El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

octubre 30, 2010

110 años sin Lara (5): Agustín Lara y España

En un blog anterior hicimos referencia a las dos mujeres más importantes en la vida Agustín Lara: María Félix y Yolanda Santacruz "Yiyi". Contamos que "La Doña" se separó del "Flaco de Oro" y se vino a España a rodar algunas de su más exitosas películas, mientras Lara quedó junto a Yiyi, escribiendo entre otras obras, el pasodoble "Madrid" y revisando su antológica "Suite Española" en la ilusión de poder venir a la madre patria.

http://tempodebolero.blogspot.com/2010/10/110-anos-sin-lara-4-amores-de-bolero.html

Cumpliéndose 110 años del nacimiento de Agustín Lara, en este blog del bolero en España no podemos por menos que hacer una referencia a su paso por nuestro país, con el que siempre estuvo muy unido y en que dejó una impronta indeleble en el alma de carácter español y escribió páginas musicales que son ya parte de la idiosincrasia española. A este lado del Atlántico, la figura del genial compositor sigue venerándose y, especialmente en los corazones de los muhos aficionados al bolero, sigue germinando el rosal de pasión encarnada y el clavel de sangre encendida que dejó plantado en el alma española y que brota y florece con cada bolero del maestro que se canta, 110 años después de su nacimiento, en mil gargantas aqui en España, en su España a la que besó y llamó "Madre". (En la fotografía, Lara con vestido español)


En 1954 el Casino Español de la Ciudad de México organizó lo que sería el primer viaje de Lara a España, que el compositor realizó en compañía de Yiyi. Para el músico fue un viaje inolvidable y un reencuentro con sus raíces. Se cuenta que cuando llegó por primera vez a la capital de España, se arrodilló, besó la tierra y dijo: "¡Hola madre! ¿Cómo has estado?".
Veinte años antes Lara había compuesto las 31 canciones de sus "suites española" (entre 1931 y 1935) con canciones dedicadas a Valencia, a Murica, a Sevilla..., y diez años antes, su Schotis "Madrid". "granada" fue estrenada por Pedro Vargas en 1935, sus pasodobles eran interpretados en muchas plazas de toros... Lara era, definitiva entonces un ídolo en España. Sobre todo, en ese primer viaje pudo conocer a muchísimos productores, agentes y músicos, que en seguida le propusieron que volviera en un segundo viaje, con contratos de actuaciones y colaboraciones en películas. Lara volvió a Méjico con ilusión de trabajar en los proyectos que surgieron en su querida España. La noticia de esta primera visita de Lara a España pasó, sin embargo, apenas desapercibida para la prensa, pues estuvo auspiciada por la colonia republicana española de Méjico, que era la que dirigía el Casino Español que organizó el viaje. Sin embargo – y también gracias a ello-, Lara pudo disfrutar del ambiente madrileño intensamente, recorriendo los lugares de los que había leído tanto y empapándose de música y de su vida nocturna y sus paseos en esas tardecitas calladas, empapándose de los olores de Madrid.



Tardecita callada, que te bañas de luna
tardecita de amores que nunca olvidaré
tu serás en mi vida, como una ramo de flores
como esas bocas lindas que nunca besaré
Tu serás en mi mente el recuerdo bendito
de algo tan inefable que nunca olvidaré
tardecita de amore y de ensueño infinito
tardecita de olores que nunca olvidaré


Sin embargo, poco duró la estabilidad en el hogar de Lara: meses después de regresar de España junto a Lara, Yolanda Santacruz decidió marcharse, sin avisar a principios de 1956. En sus memorias, Yiyi asegura que una noche se acostó pero no pudo dormir, se pasó la noche llorando "es que hay ocasiones en que no sabes lo que quieres, pero si lo que no quieres. Pensando así, concluyó mi duda. No quería seguir con Agustín". Esos tres años de placidez, acabaron de este modo drástico para Agustín Lara, que se ve envuelto de nuevo en un frenesí noctámbulo y se dice que cayó en una depresión, según relata Ricardo Garibay, quien con motivo de la confección de un guión de cine que se fraguó dos años después en la película "la vida de Agustín Lara", el "Flaco" le contaba su vida todas las tardes, y le dijo entonces, cuando se veía sin Yiyi y tenía cincuenta y seis años:
"La vida es un suspiro, un suspiro.... y ya se lo llevó el carajo"
Este es uno de los muchos poemas dedicados a "Yiyi":

tú. la de los ojos tristes
casta israelita que al mirarme insistes
en ser el hada que mis sueños guía,
cual sulamita de ancestral poesía,
niña gentil...¡la de los ojos tristes!...
¿con qué ropaje del ayer te vistes?
¿habló contigo alguna vez maría?
¿viste a jesús de nazaret un día?
¿en cuál pasaje de la biblia existes?
david te cubre con su estrella santa,
y en sus cantares, salomón el grande
con su ternura paternal te canta...
déjame siempre, que tu luz demande
para que mi alma al besar tu planta,
al ver tus ojos...¡se levante y ande!...




En 1956, Lara continuó componiendo y colaborando en el cine, como en la película "tropicana" dirigida por Juan J. Ortega, quien la rueda en Cuba, en la que un inmenso Agustín Lara le canta "Señora Tentación" a la deliciosa Evangelina Elizondo cabecera del cartel junto al galán cubano Rafael Beltrand y Abel Salazar. Evangelina Elizondo ya había rodado con grandes estrellas de la canción, como Andy Russel en "Mi canción eres tu" y "viva la juventud", con Bobby Capó y Tito Guizar en "Música en la noche"(1955), y con Miguel Aceves y Alfredo Sadel en "Tu y la mentira" en ese mismo año 1956. Aqui tienen ustedes una versiónde Alejandro Algara, el último intérprete que acompañó a Lara, cuando cantó conél en España, cantando este tema "Señora tentación para la televisión años después, en 1964.



El encanto de mi fantasia
A tu mirada
El dolor y la melancolia.
Quiero decirte
Mi trivial cancion
Quiero cantarte
Señora Tentación.
Señora Tentación
De frivolo mirar
De boca deliciosa
Ansiosa de besar.
Mujer hecha de miel
Y rosas de botón
Mujer encantadora
Señora Tentación.
Romantica mujer
Si fueras mi expiacion
Quisiera tu sonrisa
Ceniza de ilusión.
Quisiera el sortilegio
De tus lindos ojazos
Y el nudo de tus brazos
Señora Tentación.


En 1956 volvió a España para cumplir los contratos que le ofrecieron en su primer viaje. Entonces, la figura española que polarizó toda la curiosidad de Lara hacia "lo español" fue Lola Flores (cuya carrera empezó a catapultarse en el Norte de España, donde Hidalgo, su representante, le consiguió en 1941 una gira por el norte de España, consiguiendo su primer éxito en el café Arrieta de Gijón, ganando ya doscientas pesetas diarias, donde introdujo la canción que le dio fama entonces: "El Lerele", del maestro Currito Monreal). Películas como "embrujo" y "la niña de la venta", junto a discos donde se la presentaba como "la reina de la canción popular española", la hicieron famosísima en Méjico, donde realizó varias galas, en una de las cuales, antes de 1956, conoció a Agustín Lara, quien se dice se inspiró en ella y su modo de cantar para componer varios temas de sabor español:


Yo fui la encantadora mariposa
Que vino a los jardines de tú vida
Yo fui la princesita candorosa
Que ilumino tu senda oscurecida
Yo fui de tus quereres la sultana
La divina mujer sensual y altiva
La emperatriz radiante y soberana
Que en tus redes de amor, quedo cautiva
Si tus besos pudiera lograr,
Que de mí se alejara el rencor
Nunca, nunca te podría olvidar
Aún muriendo cautiva de amor
Nunca, nunca te podría olvidar
Aún muriendo cautiva de amor


Lola Flores ya había intervenido en varias películas en Méjico, en especial "ay pena, penita pena" en 1953, junto a Luis Aguilar y Antonio Badu, donde hace una versión en flamenco del tema "tu solo tu" junto a estos dos fantásticos cantantes.


Desde la primera visita de Lara, se comenzó a escribir la trama de su primera película rodada en España, aprovechando así la fama de Lola Flores y del "flaco de oro", se ideó el tema de la película "Lola Torbellino" ese año de 1956 dirigida por René Cardona, según el cual La bailadora Lola conoce una noche al gran compositor mejicano Agustín Lara. Éste le propone viajar a Méjico donde le promete varias actuaciones. Lola decide marchar con él y hospedarse en su casa. Allí conocerá a Luis Aguilar de quién se enamorará. El propio Lara le dará su consentimiento de forma resignada, a pesar de estar también enamorado de ella. La película tuvo un gran éxito en España, donde se estrenó el 25 de Junio de 1956 en el cine "Capitol" de Madrid.Tres amores: Lara, Luis Aguilar y Lola Flores. En la película cuyo argumento, junto con la película anterior, desencadenó el comentario popular de que Lola tuvo un romance con Luis Aguilar.


La personalidad de Lola Flores inspiró a Lara el tema "La Faraona", que se incluyó de inmediato en la película que rodó Lola Flores en Méjico ese mismo año, y que se terminó de rodar en España, dirigida por René Cardona (Lara aparece en la película interpretando el piano en este tema, cantando en "Madrid" y en "Cada noche un amor"). En ella Lola representa a Soledad, la nieta desconocida de un conocido hombre de negocios mejicano, don Guillermo Prim Altamira (Joaquin Cordero), que al enterarse que sus sobrinos quieren su muerte, les deshereda y nombra como heredera a Soledad (Lola Flores) que había sido criada por gitanos. En esta película,el propio Lara interpreta su tema "Madrid" junto a Lola Flores:



Era una mocita, no sabia del mundo
Tenia dos ojazos'...pero nada mas'...
No miraba a nadie porque ya era mia,
Tan mia como el cielo que me hizo cantar.
Por aquel desprecio que yo regalaba
Alguien "La Faraona" me empezo a llamar,
Y yo no hice caso de aquella lisonja
Yo segui mis pasos sin mirar atras.
Pero un dia me enamore
Y se desbordo mi pena,
Y se volvio llanto y sangre
Toda mi carne morena.
Desde entonces lo jure
La "Faraona" se divierte
Y "Faraona" seguire
En la vida y en la muerte.
Por aquella risa de mis castañuelas
Por mis taconcitos hechos de cristal,
Por la sangre mora que corre en mis venas,
Yo puedo jurarlo, todo me da igual.
Todos los piropos, todos los requiebros,
Eran un lenguaje pa'' mi familiar,
Despreciando rangos, joyas y dinero,
Yo segui mis pasos sin mirar atras.




A finales de 1956 y principios de 1957, Agustín Lara vuelve a rodar con Luis Aguilar y su compadre Pedro Vargas, la película "Los tres bohemios" dirigida por Miguel Morayta y con la participación de Lorena Velazquez, Delia Magaña Emma Roldán, Lina Salome y Sara Gabriela Miranda. En la película, destacan valses como este "Reina" y "ayer"



Reina, mi reina, tu mejor diadema está en tus cabellos que la brisa peina
Reina bonita, los duendes robaron sus perlas mejores para tu boquita
oye, señora tus ojos me matan, su brillo fascina, su lumbre devora
reina, preciosa quiero que me incendie, quiero que me mate tu mirar de diosa




ayer me maldecías, ayer me condenabas
y al correr de los días, poco a poco me amabas
ahora me quieres mucho,yo te quiero también
y sin embargo lucho porque nunca nos dejemos de querer.


El mismo guionista, Alfredo Salazar, elabora el argumento de la siguiente película en la quie colabora Lara, en 1958, titulada "Bolero inmortal", "Bolero Inmortal" dirigida por Rafael Portillo (que había rodado el año anterior la película "Ferias De Mexico" con Fernando Fernández, German 'tin Tan' Valdes, Rodolfo Landa, Roberto G. Rivera, Jose Alfredo Jimenez, Maria Antonieta Pons, Cuco Sanchez y Marcelo Chavez) y que contó con la actuación de Julián De Meriche, Ramón Gay, Rodolfo Landa, Roberto G. Rivera, Elvira Quintana (nacida en Montijo, Badajoz, España), Guillermina Tellez, Eva Garza y Renata Dumont. Sobre todo, en esta película se cuenta con muchas colaboraciones de grandes boleristas, como Consuelo Velázquez, Pedro Vargas, Fernando Fernández, Bobby Capó, Toña "La Negra" o "los tres Caballeros" que interpretan "El reloj", el gran éxito del recientemente fallecido Roberto Cantoral.


A finales de ese año, y principios de 1957, Lucho Gatica participa también cantando en la películas "Teatro del crimen" (de Fernando Cortés, un musical por el que desfilan, además de Lucho Gatica, Pedro Vargas (acompañado por Agustín Lara), Silvia Pinal, Luis Aguilar, Tin Tan y la propia Mari-Toña que se revienta un sabroso cha-cha-cha “Señor Juez”),
En 1959 realiza “La vida de Agustín Lara” dirigida por Alejandro Galindo que fomentaría su figura internacionalmente, sobre todo en España, donde su primera visita y el éxito de los recientes estrenos de sus películas (en especial las protagonizadas por Lola Flores) y la fama de sus boleros y composiciones, junto con la propia fama de su estilo de vida bohemio y su afición a los toros, había creado una grandísima expectación acerca de su vida.
En 1960, Lara es seleccionado como cantante estrella de Méjico, y como tal, interviene n en la formidable comedia americana “Pepe”, dirigida por George Sidney y protagonizada por Mario Moreno “Cantinflas” como un mozo de cuadras de un rancho mexicano, tan encariñado con uno de los caballos que cuando su jefe lo vende a un director de cine estadounidense, busca trabajo en Hollywood para estar cerca de su amigo equino. La película fue candidata a siete premios Óscar, pues en ella participaban numerosos cantantes, actores y músicos de la década, como Maurice Chevalier, Bing Crosby , Richard Conte , Bobby Darin, Sammy Davis Jr., Jimmy Durante, Zsa Zsa Gabor, Judy Garland, Greer Garson, Hedda Hopper, Joey Bishop, Ernie Kovacs, Peter Lawford, Janet Leigh, Jack Lemmon, Jay North, Kim Novak, André Previn, Donna Reed, Debbie Reynolds, Edward G. Robinson, César Romero, Frank Sinatra y Dean Martin. Para rodar la película, Estuvo una temporada en Hollywood y regresó para componer una opereta a la que llamó “El pájaro de oro”.
"No me dejes solo en el mundo nunca: me perdería. Tus manos tienen que guiarme por un sendero que yo desconozco ¿que te cuesta? no importa que ese sendero esté lleno de peligros: si voy contigo ese sendero estará lleno de sol"



Pon en mi triste vida, una gota de amor
una gota de fresa de tus labios en flor
pon en mi vida paria la sombra de tus ojos
y dehoja la salvia de tus cascos sonrojos
que nunca llegue la hora de los lirios
que nunca venga la desilusión
que nunca suene el último latido
en nuestro aventurero corazón
que nada empañe tu cielo pagano
que mi alma riegue flores en tu alatar
de las gotas de tu amor profano
sean el mejor licor para olvidar.


El realce de la figura de Agustín Lara en Hollywood, que asentó su ya gran fama en España, su apasionada defensa de “lo español” y el excelente sabor que dejó en su anterior visita a España a instancias del Casino Español de Méjico, propició que en 1964 el régimen del General Franco invitase formalmente a Agustín Lara a una visita que, lógicamente, tuvo enorme repercusión en la prensa, en la radio y en la incipiente televisión española. Lara acepta así la invitación a la visita a España y se deja agasajar por Franco —que declaró que Lara era un artista que le agradaba mucho, como le agardaba el cubano Antonio Machín, que ya en 1964 era todo un ídolo en España— que le nombra “Ciudadano Honorario de España”. La colonia española exiliada en Méjico, contraria al régimen franquista pues estaba formada por republicanos huídos por la guerra civil que aunque había terminado en 1939 mantenía una férrea animadversión hacia cualquier tesis de izquierdas, se sintió humillada, lo que le causó no pocos problemas a su vuelta a Méjico. Sin embrago, su paseo por el país, con la organización del gobierno de la dictadura de Franco, fue triunfal y Lara recibió homenajes y parabienes en todos los lugares que visitó.En Sevilla, Lara pudo ir a los toros y visitó también algunos de los lugares más antológicos, como "El patio", donde está tomada esta fotografía.

Por supuesto, también en Granada donde se le recibió y colmó con todos los honores, destacando el recibimiento que le hizo el Ayuntamiento de Granada, donde por Acuerdo del Pleno Extraordinario Municipal de 12 de junio de 1964, le nombró “Hijo Adoptivo”, le hospedó en el Hotel Alhambra Palace y le ofreció una recepción en el Carmen de los Mártires, siendo objeto de numerosos obsequios, entre ellos una caja de taracea que contenía tierra granadina y de una batuta con empuñadura de plata”.

Es en Madrid donde Lara encuentra una especialísima atención ( el ayuntamiento le puso un coche y chófer a su entera disposición). Allí tuvo la oportunidad de visitar sitios que hasta entonces sólo concía por referencias, como por ejemplo la cas-museo de Perico Chicote, que inmortalizó en su famoso Schotís "Madrid" y a quien vemos con el compositor en esta fotografía:

En ese viaje, ocurre una anécdota que cuenta Lucho Gatica (que en 1960 había grabado dos grandes discos con temas del maestro: “Mis primeros éxitos” y “Lucho y Lara”) y que opinaba que para él Lara es "El más grande. Agustín hacía todo. Él escribía boleros, pasodobles, él escribió 'La Suite Española' sin conocer España, escribió 'Granada', 'Solamente una vez'….” Pasó por Madrid. Yo estaba actuando en un lugar que se llamaba La Riviera. Y me fue a ver sin saber yo que él estaba esa noche ahí. Llega el dueño del lugar y me dice que acaba de llegar el maestro Lara. 'No me digas'. Salgo yo a cantar, canto seis canciones, paro a la orquesta y digo: 'Señores y señoras, esta noche para mí es un honor tener al hombre que hizo, sin conocer España, "La Suite Española", y canciones como 'Granada', mundialmente conocida. Quiero pedir un aplauso para este extraordinario compositor, el maestro Agustín Lara'. Y se pone de pie todo el mundo, dos mil y tantas personas, a aplaudirlo de pie a Agustín. Él, saludando como los toreros….".


En esta visita le acompañaba una jovencísima Rocío Durán, quien cuidaba de Agustín desde hacía varios años en Méjico, a raiz de que le diagnosticaran un efisema pulmonar. Rocío decía de Agustín Lara: " Yo para él fui su hija, él para mí fue mi padre, fue mi tío, mi hermano, fue todo, porque se hizo cargo de mí cuando tenía cinco años. Nadie me podía cuidar y me llevó a su casa y yo viví con él y María Félix hasta los siete. Después, con su siguiente mujer Clarita Martínez, hasta los nueve, y ya lo reencontré a los 17 años, cuando él estaba muy enfermo, lo cuidé y ya no salí de su casa jamás".



Es tu pie menudito, como un alfiletero
En cuya felpa rosa, prendí mi amor entero
Y tú pie chiquitito, tiene tal distinción
Que por eso yo quiero, dejar, a tus pies, mi corazón
Alfombra de rosas, quisiera pone a tus plantas
Regar tu sendero florido, de cosas muy santas
Amarte con fervor hasta la muerte,
Ser un príncipe azul, para quererte
Poner en tus noches divinas, regueros de estrellas
Buscar en la paz de mi huerto, las rosas más bellas
Y como un pecador arrepentido,
Implorar a tus pies, perdón y olvido
Buscar en la paz de mi huerto, las rosas más bellas
Poner en tus noches divinas, regueros de estrellas
Y como un pecador arrepentido,
Implorar a tus pies, perdón y olvido.


Agustín y Rocío (a quien Lara llamaba cariñosamente "Coco") decidieron casarse el 24 de Junio de 1964 en el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en la bella ciudad madrileña y decidieron instalarse en el edificio "Lima" frente al estadio Bernabeu del "Real Madrid" en La Castellana.


Durán manifestó en una entrevista que "Agustín adoraba España, seguramente porque aquí era muy querido, pero sobre todo respetado. No obstante, en esa época ya era muy conocido por su chotis de 'Madrid' y 'Granada', a diferencia de México, aquí podía caminar tranquilamente por las calles. Por ejemplo, cuando caminábamos por la Gran Vía, lo saludaban, quitándose el sombrero cordobés. 'En hora buena, maestro', le decían de acera a acera, pero que yo me acuerde, nunca lo acosaban tan vehementemente como sucedía ya sea en Veracruz o bien en Méjico saliendo de la Plaza de Toros.
Alejandro Algara, el último de los cantantes de Lara, canta "españolerías" una composición del propio Agustín, acompañado por la orquesta de Agustín Lara.



Patio que huele a noviazgo,
A coplas y a rosas, y a flores de azahar
La noche escapa española,
Que con su negrura te supo embozar
Patio que huele a noviazgo,
A coplas y a rosas, y a flores de azahar
La noche escapa española,
Que con su negrura te supo embozar
Como un clavel que revienta
Tu boca sangrienta un beso me dio
Y en ese beso quedaron
Las noches, las coplas, las rosas y yo
Tras de las rejas de encaje
Los tiestos y flores pudieron oír
Lo que en un majo suspiro, suspiro del alma, te quiso decir
Replicar de castañuelas, que el patio gitano
De fiesta lleno
Beso que ha sido el más mío,
Aquel que tu boca, temblando me dio
Algo que fue más que un beso,
Algo que es más que besar
Beso que dejo en mi vida, guitarras
Y coplas y flores de azahar
Replicar de castañuelas,
Que el patio gitano, de fiesta lleno
Beso que ha sido el más mío,
Aquel que tu boca, temblando me dio
Algo que fue más que un beso,
Algo que es más que besar
Beso que dejo en mi vida, guitarras
Y coplas y flores de azahar.


Agustín tenía sus lugares predilectos para comer, como el restaurante 'El Púlpito' en la Plaza Mayor; 'Botín', en el Arco de Cuchilleros; 'Las Lanzas' en los jardines de El Retiro y 'Puerta de Moros' en el viejo Madrid. En ese en particular siempre solía pedir una 'gallinita' al horno que colocan dentro de una olla de barro y en el momento de servirla, la parten frente a los comensales. Nunca me he explicado cómo introducen la 'gallinita', en el interior de la olla. Por lo general Agustín tomaba, como aperitivo, su 'Fino la Ina' y para comer su cerveza. A la hora del postre (huevos reales, cuajada o torrejas) al mismo tiempo, bebía su cognac y su café express. De allí nos íbamos caminando por toda La Castellana. Me acuerdo que el chofer que nos ponía el ayuntamiento nos seguía en el coche lentamente. Por las noches, nos íbamos al teatro, a la zarzuela, y al tablado del Rincón de la Morería, donde siempre bailaba la famosísima bailaora de flamenco, mexicana, Lucero Tena". Les gustaba ir a tablaos flamencos, donde el "La Zambra", Lara Agustín Lara le compuso a María "la Canastera" compuso una letra que decía así:

"Para cantarte una copla, todo lo bueno quisiera
y solo para decirte.
Ay María "la Canastera" ....

No en vano, Lara estuvo componiendo las 34 canciones de su "suite española" desde 1951 hasta 1955, revisándolas constantemente. Este es el resultado grabado por el propio Lara junto con su orquesta a mediados de lso 50 para la RCA Víctor:


Durán cuenta más detalles de su estancia en Madrid:" En las fiestas de San Isidro o en las de la Virgen de la Paloma, diario íbamos a los toros a Las Ventas a ver torear a los grandes como Miguel Baez, el 'Litri'; a 'Paquito' Camino; al 'Biti' o a Ordóñez. Los toros eran espléndidos porque venían de las ganaderías de Pablo Romero, de 'Miura' de la viuda de Galache y del gran rejoneador, Álvaro Domecq...". Los detalles sobre la estancia de Agustín Lara en Madrid son muchos, gracias a la memoria de Rocío Durán: "A mi Flaquito le gustaba vestirse con el maravilloso sastre Celso García cuya boutique estaba en las calles de José Antonio. Allí se compraba sus camisas, los 'fulares' de seda y sus trajes hechos a la medida. Entonces veías en las calles de Madrid a gente muy bien vestida y hasta alhajada. Nosotros siempre nos hospedábamos en El Palace o en el Ritz. En esos años, Agustín cantaba en la sala de fiestas 'Pavillon', junto con Alejandro Algara y mi mamá, Chabela Durán. Los días que ellos se presentaban, estaba abarrotado". Ciertamente, Agustín Lara sólo actuó en España en aquella época y lo hizo junto a su último intérprete, Alejandro Algara. Aqui tienen al tenor mejicano interpretando "Toledo", uno de los temas de la "sinfonía española" de Agustín Lara

Su matrimonio en España y el recibimiento que allí tuvieron alargaron exageradamente su ausencia de Méjico, de modo que cuando decidieron volver el maestro se encontró que se había metido muy fuertemente Dámaso Pérez Prado con el éxito del momento: “El Mambo”.Aqui tienen a la orquesta de Pérez Pdrado, interpretando su versión en mambo del famosísimo tema "granada" de Agustín Lara:

Tres meses más tarde de su matrimonio y con motivo del cumpleaños de Agustín, el 30 de octubre de 1964, Rocío Durán decidió obsequiar a su marido con una gran sorpresa: llamó a su casa en la colonia Polanco (en la ciudad de Méjico), en la calle Edgar Allan Poe 308, a sus mejores amigos, que se vinieron desde Méjico. Aquel día "Coco" recordó que Lara se metió en su baño para terminar de arreglarse y de perfumarse, "porque era un gentleman", y al salir y abrir la puerta del baño vio a todos los de la orquesta parados en la escalera y se pusieron a tocar su rúbrica."Lara empezó escalón por escalón a abrazar a cada uno de sus músicos, terminó la escalera y se encontró con Pedro Vargas, Toña "La Negra" y Alejandro Algara cantándole "Las mañanitas", fue emocionante", relató Rocío Durán, pues en efecto, se volvieron a reunir tres músicos inseparables que dibujaron una época en el mundo de la canción sentimental mundial desde 1930. Aqui les tienen a Lara, Toña la Negra y a Pedro Vargas.
"En ese entonces tocaron el timbre de la casa, él abrió la puerta y vio a "La Doña", toda vestida de blanco con un abrigo de marta encima, quien le dijo: "Flaco", no me vayas a correr porque "Coco" me invitó" (María Félix - a quien Durán llamaba cariñosamente "Maruca"- accedió instada por su marido Alex Berger, al que Durán refiere como "todo un personaje maravilloso", acabando así con 15 años en los que no se habían dirigido la palabra).



Después de haber jurado, aborrecerte
Cuanto tanto sufrí para olvidarte
He vuelto por mi mal, a recordarte
Nació mi corazón, para quererte
Acaso, mi secreto, sorprendiste
Y para ver mi amor, sacrificado
Cuando yo te engañe, tú me quisiste
Y hoy que sufro por ti, me has olvidado
Acaso, mi secreto, sorprendiste
Y para ver mi amor, sacrificado
Cuando yo te engañe, tú me quisiste
Y hoy que sufro por ti, me has olvidado.


Tras esta unión, la orquesta de Agustín Lara retomó su actividad y junto a Pedro Vargas y Toña la Negra realizaron una exitosa gira por América durante 1965 y 1966. Esos años fueron muy tranquilos para Lara, cuidado por Durán, quien recuerda: "Agustín es un hombre que merece todo mi cariño, todo mi respeto y todo mi agradecimiento, porque yo no conocí al hombre mujeriego que todas las mujeres dicen. Fue completamente diferente conmigo, lo siento por las demás, porque a lo mejor me tocó que ya estaba muy viejito y cansado y no quería andar de pirujillo". Quizá Durán fué su máxima confidente, como dice el bolero "Talismán": "tu supiste todo: lo bueno y lo malo, por eso ahí estás. No te muevas de ahí, esa cueva es tuya".



Tu llegaste a mi vida con un supremo malestar de amor
yo, te sentí perdida, y te brindé la paz de mi dolor
fuiste el talismán de la leyenda
supiste de la calma de mi alma
tu llegaste a saber lo que no supo de mi vida otra mujer

Durán contaba en una entrevista que cuando vivían en la colonia Polanco, en la Ciudad de México, todos los días le llegaban cartas de señoras con fotos de ellas vestidas de noche, en traje de baño e incluso desnudas: "Cada semana yo recibía cerca de 20 cartas de esas y tenía 70 años el señor. Se le seguían volcando las mujeres y yo me sentía halagada".




Me preguntas si te quiero,
no sabría qué contestar
sólo sé que nada espero,
que me muero de tanto soñar.
Te quiero, como a nadie quiero,
como nunca pude soñar en querer.
Te adoro, si adorar se llama
el ser todo entera para una mujer.
Tus ojos se duermen en mi alma,
tus labios perfuman mi ser.
Te quiero como a nadie quiero
como nunca pude soñar en querer.


Desgraciadamente diagnosticaron a Agustín un problema circulatorio en una pierna (con peligro de coagularse), por lo que decidieron marchar a Veracruz a recuperarse a la case que Lara poseía y que había puesto a nombre de su flamante mujer. Acudieron posteriormente a visitarles, Chabela Durán, la nueva suegra de Lara que fuera intérprete del pianista ( y se decía que también había sido una de sus múltiples amantes en el pasado) quien llegó acompañadas por un actor de televisión. Se dice que el ambiente allí en Veracruz se enrareció entre Lara y su joven mujer, lo que ocasionó que se enfadase y que Agustín decidiera volverse él solo a Méjico para encerrarse en su casa. Lo cierto es que la joven Rocío se quedó embarazada entonces, quedando la duda de si sería de su marido o del joven actor con la que quedó al marcharse este. Lara recuerda el estallido de la segunda guerra mundial en París, "1938: Francia estrena un perfume que se llama guerra, hay un clima de sombra en todo el mundo y el naufragio se anuncia amenazante sobre los pocos corazones buenos, se confiesa el hombre con el cielo, se lava la cara del alma... era Agosto... estas manos que quisieran hablar el lenguaje del sentimiento dehojaron... hace mucho tiempo, una flor que dejó en sus espinas la imborrable huella de la sangre y en su perfume un algo que todavía no muere..."



De aquel sombrío misterio, de tus ojos
No queda ni un destello, para mí
Y de tu amor de ayer, solo despojos
Naufragan en el mar, de mí vivir
Naufragan en el mar, de mí vivir
No te debía querer, pero te quise
No te debía olvidar, y te olvide
Me debes perdonar, el mal que te hice
Que yo, de corazón, te perdoné.


El tiempo y la reciente paternidad, pareció reunir de nuevo a la pareja, y así de acuerdo a informaciones publicadas en México, Lara había salido de su encierro gracias a su reconciliación con Rocío, y repuesto de su nostalgia se le veía por las calles paseando con el niño con el que regresó Rocío y al que Agustín Lara reconoció como suyo. En el mes de junio de 1965, "Coco" y Agustín Lara viajaron a Nueva York, alojándose en el Hotel “East Side”, donde Agustín Lara declaró a la prensa: "Vamos a cumplir una promesa: De aquí iremos, mi esposa y yo a París y de allí a Madrid. Sucede que al casarnos el año pasado en la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, de Madrid, Rocío y yo hicimos el juramento solemne de que, todos los años volveríamos a aquel templo a orar ante la virgen, nuestra patrona, mientras Dios nos diera vida y el destino nos mantuviese unidos”. Eran días de grande anhelos para Lara ( canta y toca al piano "Anhelos")



anhelos que viven de dulce esperanza
amor imposible que jamás se alcanza
mujer y mentira: símbolos de amor
dos cosas iguales para un corazón
si yo pudiera perfimar tu vida
con el incienso de mis madrigales
si yo pudiera restañar tu herida
y revivir tus lirios marginales
si yo pudiera borra tu pasado
con su cortejo de melancalía
si yo pudiera, te hubiera matado
para que fueras solamente mía


La pareja volvió a Madrid, alquilando un apartamento en el edificio "Lima", uno de los más altos de Madrid, situado enfrente del Estadio Bernabeu en la Avenida de La Castellana. Sin embargo, Agustín terminó muy mal con Rocío Durán; volvieron a Méjico y se divorciaron en 1967 al mismo tiempo que anunciaba públicamente su retiro artístico. "De todas formas, el mundo se abre a mis pies como si mis pecados hubieran desecho la tierra y dentro de mi sublime inconsciencia se pudiera sentir, sacando el corazón por la ventana de la vida, un rocí bienhechor que fecundara el último retoño de mi fantasía" decía Lara en uno de sus programa de la XEW "La hora íntima de Agustín Lara", acompañado por la voz de Toña La Negra.





Con lágrimas de sangre
pude escribir la historia
de este amor sacrosanto
que tú hiciste nacer.

Con lágrimas de sangre
pude comprar la gloria
y convertirla en versos
y ponerla a tus pies,
y convertirla en versos
y ponerla a tus pies.

Yo que tuve tus manos
y tu boca y tu pelo
y la blanca tibieza
que derramaste en mí;
hoy me desgarro el alma
como una fiera en celo
y no sé lo que quiero
porque te quiero a ti.
Y no sé lo que quiero
porque te quiero a ti.


A partir de 1968 inicia una rápida decadencia que lo llevaría hasta el final de su vida, incluso tuvo un accidente que le causó la fractura de la pelvis, lo que agravó su salud dada su edad avanzada. Sin embargo, Durán no volvió más a su lado.




quiero volver a ser tuyo, todo tuyo, vida mía
quiero que tus lindos ojos tan lindos borren mi melancolía
quiero que tu boca fina diamantina primorosa
ponga en sus labios de diosa la miel deliciosa de su adoración
Yo te ruego, que vuelvas al nido
que lo llenes de besos, que lo llenes de amor
y que nunca jamás el olvido enlute mi amoroso corazón



Sin embargo, todavía un casi septuagenario Agustín Lara dió en 1969 una enorme sorpresa, al mantener un idilio con una joven bailarina de 19 años llamada Vianey Lárraga, con quien incluso llegó a casarse en 1969, pues la joven quedó embarazara del pianista, que reconoció también a su hijo, de nombre Agustín Lara Lárraga. No obstante, el matrimonio fue declarado nulo, pues no se había divorciada de Rocío Durán. Aquella "carita de cielo" de esa "muchacha temprana" (como decía su tango "carita de cielo") que despertara el último amor de Lara pasó por su vida dejando ese recuerdo vivo que fue su segundo hijo.




Llorando una guitarra
su canto arrabalero
y en la calle desierta
igual que un alma en pena...
Llorando una guitarra
su canto arrabalero
y en la calle desierta,
igual que un alma en pena
llorando su recuerdo..
Carita de cielo,
muchacha temprana,
aquella mañana
te dije te quiero
bajo un limonero.

Carita de cielo,
rosa tempranera
si al cielo mirara
en el cielo viera
sonriendo tu cara.


Ese mismo año de 1969, debido a las intensas emociones de esos últimos meses, preocupaciones, excesos y el natural estrés propios de tanto desorden, el maestro sufrió una descompensación en su débil constitución física y en su sistema nervioso cayendo en una delicada situación de depresión profunda. Su amigo, el “Chacho” Ibañez le ofreció su casita de campo bautizada como “La Malcontenta” situada en una zona arbolada cerca de un pueblito que se encuentra en el inicio del camino al Desierto de los Leones. El maestro Lara aceptó y ahí se fue a refugiar. Allí intentó olvidares de todo, como decía su inolvidable tema "Ya no me acuerdo" (canta y toca el piano el propio Lara)




Mis quereres, de ayer, están dispersos
Es como un laberinto, mi memoria
Se ha fugado, la rima de mis versos
Y en cada verso, se escapo una historia
Y en cada verso, se escapo, una historia

Yo no se si te odiaba, o te quería
El olvido triunfo, sobre el recuerdo
No me acuerdo si fuiste una vez mía
Si una vez te bese, ya no me acuerdo

Yo no se si te odiaba, o te quería
El olvido triunfo, sobre el recuerdo
No me acuerdo si fuiste una vez mía
Si una vez te bese, ya no me acuerdo

Yo no se si te odiaba, o te quería
El olvido triunfo, sobre el recuerdo
No me acuerdo si fuiste una vez mía
Si una vez te bese, ya no me acuerdo





Únicamente hablaba con su secretario David Rodríguez a quien llamaba “Verduguillo” y excepcionalmente recibió un par de veces la visita de doña Amalita Gómez Zepeda, secretaria del gran viejo don Emilio Azcárraga Vidaurreta. Podría decirse que en aquellos día la escarcha pintaba su dolor. (Agustín Lara canta al piano "Escarcha")




Mira,
corta estos males,
la doliente ansiedad,
que me fatiga...

Mira
yo te idolatro
aun cuando tu desprecio,
me castiga...

cuando la escarcha pinte,
tu dolor.
Cuando ya estes cansada,
de sufrir.

Yo tengo,
un corazón para quererte,
el nido donde tú
puedes vivir.

Blanco divan de tul,
aguardara,
tu exquisito abandono,
de mujer.

Yo te sabre besar,
yo te sabre querer,
y, yo hare palpitar,
todo tu ser.


Ahí, en “La Malcontenta” Agustín se pasó un largo tiempo auto abandonado. Poco a poco se fue sobreponiendo y después de poco mas de dos meses volvió a su casa de Edgar Alan Poe 308 esquina con Homero en Polanco.




Mi novia, es la tristeza
Mi canto lamento de amor
Mi orgullo su rubia cabeza
Y sus brazos la cruz de mi dolor

Quizás florecerán, mis sueños de oro
Tal vez vuelva el amor que se alejo
Acaso devolverle pueda yo, aquel tesoro
Que mi novia, la tristeza, me dejo

Tal vez florecerán, mis sueños de oro
Quizás vuelva el amor que se alejo
Acaso devolverle pueda yo, aquel tesoro
Que mi novia, la tristeza, me dejo.


Cuando su estado de ánimo ya era otro, un buen día, el 15 de Octubre de 1970 decidió recibir a su amigo Rodolfo “El Chamaco” Sandoval que junto con Carlitos Águila, hermano de Paz y Esperancita integrantes del famoso dueto, se presentaron a visitarlo.

Los hizo pasar y les ofreció el trago de medio día. Acto seguido, el Flaquito de Oro copa de coñac en mano intentó encaramarse en el banquillo de su doméstico bar, provocando que se le volteara y al perder el equilibrio el maestro se fue hasta el suelo fracturándose la cabeza del fémur lesión a la que han llamado: “Fractura de Cadera”.

Al día siguiente, fue internado por el médico ortopedista Marco Antonio Lazcano en el Hospital Inglés para ponerlo en buenas condiciones para poderlo operar a la usanza de aquellos tiempos a base de placas y clavos.

Desgraciadamente, el estado físico del señor Lara en lugar de irse fortaleciendo se fue desmejorando al grado de que a los dos días sufrió un síncope cardiaco y cayó en un estado de coma del cual ya no volvió. Nadie jamás podrá expresarse como él se expresaba, ni nadie podrá amar como él amaba.... (canta Toña la Negra acompañda por Lara al piano)




Abriste los ojos
con el suave ritmo
que hay en tus pestañas
y aunque de tus labios
escuché un "te quiero"
sé que tú me engañas.
No temas que rompa
la leyenda frágil
de tus amoríos
que al fin tus pesares
y tus sinsabores
también fueron míos.
Nadie puede inspirar
lo que tú inspiras,
nadie puede expresar
lo que tú expresas,
nadie puede mirar,
como tú miras
ni nadie besará
como tú besas.


Así, dentro de en un coma profundo e insuperables complicaciones, no obstante los esfuerzos del grupo de médicos que lo atendían, el maestro Agustín Lara entró en coma el 3 de noviembre de 1970 por derrame cerebral, murió el viernes 6 de noviembre de 1970 a las cinco de la tarde con cincuenta minutos.




Pobrecita de mi alma, que triste esta
Cuando de mí te alejas, llorando va
Todo se me hace triste, lejos de ti
Porque se que no me amas,
Nomás a mí, nomás a mí

Suave perfume vierte, la pobre flor
El perfume de mi alma, es el amor
Quiero que lo recojas, con avidez
Aunque luego lo arrojes,
Bajo tus pies, bajo tus pies

Pobrecita de mi alma, que triste esta
Cuando de mí te alejas, llorando va
Todo se me hace triste, lejos de ti
Porque se que no me amas,
Nomás a mí, nomás a mí .


Esa misma noche se dio a conocer la superior disposición: Por decreto del Señor Presidente de la República Lic.Gustavo Díaz Ordaz:


"Los restos humanos del Compositor Agustín Lara, fallecido a las 17.50 horas del día de hoy, podrán ser sepultados el día de mañana Sábado 7 de Noviembre de 1970 en la Rotonda de los Hombres Ilustres del Panteón Civil de Dolores".




Esta es la versión original de Lara que parece recordarnos la indeleble marca que sus temas han dejado en el alma de los que nos hemos estremecido con sus inspiración. (extraída de un disco origial de 1943)





Si tienes un hondo penar
piensa en mí;
si tienes ganas de llorar
piensa en mí.
ya ves que venero
tu imagen divina,
tu párvula boca
que siendo tan niña,
me enseñó a besar.
Piensa en mí
cuando beses,
cuando llores
también piensa en mí.
Cuando quieras
quitarme la vida,
no la quiero para nada,
para nada me sirve sin ti.


Actualmente Lara tiene dos esculturas de granito y bronce gemelas: una en La Habana y otra en el castizo barrio madrileño, hechas por el escultor Humberto Peraza en 1975

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario que nos ayude a mejorar este blog

Estadística de visitas diarias