El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

octubre 30, 2010

110 años sin Lara (3): La sublime inspiración del bolero

En este blog dedicado al bolero en el Norte de España estamos desgranando la novelesca vida de un caballero andante: épica, misterio, controversia, nocturnidad y siempre pasión embelesada y desenfrenada, eran bombeadas con cada latido de su corazón hasta cada neurona del cerebro de quien se declaraba un "cursi" y un dandy y que supo como nadie transmitir la sutil esencia del amor, del desengaño, del deseo, de la pasión y de la esperanza, así como supo plasmar con palabras el mágico encanto de la inquietud y la angustia amorosa. Autodidacta, Agustín Lara trabajó incansable, esclavo de su propia inspiración, atento siempre a la esquiva presencia de las musas, espectante porque un leve detalle, casi imperceptible, se ampliase en su alma en forma de canción.... su música fue producto del trabajo constante de quien se sabía tocado por los dioses para la composición y en este capítulo desgranaremos la esencia de su inspiración, el divino manantial que Lara encauzó y dejó plasmado en sus más bellos boleros para que simpáticamente, hicieran estallar en los corazones de los oyentes la contenida esencia del amor que todos guardamos embalsada en el alma, derramada así por la sublime inspiración de un bolero. Lara solía estrenar, como vimos en u capítulo anterior, un bolero por semana en su programa "La hora íntima de Agustín Lara":

Desde este modo en capítulos anteriores (sobre estas líneas, el enlace o "link" al anterior artículo titulado "la hora íntima de Agustín Lara") analizamos la vida del genial compositor hasta su época más prolífica, desde 1930 a 1935. En esta época "de oro" acompañaron a Agustín Lara no sólo Juan Arvizu, como su primer cantate, o el tenor Pedro Vargas como su "cantante oficial", sino Ana María Fernández y desde 1932 Toña la Negra. Aqui tenen seguidamente el modo en que Agustín presentaba sus canciones en ese programa llamado "La hora íntima de Agustín Lara". "El flaco de oro" decía asi:
"Sus ojos tuvieron un instante de cansancio: El declive de sus pestañas de oro casi anunciaba el sueño, pero ella tenía, en su fatiga, la rumorosa música de un juramento...." ("hastío", de Agustín Lara, cantado y acompañado al piano por él mismo)

Como un abanicar de pavos reales
en el jardín azul de tu extravío,
con trémulas angustias musicales
se asoma en tus pupilas el hastío.
Es que quieren volver tus amores
de ayer a inquietarte
y me pueden robar el divino
pensar de adorarte.
Es que quieres sufrir
y volver a vivir tus desvelos,
o es que matan tu amor
poco a poco el dolor y los celos.
Has perdido la fe
y te has vuelto medrosa y cobarde;
el hastío es pavo real
que se aburre de luz en la tarde.
Si una vez se asomó
que no vuelva a tener la osadía
de manchar la esmeralda de tus ojos
vida mía.

Con Vargas y Ana María Fernández viajaban a menudo dando recitales por todo Méjico. Se cuenta en una anécdota que viajando los tres en tren de Campeche a Mérida, notaron que el maestro murmuraba para sus adentros ensimismado. Cuando por fin llegaron a la estación de Mérida, Lara les dijo: "Perico, Ana María: vámonos rápidamente al hotel Colón que tengo dos canciones en la punta de la lengua". Eran "Toda la vida" y el tango "Aunque quiera olvidarte". Así irrumpía la musa en el alma de Lara... lanzada en una cascada de serpentina y de alegría, mezclada con el confetti de quien ha amado mucho y ha sentido mucho.


Suenan cascabeles, en mi soledad
alfombra el confetti la policromada vereda del mar
música de vidrio, ritmo de cristal
melodía que esconde un vago perfume de perversidad

Deja que en el secreto de tus tristezas
duerman las golondrinas de mis pesares
Déjame en la limosna de tus promesas
y el bálsamo aromado de tus cantares
traza sobre mi boca la serpentina
de un beso que dibuje tus ansiedades
pinta un arco de luz en mi desilusión
serpentina que enredas mi corazón

Lara estrena cada día un tema de su inspiración en su programa de radio "La hora íntima de Agustín Lara" con su tenor favorito Pedro Vargas,y con su voz femenina favorita: Toña La Negra, en un programa que hizo popularísimos temas de insipiración jalocha, pues ambos llevaba muy a gala ser de Veracruz

Noche tibia y callada de Veracruz
Cuento de pescadores, que arrulla el mar
Vibración de cocullos que con su luz
Borda de lentejuelas la oscuridad
Borda, de lentejuelas, la oscuridad

Noche tropical, lánguida y sensual
Noche que se desmaya sobre la arena
Mientras canta la playa su inútil pena
Noche, tropical, cielo de tisú

Tienes la sombra de una mirada criolla
Noche de Veracruz, noche de Veracruz

En 1935 Agustín Lara realizó también la primera de sus giras por América del sur en compañía de Pedro Vargas, en el marco de un periplo que incluyó Brasil, Argentina y Chile. Así relata Vargas esta experiencia inolvidable: “A Brasil llegué muy fortalecido, con una buena voz y una garganta extraordinaria. Además, tenía la ventaja de que mi compadre Agustín había puesto, especialmente para mí, casi todas las canciones españolas. Lara solía decirme: Perico, esta canción es pa´ tu garganta. Y eso bastaba para que dondequiera que yo me presentara, lo hiciera muy confiado". En Buenos Aires, Lara conoce a Enrique Santos Discépolo, autor de muchos de los primeros tangos que florecieron en México, entre ellos "Esta noche me emborracho", cuyo origen está en el año siguiente, en el que Enrique Santos visitó México y Agustín Lara le envió al hotel un telegrama que decía: 'Oye, esta noche me emborracho... pero de gusto porque estás aquí'. Agustín Lara .compone en Buenos Aires "Arráncame la vida".

En estas noches de frio, de duro cierzo invernal
Llegan hasta el cuarto mío, las quejas, del arrabal
En estas noches de frió, de duro cierzo invernal
Llegan hasta el cuarto mío, las quejas, del arrabal

Arráncame la vida, con el último beso de amor
Arráncala, toma mi corazón, arráncame la vida,
Y si acaso te hiere el dolor, ha de ser de no verme
Porque al fin tus ojos, me los llevo yo

La canción que pedías, te la vengo a cantar
La llevaba en el alma, la llevaba escondida
Y te la voy a dar

Arráncame la vida, con el último beso de amor
Arráncala, toma mi corazón, arráncame la vida,
Y si acaso te hiere el dolor, ha de ser de no verme
Porque al fin tus ojos, me los llevo yo

Ese año de 1935 compuso para su "cantante oficial", Pedro Vargas uno de sus grandes temas: "Granada", compuesta exprofeso para su estilo de voz.

Granada, tierra soñada por mí
mi cantar se vuelve gitano cuando es para tí
mi cantar hecho de fantasía
mi cantar flor de melancolía
que yo te vengo a dar.
granada,
tierra ensangrentada
en tardes de toros.
mujer que conserva el embrujo
de los ojos moros;
te sueño rebelde y gitana
cubierta de flores
y beso tu boca de grana
jugosa manzana
que me habla de amores.
Granada manola,
cantada en coplas preciosas
no tengo otra cosa que darte
que un ramo de rosas,
de rosas de suave fragancia
que le dieran marco a la virgen morena.
Granada,
tu tierra está llena
de lindas mujeres
de sangre y de sol.

Entre 1931 y 1935, Lara compuso las "Suites Españolas": 31 canciones dedicadas a España. La inspiración de Lara por los temas españoles proviene de la lectura del libro "el embrujo de Sevilla" que le regalara su abogado José Helguero años atrás (en 1930) para que se entretuviese durante un ataque de apendicitis en el que estuvo muy grave y en recuperación. La obra era de un novelista uruguayo llamado Carlos Reyes. La obra está llena de casticismos de España y trata de toros y toreros. A Lara le fascinó tanto la canción que compuso Sevilla en 1931. (Canta Plácido Domingo)

Entre coplas de amores y penas
mujeres morenas, claveles y luz
yo quisiera vivir una historia
de tardes de gloria de sangre y azul
Con el ritmo de las bailaoras
musicar las horas tristes del vivir
y en la seda de sus pañolones
bordar corazones de inquieto latir
Sevilla
tierra de maravilla
reina de la mantilla
soberana del sol
Mujeres que saben de quereres
y convidan placeres
y convidan amor
Sevilla
jarra de manzanilla
boca de gitanilla
señora del cantar
Sultana
tu daga toledana
en mi alma mejicana
tu has venido a clavar

Si antes hemos escuchado a Plácido Domingo en un reciente interpretación de "Sevilla", no podemos por menos nombrar al tenor que acompañó desde 1930 al genial compositor, estrenando muchas de sus composiciones, el doctor Alfonso Ortiz Tirado (quien de hecho se presentó defendiendo un vals de Lara en un concurso en al que finalmente ganó Pedro Vargas, lo que lara le propuso ser desde entonces su teno oficial). El doctor Ortiz Tirado fue quien, según se cuenta, cosió la cicatriz de un joven Agustín Lara tras sufrir la brutal agresión que desfiguró su cara para siempre. Aqui le tienen en otra piez de la "Suite española" dedicada también a Sevilla: "Clavel sevillano"

Un clavel sevillano prendió en sus trenzas
despertando una fiebre de ansias inmensas.
Un clavel encarnado como una flama
que incendiara sus ojos de sevillana.

En su frente divina de tez morena
temblaron sus cabellos de nazarena.
Y todos los luceros se iluminaron
con la luz que a sus ojos arrebataron.

Clavel sevillano tan fresco y tan lindo
tu sangre manchara el mar rojo guindo.
Clavel que supiste sus ansias de amores
clavel que envidiaron toditas las flores.

España fue una de sus obsesiones, leyó muchos libros acerca de ese país y tenía una enciclopedia en la que subrayó todos los detalles sobre varias ciudades de la península. Le compuso a Sevilla (como hemos visto),a Granada, Murcia, Navarra, Toledo, a Madrid (ciudad a quien le dedicó un pasodoble en 1934, años antes del famoso schotis "Madrid") y a Valencia entre otras. (Canta el tenor Ramón Vargas)

Copla , coplero...
¡ copla valenciana ! .
La copla te quiere
tañer de campanas

Valencia mía jardín de España ,
quiero los aromas de tus jazmineros
para mi canción .

Valencia linda, que yo soñara ,
yo no sé qué tiene de tibia y de clara
la luz de tu sol ...
Valencia linda de los olivos ,
pétalo que cubre de sangre y de seda
mi pueblo español .

Valencia mía que yo soñara ,
yo no sé qué tiene de tibia y de clara ,
de clara y de tibia
la luz de tu sol ,

Bañan tus naranjos, las olas del Jucar
por eso en tus besos hay agua de azúcar ,
tienes la leyenda de los romanceros ,
por eso en tus ojos , ojos valencianos ,
tiemblan dos luceros ,
que son dos tiranos ,
ojos hechiceros ,
ojos valencianos .

Valencia mía ,
que yo soñara ,
yo no sé que tiene de tibia y de clara ,
de clara y de tibia
la luz de tu sol.
Valencia...
¡Valencia mía!

El último de los tenores oficiales de Lara fue Alejandro Algara, quien nos muestra otra pieza de esta monumental "suite Española": Murcia

Murcia es un rosal, es un cantar
rinconcito del que Dios no se olvido
y que tiene luz y tiene sol, tiene
tambien espinitas en la flor
Murcia es la Rosa de España !ay¡ !ay¡ !ay¡
Murcia es la Rosa de Grana !ay¡ !ay¡ !ay¡
son las mujeres de Murcia floración
de rosas en botón, que clavan sus espinas
porque tiene en su suelo más rosas que un mantón
es un puñado de flores bajo el sol
y si tus besos son pétalos de púrpura
deshójalos, júntalos, dámelos todos a mí

Eulalio Ferrer recuerda una anécdota en la que Luis Miguel Dominguín se vio envuelto:
Agustín Lara quiso ayudar a Eulalio a cortejar una dama, por lo que mandó cargar su piano en un camión de mudanzas para darle una serenata en plena avenido Álvaro Obregón de Méjico. Fueron a buscar al torero en un cadillac y desde su hotel en los alrededores de la plaza de toros hasta la casa de la chica, Lara estuvo desgranado su "Suite Española" en el piano subido en el camión en honor del gran torero español. Después, Luis Miguel se extrañó de que Agustín hubiera compuesto tan bellas canciones sin conocer España. “El Flaco” le repuso de inmediato: "Tampoco Julio Verne necesitó conocer África para describirla".

Cierta vez , iban Lara y Pedro Vargas en una coche hacia el castillo de Chapultepec para una fiesta del ingeniero Pascual Ortiz y de repente Lara le gritó: " Perico, para, para !!! yo me bajo, no puedo ir a la fiesta, me vuelvo corriendo para casa. Así lo hizo, con gran enfado para Pedro Vargas, para componer "Golondrinas". Como tántos otros, fue estrenado en su programa de radio de la XEW "La hora íntima de Agustín Lara" y a quien, como era su costumbre, Lara introducía con una poesía de su inspiración.

Golondrina de volar ligero,
Golondrina que buscas tu alero,
Llegaste a mi ventana
Cuando yo componía
Uno de tantos salmos
A mi melancolía.

Golondrina que rozas mi vidriera,
Con tus alas de negro terciopelo
Golondrina fugaz y aventurera,
Que buscas tus quereres junto al cielo.

Golondrina de vuelo trashumante
Que tu ruta de amores has perdido,
Yo te daré calor vivificante,
Junto a mi corazón tendrás tu nido.

Empezando el año 1936 Lara volvió en una segunda giras a América del sur en especial en Argentina, a la que acude de nuevo con Pedro Vargas, donde conoce a Carmen “La Chata” Zozaya, una joven cantante colombiana. En esa gira coincide también en Buenos Aires con un joven actor y cantante, ya conocido suyo, muy solicitado del momento, y a quien Hollywood había ya tocado: José Mojica. La Argentina de finales de los años 30 y principios de los 40 era un país donde los cantantes mejicanos eran especialmente bien recibidos y así el Doctor Ortiz Tirado y José Mojica eran habituales de muchas salas de concierto argentinas. Las figuras de Leo Marini o del español bilbaíno Gregorio Barrios, junto a la de Fernando Torres despuntaban junto con la estrella indiscutible que era Libertad Lamarque. (El siempre cálido recibimiento de los boleristas en Argentina hizo que Juan Arvizu, aquel que cantó por primera vez las composiciones de Agustín Lara, decidiera quedarse allí cerca de veinte años, como también hizo posteriormente el cubano "Bola de Nieve" y recientemente todos los hijos de Ibrahim Ferrer). Precisamente el queretano Juan Arbizú regresó a Méjico para inaugurar junto a Angelina Bruschetta la segunda esposa del compositor, el museo de Agustín Lara el 9 de Septiembre de 1984, interpretando por última vez en público, despidiéndose con un tema de Agustín Lara “Solo una vez”. “El Tenor de la Voz de Seda”, falleció meses después, el 14 de Noviembre de 1985. No hemos podido conseguir la versión de Juan Arbizú, pero si esta grabación de la RCA Víctor, con Agustín Lara y Pedro Vargas:

Sólo una vez tu boca primorosa
iluminó con besos mi querer.
Fue un leve palpitar de mariposa
fue un capricho tu alma de mujer.

Por ser tu vanidad tan exquisita
con toda tu maldad y tu altivez
daría toda mi sangre muñequita
porque tú me besaras otra vez.

Con el cálido recibimiento de Lara en Buenos Aires, encuentra inspiración para el tango. Lara, que ya había compuesto el mencionado "Arráncame la vida", pudo componer varios de sus más memorables tangos, como este "vuelve otra vez"

Rufiana plana llena, chulón mentiroso
hacés la vida buena sólo porque querés
tenés bien escondida la daga de una pena
habés dado la vida y todavía perdés
venís toda la noche con polvo del camino
no ha cambiado el destino tu modo de pensar
y sólo se te escucha repetir en la sombra
aquella cancioncita que quieres olvidar
vuelve otra vez, y muérdeme la boca
y mírate en mis ojos: vuelve otra vez
se me has engañado, que a muchos has besado
pero vuelve otra vez

La mayoría de las composiciones de tango de Lara ellos fueron grabadas posteriormente por Libertad Lamarque y entre los que sobresalen , "Mentira", "Reproche", " No tengo la culpa", "Canalla", "El cofre", "Lejos", "Como te extraño", "Consejo", "Lo de siempre", "Adiós" o este fabuloso "Carita de cielo".
Adiós, me dijo adiós
y se oyeron dos besos
como dos ecos de dolor;
de sus labios de rosa
que yo tanto adoraba
brotó de un latigazo
la ofensa que dolió.

Cruzó por mi memoria
todo el dolor pasado,
y emborronó su historia
con un amante más.
Ella marcó mi destino,
yo solo sigo el camino,
yo solo se que no encontré
quien endulzara mi vida;
caro pagué la jugada,
mi alma quedó abandonada.


Llorando una guitarra
su canto arrabalero
y en la calle desierta
igual que un alma en pena...

Llorando una guitarra
su canto arrabalero
y en la calle desierta,
igual que un alma en pena
llorando su recuerdo..

Carita de cielo,
muchacha temprana,
aquella mañana
te dije te quiero
bajo un limonero.

Carita de cielo,
rosa tempranera
si al cielo mirara
en el cielo viera
sonriendo tu cara


Poniendo la mano sobre el corazón
quisiera decirte al compás de un son
que tú eres mi vida
que no quiero a nadie
que respiro el aire, que respiro el aire
que respiras tú.

Amor de mis amores
alma de mi alma,
regálame las flores
de la esperanza
permite que ponga en tus labios
toda dulce verdad que tienen mis dolores
para decirte que tú eres el amor de mis amores.

Libertad Lamarque fue la referencia de Lara en Argentina, donde ella era todo un ídolo en los años 50 (aqui la tienen en 1953 acompañada por Agustín Lara y su orquesta en el bolero de Lara "Pecadora")

Aquel viaje que Lara realizó a Argentina en 1953 fue muy productivio, pues adeamás de conocer a muchas figuras que, como Lamarque, fueron grandes intérpretes de su música, extendiendo así el bolero a su modo por Argentina, también Lara se empapó de aroma del tango, ese ambiente noctámbulo y de lugares de mala reputación que le eran tán habituales. En aquellos años estban muy de moda tres estilos ( que en Santander, España, que era la capital cultural del país entonces, hacía "furor": el tango de suramérica, el bolero de centroamérica y el charlestón - fox de norteamérica. Lara no estuvo lejano de estas modas, y así tuvo varias composiciones de los tres estilos que aumentarían su fama como este "azul"

El mismo Tema, incorporado con letra, fué interpretado a su vuelta a Méjico por Toña la Negra, en su programa "La hora íntima de Agustín Lara"

Cuando yo sentí
de cerca tu mirar,
de color de cielo,
de color de mar.
Mi paisaje triste
se vistió de azul,
con ese azul
que tienes tú.
Era un día nublado,
era un día sin sol,
era un "no me olvides"
convertido en flor,
Azul...
como una ojera de mujer,
como un listón azul, azul...
de amanecer

Por su parte, Pedro Vargas aprovechó el éxito de temas como Valencia en el Teatro Fábregas, Granada o "El novillero" de Agustín Lara en Méjico para divulgarlos en sus giras. De este modo recoge el propio Pedro Vargas su experiencia aquel año de 1936, cuando se presentó acompañado del pianista Pepe Agueros en Rio de Janeiro contratado en un casino como segunda figura, tras el cantante francés Jean Sablom para cantar tan solo 4 canciones. Pedro Vargas comenzó diciendo: "Les voy a cantar la canción que más éxito ha tenido en México, que es Granada” y comenzó a interpretarla con mucho sentimiento, pero el público le aplaudió muy fríamente. "Sin embargo, no me dí por vencido y para animar un poco la velada le dije a mi pianista: Pepe, síguete con Novillero. Parece mentira, pero a Novillero me la aplaudieron más”, afirmó Pedro Vargas. "Entonces decidió atacar con Valencia, que fue igualmente recibida con pasividad. “Yo me quedé frío de nuevo y ya me quería ir, pero debía cantar una canción más para cumplir con lo estipulado”. En ese momento, Pedro Vargas recordó que en México, la última canción que Agustín Lara le había hecho para estrenarla en el Teatro Alameda -una pieza muy romántica-, había sido muy aclamada por el público. “Pepe, vamos con Flor de lis -le dije. Sin mentirles: la canté con toda el alma y cuando acabé de cantarla me encontré rodeado de bolsos de señoras, sombreros, flores y hasta bastones de señores que, por la emoción, me habían arrojado al escenario”. Con ese público enardecido decidí seguir cantando otras piezas como Farolito, Marimba y Mujer, todas las canciones románticas de mi compadre. Y entonces empecé mi camino cantando ese tipo de melodías”.


Por tu cara, por tus ojos,
por tus ojos
que parecen dos gotitas de agua clara,
por tu boca temblorosa,
por tu risa que resuelves
en sonrisa luminosa,
luminosa.
Flor de lys, flor de lys,
marquesita que tiene un lunar,
floración de blasón.
En tu voz hay cadencias de vals.
Linda flor que se abrió.
Sensitiva mujer de alabastro,
sonrisa que se atreve
con la timidez del beso
que se roba
por primera vez,
como aquél que te dí.
Flor de lys, flor de lys.

Otra anécdota que indica la extensión y popularidad que tenían entonces los temas de Agustín Lara nos la proporciona también Pedro Vargas, cuano viajó a Buenos Aires aquel mismo año de 1936, donde tuvo la oportunidad de alternar con Pepe Arvizu y también con Alfonso Ortiz Tirado, contratado para hacer un programa radiofónico una vez a la semana, pero ocurrió que ambos intérpretes mexicanos ya habían cantado todo el repertorio del flaco de oro Agustín Lara. Pedro Vargas lo cuenta así: “Al mes del contrato, el dueño de la estación de radio me dijo: Oiga Pedro ¿y usted no tiene otras canciones? Porque aquí todas las que usted ha cantado ya se conocen". Vargas rescató así boleros como "señorita sonrisa" que cantara junto a Lara en su programa "La hora íntima de Agustín Lara", de la que recogemos la introducción poética que hacía el propio Lara en aquel inmortal programa de radio.
La popularidad obliga a Lara a continuas actuaciones, presentaciones y giras.
Según propio testimonio, sus variados intentos de ser empresario a la par que artista le llevaron a la ruina varias veces. Su tren de vida y mantener su leyenda no ayudaban precisamente a mantener unas cuentas saneadas.
Relata Pepe, un primo de las hermanas Aguila, que conoció a Agustín Lara porque era copropietario de una flotilla de taxis y salvó al poeta de "un problema delicado". Agustín tenía relaciones amorosas con la esposa de un personaje influyente y éste, después de localizar el edificio donde estaban los tórtolos, sitió el lugar: cortó el agua y la luz e impidió que les llevaran alimentos. ¡Una operación militar para desalojarlos, y seguramente capturarlos! Pepe tuvo la idea de sacar al maestro disfrazado de mujer con las ropas de una sirvienta que se prestó a la maniobra, el plan fructificó y cuando quedó a salvo, el maestro le dijo: "¿Cómo puedo pagarle este favor?". Pidió que conociera a sus primas que deseaban cantar profesionalmente, Esperanza y María Paz, las "hermanas Águila" que interpretaron magistralmente muchos de los bolero de Lara:

Dame un poquito de tú amor, siquiera
Dame un poquito de tú amor, nomás
Dale a mi boca la ilusión, primera
Ese beso, que nunca, olvidara
Porque deja la huella insensata, del primer olvido,
Porque así como yo te he querido, no querré jamás

Dame un poquito de tú amor, siquiera
Dame un poquito de tú amor, nomás

Obligado es decir lo manirroto y desprendido que fue siempre con todos los que le rodearon. La necesidad le obligó a salir a escena una y otra vez. No era el único. Eran tiempos donde los derechos de autor y de intérprete eran sistemáticamente conculcados por las grandes compañías y sus “trust”, que incluían matones de pocos escrúpulos y estructuras pseudo mafiosas. Por otro lado, existía una indudable moral estricta (la propia familia de Lara lo era) regida por normas de buena educación que rechazaban lo explícito de la temática de las composiciones de Lara, hasta el punto que el Ministerio de Educación mexicano prohibió sus canciones en los años 30 y la Liga de la Decencia, diez años más tarde, censuró algunos de sus temas por considerarlos inmorales. El propio Agustín Lara puso a nombre de su hermana Mª Teresa algunas canciones para salvarlas de las leoninas condiciones de algunos contratos firmados en tiempos de escasez. ( Bolero "Pobre de mi")

Sol de mi vida, luz de mis ojos
Siente mis manos, como acarician tu tersa piel
Mis pobres manos, alas quebradas
Crucificadas, crucificadas, bajo tus pies

Abre los brazos, maravillosos
Y entre sollozos bébete mí alma, que es para ti
Que culpa tengo, de ser tan tuyo,
De que tu orgullo sea mi cadena, pobre de mí

Sol de mi vida, luz de mis ojos
Siente mis manos, como acarician tu tersa piel
Mis pobres manos, alas quebradas
Crucificadas, crucificadas, bajo tus pies

Abre los brazos, maravillosos
Y entre sollozos bébete mí alma, que es para ti
Que culpa tengo, de ser tan tuyo,
De que tu orgullo sea mi cadena, pobre de mí

A finales de 1936 Lara viaja por primera vez a Europa, pero no a España (que estaba muy revuelta y prácticamente envuelta en una guerra civil), sino a París. Se instaló en un lujoso departamento con su pareja Carmen la Chata Zozaya y con los amigos que lo acompañaron, "Chacho" Ibañez a quien Lara llamaba el "Muerto de la Colina", que era joyero y su acreedor principal, el poeta Fernando de la Llave y la bailarina Rosita Téllez Wood, cuya hermana Lolita acababa se suicidarse tras encontrar a su novio, el santanderino Emilio Tuero (compañero de Lara en la XEW de Méjico), en brazos de la bailarina Juanita Barceló. Lolita le reclamó y fueron a discutir al carro de Tuero, donde le amenazó con un arma que se disparó a mitad de la discusión se disparó, barajándose durante mucho tiempo que el propio barítono de Argel fue quien disparó el arma. (Lara no era ajeno al Méjico de balasera violento, al bolero ranchero y a la propia ranchera. Un tema que ilustra la anécdota de Tuero. Canta Miguel Aceves Mejía, grabado varios años después, en 1949)

Se me hizo fácil
borrar de mi memoria
a esa mujer a quién
yo amaba tanto.

Se me hizo fácil
borrar de mí ese llanto.
ahora la olvido
cada día más y más.

La abandoné
porque me fue preciso,
así abandono la mujer
que a mí me ofende.

Voy a buscar un amor
que me comprenda,
la otra la olvido
cada día más y más.

La abandoné
porque me fue preciso,
así abandono la mujer
que a mí me ofende.

Voy a buscar un amor
que me comprenda,
la otra la olvido
cada día más y más.

Juan José Arreola, en su ensayo “Agustín Lara, imaginario” notó la huella del poeta francés del siglo XIX Baudelaire en composiciones como "El cisne" que dice:
Cisne que Dios pintó en cristal,
dame el marfil de tu perfil ritual,
beso de luz, rubor nupcial,
nítido albor, pálida flor del mal…



La pequeña suite francesa escrita por Lara refleja su visión de París, deudora de sus lecturas románticas. Para el compositor, la ciudad era un símbolo del amor y la literatura que Renato Leduc, compañero de esos días (y después exitosísimo presentador de televión en Méjico), a quien se encontró en el Café de la Paix resume con estas palabras:
"Bajo el nombre de París se conjugaban —y se conjugan— una serie de historias de cursilerías debido, entre otras cosas, a que en la capital de Francia se pueden apreciar los escenarios que sirvieron de marco a muchas lecturas de nuestra juventud.
Sus cafés eran los sitios de reunión de artistas como André Breton, Benjamin Péret, Leonora Carrington, Max Ernst, Remedios Varo, Louis Aragon, Leonor Fini y Pablo Picasso. En la esquina de la rue Delambre y el Boulevard Montparnasse estaba el café Le Dôme en donde años antes se reuniera Lenin con las personas que hicieron posible la Revolución Rusa y que para los años treinta era punto obligado de reunión. Era famoso un bar propiedad de un vasco-francés llamado Carrie porque era sitio de reunión de personajes como Hemingway y Scott Fitzgerald; éste fue uno de los sitios a los que llegó Lara a tocar el piano. Sin embargo, la idea que el compositor albergaba de la ciudad era la que le había dejado años antes la revista teatral Voilà le bataclan! que en 1925 una empresaria francesa, Madame Rasimi, había traído a México. En ella se mostraban canciones francesas cantadas por jóvenes bailarinas que por primera vez en la escena mexicana salían a bailar enseñando las piernas desnudas, sin medias".

Renato Leduc, que llevaba cuatro años viviendo en la ciudad y conocía sus burdeles, sus prostitutas y a todas las Mesdames más respetable, luego de dos semanas de deambular por las calles de París, le propuso a Agustín ir a visitar a las “pirujillas francesas” del "Un,Deux, Deux" en el 122 de la Rue de Provence, muy cerquita de la Place des Saussaies, al que para entrar había que apuntarse en una lista y esperar día, y que era regentado por un argentino llamado Marcel Jamet, y que tenía como clientela a Fernandel, a Jean Gabin, ministros, intelectuales, escritores, periodistas y músicos, poetas y personalidades de Hollywood como Bogart, Cary Grant, Tyrone Power, Chaplin y Leopoldo III, el rey de Bélgica... Leduc le dijo que conocía allí a una pelirroja que se llama Colette y le dijo que conocía las canciones de Lara... ( Canta Mireille Mathieu "Maintenant où jamais")

Lara visitó en cabaret del cubano Eduardo Castellanos, donde dos años después actuaría Machín en su visita a París en 1938, cuando llegó acompañado de Moses Simons, autor de "El manisero" y de "Marta" y que decidió quedarse en París sin acompañara a Machín a España cuando en 1941 estalló la segunda guerra mundial, siendo encarcelado y deportado a un campo de concentración alemán en Francia. La influencia de estos cubanos dejó su impronta en cantantes franceses como Tino Rossi que grabó "el danzón" de Simmons.

Lara ha tenido una fuerte influencia del modernismo y en particular de Rubén Darío. Le presta a Rubén Darío algunos de sus temas para decir que él sintió de cerca su mirar y que su "paisaje triste se vistió de azul". Sin duda, Azul, Hastío, Mujer, Tus pupilas y otras composiciones de Lara, tienen una clara pincelada de modernismo, como aquello de las "trémulas angustias musicales" que hacen del hastío un "pavo real que se aburre de luz en la tarde". En la poesía de Lara se encuentran entonces, mujeres alabastrinas (Mujer), tristes jardines con el encanto de tus perfumes (Rosa), la sombra azul de las ojeras de mujer que son un pedazo de cielo azul (Azul y Tus pupilas), ojos diáfanos como gotas de cristal (Pecadora), pupilas de luz, (Tus pupilas), el atardecer que ve en sus ojos (Como dos puñales), abanicar de pavos reales en el jardín azul de tu extravío (Hastío), cisnes que Dios pintó en cristal, (El cisne) y lunas que brillan en lagos de cristal (Janitzio). Más allá de la probable influencia del modernismo y en particular de Rubén Darío, hay que rescatar la calidad poética de sus composiciones. La verdad es que la academia está en mora de hacer un estudio serio de la poesía de Lara y situarla en su verdadera dimensión literaria. (Canta Amparo Montes el tema "Janitzio" de Lara)

Son las redes de plata un encaje tan sutil
mariposas que duermen en la noche de zafir,
como brilla la luna sobre el lago de cristal;
así brillan tus ojos cuando acaban de llorar
de serenata de plata y organdí
quejas para la ingrata que por traidor perdí

plenilunio de gloria historia que se va,
ilusión que se pierde y que nunca volverá.
Si me mata tu ausencia, si me ahoga la inquietud
si no me tienes clemencia para esta esclavitud
que las aguas se lleven mi llanto y mi dolor
que recoja Janitzio el perfume de mi amor

En 1937, Lara incursiona por segunda vez en el cine (ya hizo la música para "Santa") con la película "Novillero". No hay que olvidar que a Lara le encantaban los toros y que a lo largo de su vida el gran compositor escribió seis pasodobles a sus toreros favoritos: Fermín, Gitanillo, Novillero, Valiente, Silverio y El Cordobés.

El primero de estos pasodobles está dedicado al torero coahuilense Fermín Espinosa (1911-1978), conocido como "Armillita Chico". Este fue uno de los toreros preferidos por Agustín a principios de los años treinta. Es probable que haya presenciado gran parte de las 15 corridas que dio a lo largo de 1932 y 1933, cuando el joven torero aún contaba con 22 años. "El Novillero" se lo dedicó a Lorenzo Garza (1909-1978), a quien sus fans llamaban: "El ave de las tempestades". En esta ocasión es Juan Arvizú, "el tenor de la voz de seda" que fué además el primer intérprete de Lara en sus inicios.

Un domingo en la tarde se tiró al ruedo
para calmar sus ansias de novillero.
Torero, valiente despliega el capote sin miedo
sin miedo a la muerte.
La Virgen te cuida, te cubre su manto
que es santo mantón de Manila.
Muchacho te arrimas lo mismo en un quite gallardo
que en las banderillas.
Torero, quién sabe si el precio del triunfo,
lo paguen tu vida y tu sangre.
Muchacho te arrimas lo mismo en un quite gallardo
que en las banderillas.
Torero, quién sabe si el precio del triunfo,
lo paguen tu vida y tu sangre.

El otro torero mejicano homenajeado por la música de Agustín fue Luis Castro "El soldado" (1912-1990), quien había nacido en la Ciudad de México, en el barrio de Mixcoac. Se le llamaba así porque jugaba cuando niño a ser soldado gracias a la ropa que le regalaban los soldados de un cuartel que quedaba a pocas calles de su casa. Cuando "El soldado" estuvo la primera vez ante un toro hizo una faena espléndida a pesar de que nunca antes había pisado un ruedo. "El soldado" era considerado el torero mejor vestido de México. De él, decían los cronistas taurinos "El torero más caro del mundo". Fue en 1937 cuando Agustín le dedicó su pasodoble:
Tu estoque se vuelve bayoneta;
bandera, tu muleta,
Soldado de verdad.
España, doliente,
en un beso te ha mandado
la fama que te ha dado de Soldado valiente.
De igual modo, años más tarde, Lara dedicó un pasodoble a Manuel Benítez "el cordobés", aunque mantenía una estrechísima amistad con Manolete (a quien, sin embargo no le dedicó ningún tema que se conozca). "El cordobés" era, sin duda, el torero español más carismático de la época.

En el Méjico de 1941, triunfaba la voz del santanderino Emilio Tuero, quien estrenó el bolero "Bésame Mucho" de una jovencísima Consuelo Velázquez, que trabajaba como pianista clásica en la emisora XEW, donde Lara seguía manteniendo su programa "la hora íntima de Agustín Lara" y quien, como el mismo Emilio Tuero, decidió iniciar su andadura en el cine (que ya empezara musicalmente con "Santa"), colaborando fugazmente en la película "Virgen de Medianoche" dirigida por Ulises Guzmán con guión de Marco Aurelio y Pedro Galindo, con la actriz y cantante española (aunque nacida en Paris) Manolita Saval (madre del actor Manuel Saval) que comenzó su carrera artística como cantante lírica interpretando la ópera "Marina" en Valencia. Ese año Lara realiza una nueva gira por Suramérica, acompañado por Carmen Zozaya (quien había contraído matrimonio con el pianista en 1939). En Valparaíso conoce al pianista cubano Isidro Benítez, que junto a su conjunto de músicos acompañan a un joven Leo Marini a grabar su primer disco para el sello Odeón, en el que incluyen el tema de la reciente película en la que interviene Lara, "Virgen de media noche" (de Pedro Galindo) y el bolero de Lara "Puedes irte de mí", junto a dos temas de Luis Aguirre ("Inútilmente" y "Cerca de ti"). En Buenos Aires vuelve a encontrarse con José Mojica, que meses antes, en 1940, había perdido a su madre (para quien adquirió la Antigua Villa Santa Mónica en San Miguel de Allende, Guanajuato, México, donde murió) y se encontraba inmerso en una crisis religiosa por lo que había decidido dejar la música profesional. Lara le compuso el bolero "sólamente una vez" cuando el gran tenor mejicano le confesó su decisión de convertirse en fraile franciscano y ese mismo año el mismo Mojica lo interpreta en su última película en Argentina, titulada "Melodías de América". El año siguiente ingresa al seminario Franciscano de Cuzco en Perú adoptando el nombre de Fray José de Guadalupe Mojica.Aqui tienen a Agustín Lara interpretando junto con su orquesta el bolero "sólamente una vez"

Solamente una vez
ame en la vida,
solamente una vez
y nada mas
una vez, nada mas
en mi huerto brillo la esperanza,
la esperanza que alumbra el camino
de mi soledad
Una vez, nada mas
se entrega el alma
con la dulce y total
renunciacion,
y cuando ese milagro realiza
el prodigio de amarse,
hay campanas de fiesta que cantan
en el corazon...

Agustín Lara y la colombiana Carmen Zozaya (que le acompañó en sus últimas giras hasta entonces) estuvieron juntos hasta principios de los años cuarenta. Los continuos devaneos del pianista y su vida noctámbula acabaron por romper la pareja. Se conoce, por ejemplo, el romance con Raquel Díaz de León, allá por 1943, que fue una mujer a considerar en su vida,y a la que conoció cuando esta trabajaba como "mujer de la vida" en el club " Las Mejicanitas" de Graciela Olmos al que ya hemos comentado que era asíduo. Aunque es innegable que fueron muchas las que se sentían atraídas por el enorme magnetismo que tenía para las mujeres y a pesar de su aspecto algo cursi y patibulario, pues ejercía de dandy y gustaba de las buenas ropas y sombreros y del cuidado de su aspecto en general, con lo que compensaba su desfigurado rostro y el hecho de que usara dentadura postiza.
El Feo (Chotis). Agustín Lara
Todos los hombres más feos conquistan las hembras más guapas,
Agustín Lara y un tal Sinatra.
En cambio yo que nací un pollopera,
aquí me veis con la lengua fuera.
He visto gordos y flacos sin sal ni talento
lucir del bracete de un monumento.
Ah! yo quisiera ser feo
para lucir del bracete una chica gachis. Que si!
Voy a ver un cirujano especialista en lo facial,
para que me cambie a mi este perfil que tengo yo, angelical.
Y de ser así, voy a lucir super gachis,
la gente dirá que soy un adonis.
Cuando termine de cantar este chotis.
En el siguiente capítulo de esta biografía del "Flaco de oro" veremos los grandes amores de este "feo": María Félix y Yiyi, para demostrar que en el mundo del bolero, anímico y donde el corazón manda sobre la razón anulando todos los sentidos, la verdadera belleza se encuentra dento, luminosa y radiante en el caso de Lara, y que su explendor logra iluminar las sombras de todos los corazones que se sitrúan bajo el farolito de un bolero de Agustín Lara, como le ocurrió a la bellísima María Félix y lo contamos en un artículo que titulamos "amores de bolero":

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario que nos ayude a mejorar este blog

Estadística de visitas diarias