de la canción melódica. En total, Olga Guillot ha participado en 16 películas en sus más de setenta años de carrera (una de ellas, un célebre largometraje documental sobre la música cubana estrenado en 1964 titulado
Nosotros, la música, donde cantaba junto a otro mito cubano, Bola de Nieve). Hablar de Olga Guillot es recordar a cantautores como Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán y José Antonio Méndez. Olga llevó el bolero a niveles de clásico, por lo que los especialistas no dudan en llamarle "La Reina" del género. De su música también es característica la fanfarria al final de sus canciones, mientras Olga cantaba sostenía la nota al final. Aqui tienen tres boleros de Guillot: "Cuando estoy contigo", "perdóname mi vida " y "amanecí en tus brazos":



Cantó al lado de Los Panchos y triunfó en España, llevando Adoro, de Armando Manzanero, a la fama mundial. Y con Me muero, me muero, de la mexicana Lolita de la Colina, se la consideró la pionera de la canción erótica. Con su manera apasionada de interpretar temas como "Tú me acostumbraste", "Miénteme" y "La gloria eres tú", entre otras, que fueron escuchadas en su voz por primera vez en muchos de los escenarios más importantes de América Latina, Europa y Asia, cautivó a millones de fans en todo el mundo. Su última actuación en Barcelona fue en Teatre Grec en el 2003.Tenía 80 años, lo que no le impidió exhibir un incendiario temperamento. También grabó esta joya acompañada por el grupo de bolero canario "Los Sabandeños", titulado "vete de mi":



El productor Emilio Estefan destacó que "Olga cambió el bolero, algo muy difícil para un intérprete, y su estilo influyó en el de muchos artistas''. En lo personal, Estefan subrayó que, tanto él como su esposa Gloria, siempre agradecerán la oportunidad que Guillot les dio para que participaran en un homenaje que se le hizo en Puerto Rico hace más de 30 años. Por otra parte, Emilio Estefan resaltó que siempre defendió la libertad de Cuba. "Me dio mucha alegría ver cómo el público la abrazaba en la Marcha de las Damas de Blanco, en marzo. ‘‘Se le echará mucho de menos, cuando se habla de libertad y Cuba hay que hablar de ella''. «Fue una abanderada de la causa cubana. Todo lo que quería era regresar a Cuba para cantar en Tropicana», aseguró Roig, quien también estuvo con ella en la marcha en apoyo a las Damas de Blanco que organizaron el matrimonio Gloria y Emilio Estefan el pasado marzo en Miami.Quizá se quedó en "la mitad" de todo lo que pudo disfrutar de la vida, como ella misma cantaba en el bolero de la compositora Concha Valdez Miranda:



El año pasado- 2009- Olga Guillot asistió al III Congreso Música, Identidad y Cultura en el Caribe, que se celebró en Santiago de los Caballeros en la República Dominicana, donde coincidión con Omara Portuondo, con quien estaba distanciada desde que se exilió de Cuba. El periódico dominicano Listin Diario se hacía eco de ese encuentro entre las dos “divas” de bolero: "El mundo atestigua hoy manos estrechadas, sonrisas, encuentros (…) Barack Obama y Hugo Chávez se dieron las manos y expresaron el deseo de restablecer su amistad", mientras "en otra esquina del Caribe, la dama del bolero, Olga Guillot, y la reina del filin, Omara Portuondo, se abrazaron después de 48 años distanciadas espiritual y territorialmente".



El periódico continuaba apuntando: “La noche anterior, en un gesto de antología, Omara motivó a Olga para que le acompañara por segundos en la interpretación de “Amiga", canción que popularizara junto a las desaparecidas Moraima Secada y Elena Burke”. En el mismo congreso, en la tertulia de artistas, protagonizada por Guillot, Portuondo y Feliciano, se escucharon sus experiencias, que aquí reproducimos: "El bolero ha sido mi mejor esposo y amante. Y, mire que yo me casé cinco veces", dijo la Guillot, quien admitió que no se arrepiente de haber dedicado su vida a cantar boleros. Por su parte, Portuondo, quien —según Listin Diario— "muchas veces enfiló su sarcástico humor hacia su colega Guillot", señaló que primero fue bailarina y luego bolerista. Dijo sentirse muy orgullosa de compartir escenario con Celia Cruz, Edith Piaf, Olga Guillot, entre otras glorias del canto mundial. No nos cabe duda que dué un delirio el ver reunidas en armonía a estas divas. Aqui tienen el buen hacer de Guillot en un bolero mítico: "delirio"



En su larga vida, Olga sostuvo muchos romances. Entre ellos, con el compositor René Touzet, y el actor Alberto Insua. Guillot deja atrás cinco matrimonios y tuvo una sola hija, Olga María (también cantante), fruto de su relación con Alberto Insua, con quien no quiso casarse.




Reside desde hace décadas en México y en Miami (Estados Unidos). Ha grabado unos 60 discos a lo largo de su carrera y varias calles del mundo llevan su nombre. Ella es Madrina de José José.
Con una carrera de 20 discos de Oro, 10 de Platino y uno de Diamante, Olga Guillot, o "La Reina del Bolero" es reconocida como toda una institución de la canción popular que sigue cantando por los escenarios del mundo y una de las figuras más trascendentales de la historia de la canción del siglo XX. También firmó contrato de exclusividad con la empresa discográfica
Warner Music en 2000.
El modo en que Olga Guillot interpretaba sus boleros era como si se convirtiese en un personaje de teatro: vivía la letra que cantaba inténsamente. Aqui les ponemos tres ejemplos: "Debut y despedida" (que alguno han dicho que era autobiográfica), el bolero de Ernesto Lecuona "Siboney" (uno de los primeros boleros que se tenga constancia que se interpretaban en Santander, España, en los "Baños de Ola" siendo por tanto uno de los primero boleros que se representaron en España)y el bolero-feeling "el vicio" que no es otro que el vicio de amar:



En Santander, la Asociación ProBoCa ha decidido dedicar los 50 boleros de su programación del mes de Julio en honor de “la Reina del Bolero”, Olga Guillot.

Nos despedimos con dos boleros: "tu me acostumbraste" y "vete de mi" para decirle a Olga: tu nos acostumbraste a escuchar un bolero con los oídos del corazón, por eso, nunca te irás de nosotros:



Cientos de personas despidieron el miércoles 14 de Julio en EE.UU. a la cantante cubana Olga Guillot, la reina del bolero, al ritmo de sus canciones y en la misma iglesia donde se realizó el funeral de su compatriota Israel "Cachao" López, el "Rey del mambo", en el 2008 y apenas dos días antes del aniversario del fallecimiento de otra grande del bolero: Celia Cruz.

Con flores blancas en las manos, cerca de 500 seguidores de la interprete de "Miénteme" desfilaron ante el féretro de Guillot. El ataúd, cubierto con la bandera de Cuba, fue llevado por representantes de algunas organizaciones del exilio cubano a la iglesia St. Michael's, en la Pequeña Habana, un sector de Miami que es el bastión de la diáspora cubana en el sur del estado de Florida.

Antes de ingresar a la iglesia, las personas entonaron el himno nacional de Cuba y aplaudieron como un homenaje a la legendaria cantante, quien como hemos comentado, se convirtió además en una voz de denuncia contra el régimen castrista tras huir de la isla caribeña después del triunfo de la revolución cubana. Así, activistas de grupos anticastristas como Vigilia Mambisa, la Brigada 2506 y ex prisioneros políticos hicieron turnos de unos 20 minutos al lado del féretro en el que estaba Guillot vestida de blanco y maquillada.

Su hija, Olga María Touzet Guillot, fue la primera en desfilar por el ataúd y la besó en la frente.

Antes de que comenzar el funeral, la carroza que transportaba el féretro hizo un recorrido por los lugares que Guillot solía frecuentar en la Calle Ocho de Miami: los famosos restaurantes cubanos Versailles y la Carreta.

La travesía incluyó la zona donde tiene una estrella Guillot, quien fue la primera cantante de origen latino que se presentó en el Carnegie Hall de Nueva York.

"Es un golpe muy duro y estar acá me viene la película. Me acerqué, le recé y cuando abrí los ojos vi a papi. No había vuelto acá desde que murió mi papi", dijo a Efe María Elena López, la hija de "Cachao".

Comentó que hace tres semanas había visto a Olga Guillot en el Versailles "y estaba de lo más bien".

Flor de Lotto, una cantante cubana y vecina de la artista ganadora de 14 discos de oro y 10 de platino, dijo a Efe llorando: "Nosotros los cubanos y los artistas vamos a tener muchos años de luto".

Miguel Saavedra, presidente de Vigilia Mambisa, lamentó la muerte de Guillot, quien también actuó en 16 películas y trabajó en teatro.

"Hemos perdido a Olga de Cuba y al mismo tiempo el exilio ha perdido a alguien para la batalla y la lucha de todos los días. Esto puede ser un momento para que los cubanos en la isla apoyen a organizaciones con las Damas de Blanco para conseguir la libertad de Cuba", dijo el activista.

Isabel Fernández, una cubana radicada desde 1973 en Miami, expresó a Efe que asistió al funeral porque la cantante "hizo mucho por Cuba y amó mucho al país".

El ataúd permanecerá en la iglesia hasta el jueves 15, día en que el arzobispo de Miami, Thomas Wenski, y monseñor Agustín Román, obispo auxiliar", oficiarán una misa en español. La hija de Guillot informó que el entierro será privado y se llevará a cabo el mismo jueves al concluir la misa.

Olga Guillot seguirá viva en nuestros corazones por siempre


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario que nos ayude a mejorar este blog

Estadística de visitas diarias