El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

diciembre 10, 2010

11 de Diciembre, 120 aniversario de Carlos Gardel (1 de 4). Primeros años

En Santander (España) tuvimos la suerte de disfrutar varias veces de la vista del gran Carlitos Gardel durante casi todo el mes de Febrero de 1928 y se conserva en la Casona de Tudanca una postal de Gardel dirigida a Pombo agradeciéndole lo bien que lo pasó en Santander.
En la noche del 10 al 11 de Diciembre de 2010, cumpliéndose el 120 aniversario de su nacimiento, la asociación ProBoCa ha realizado un sentido homenaje al "zorzal criollo", mediante un concierto a cargo del trío "Tres para el Tango", en uno de los barrios más castizos de Santander, equivalente al barrio de Abasto de Buenos Aires: el barrio de Cueto, donde hemos seleccionado una taberna de aires porteños, típica y arrabalera, llamada "El trébol", que ofrece una excelente comida, y que tiene similares característisticas a la casa de los Guijena en la calle "Guardia Vieja" del barrio de Abasto bonaerense, el primer lugar donde se tiene constancia de que cantase un jovencito "Carlitos Gardés", aún sin cambiar su última letra "S" (de Gardés) por la "L".
Para completar el homenaje, hemos elaborado esta biografía de Carlitos Gardel, a lo largo de cuatro capítulos, en el segundo de los cuales nos extenderemos en su estancia en Santander:

http://tempodebolero.blogspot.com/2010/12/11-de-diciembre-cumpleanos-de-carlos_11.html

En este año 2010, estamos celebrando en santander los 115 años del bolero. Creemos muy justo rendir un homenaje a quien hizo del tango el mas grande estilo "competidor" del bolero y además, porque en santander el tango, como el bolero, se interpretaron apasionadamente desde principios de siglo, pues aqui llegaban vapores desde Buenos Aires y Montevideo varias veces por semana.

Nuestro insigne bolerista santanderino Emilio Tuero, ídolo de los años 30 en Méjico, comenzó su carrera interpretando tangos y de este modo se ganó su sobrenombre de "El barítono de Argel", pero también desde el puerto de Santander salieron grandes intérpretes de tango hacia Buenos Aires, como el bilbaino Gregorio Barrios. En la Calle "La Blanca" de Santander existía en los años veinte una orquesta de ciegos que interpretaba tangos... una relación casi secular en la que el 120 cumpleaños de Gardel nos ofrece una oportunidad de oro para rendirle un justísimo homenaje, desde el mundo del bolero y del tango de Santander.

La actualidad del bolero y del tango en este siglo XXI es innegable. Basta revisar los grandes temas para comprobar su absoluta actualidad. Por eso en este 2010, siguen teniendo sentido las palabras de tangos como este "Cambalache" compuesto (Letra y musica) por Enrique Santos Discepolo en 1935. (año que nos ocupará toda la cuarta parete de esta biografía de Gardel).



Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé...
(¡En el quinientos seis y en el dos mil también!).
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
valores y dublé...
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos
en un merengue
y en un mismo lodo
todos manoseaos...

¡Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor!...
¡Ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador!
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
¡Lo mismo un burro
que un gran profesor!
No hay aplazaos
ni escalafón,
los inmorales
nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
¡da lo mismo que sea cura,
colchonero, rey de bastos,
caradura o polizón!...

¡Qué falta de respeto, qué atropello
a la razón!
¡Cualquiera es un señor!
¡Cualquiera es un ladrón!
Mezclao con Stavisky va Don Bosco
y "La Mignón",
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remaches
ves llorar la Biblia
contra un calefón...

¡Siglo veinte, cambalache
problemático y febril!...
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil!
¡Dale nomás!
¡Dale que va!
¡Que allá en el horno
nos vamo a encontrar!
¡No pienses más,
sentate a un lao,
que a nadie importa
si naciste honrao!
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata, que el que cura
o está fuera de la ley...

Carlos Gardel nació en Toulouse, Francia, el jueves 11 de diciembre de 1890, en el hospital de La Grave (Toulouse) y bautizado con el nombre de Charles Romuald Gardes, habría arribado de Francia a los 2 años y 3 meses con su madre Berthe, conocida como Berta Gardes, que en 1893, llegó a Buenos Aires con su hijo francés, siendo con mucha probabilidad madre soltera (aunque se decía que era casada con un tal Paul Garcel pero jamás se confirmó), tal y como se refleja en un acta de nacimiento en Toulouse donde consta el nombre de Charles Romuald Gardès, hijo de Berthe Gardès, y en su testamento ológrafo, donde Gardel también declaró haber nacido en Toulouse, Francia y ser hijo de Berthe Gardès. Cuando sus allegados le preguntaban la cuestión sobre su nacionalidad a Gardel, este sorprendía con frases ingeniosas, evitando dar una respuesta concreta, como por ejemplo: "Nací en Buenos Aires, Argentina, a los 2 años y medio de edad" (que es cuando llegó a esa ciudad).
Anais Beaux, amiga tolosana de Berta Gardes y el compañero de ésta, Fortunato Muñiz, la ayudaron cuando llegó al país empleándola en su taller de planchado. Los tres convivieron con el cantor en la casa de la calle Jean Jaures 735.
No obstante, existe una teoría que sitúa su lugar de nacimiento en Tacuarembó (Uruguay), según la cual Carlos Gardel nació de una relación adúltera entre Carlos Escayola, jefe militar y político de Tacuarembó, y María Lelia Oliva, su cuñada de 13 años de edad. Las circunstancias que rodearon el alumbramiento, hacían imposible la inscripción legal de un nacimiento que transgredía las normas sociales, los principios religiosos y morales y hasta la legislación uruguaya. Su Código Civil, en aquel entonces, establecía que si el hijo era adulterino: “no podrá asentarse (en el libro de nacimientos del Registro Civil), aunque lo pidan los interesados, el nombre del padre o de la madre casados”. Carlos Gardel, alejado de su familia biológica y entregado a Berta Gardes para su crianza, se encontró indocumentado hasta que pudo regularizar su situación, el 8 de octubre de 1920, al obtener su documento legal expedido por el Cónsul de la República Oriental del Uruguay en la ciudad de Buenos Aires, República Argentina.
Independientemente de esas controversias sobre su lugar y el año de su nacimiento, se tiene constancia de que Carlos Gardel vivió en Buenos Aires desde 1893, en un inquilinato de la calle Uruguay 162. Gardel creció en el Abasto, una zona entre los barrios de Almagro y de Balvanera, en Buenos Aires en el que funcionaba el famoso Abasto, mercado central de frutas y verduras, cuyo edificio estilo art decó se conserva reciclado y convertido en centro comercial.
Carlitos Gardes estudió en el Colegio Salesiano Pio IX de Buenos Aires donde estuvo pupilo en 1901 y 1902. Allí fue compañero de dormitorio de Ceferino Namuncurá, futuro beato argentino, aunque el porpio Gardel declaraba que se escapaba a menudo del colegio y parece ser según alguna biografía que llegó a estar expulsado del mismo. Cierto es que el ambiente proteño, canalla y arrabalero, influyó de manera notoria en el jovencito "Gardés" y de él sacó el deseo de cantar y aprender a tocar la guitarra.
Si bien los géneros que más cultiva en sus comienzos serán los valses criollos y las vidalitas. Carlos tiene clara su vocacuión por el canto y prueba fortuna en algunos cafés de los barrios periféricos bonaerenses, en los que se presenta con el sobrenombre de "El Morocho"; ante la sorpresa de propios y extraños, manifiesta una aguda sensibilidad y un temperamento artístico completamente original. De este modo, a muy temprana edad comienza a ser reconocido por su canto, y se convirtió en cantor habitual de reuniones y cafés, trascendiendo su fama como "el Morocho del Abasto". El payador José Betinotti le daría un nuevo apodo que también se haría popular, El Zorzal Criollo, y lo motivaría a cantar en los centros políticos.
Gardel trabajó como tramoyista en el Teatro de la Victoria, donde escuchó al zarzuelista español Sagi Barba, del que un Carlitos Gardés de 14 años descubrió los elementos básicos de canto y colocación de voz. Por aquel entonces, ese "pensamiento triste que se baila" de incierto origen, llamado tango, comenzaba a hacer furor en París. Sus intérpretes más destacados viajaban al continente dentro de estas compañías de zarzuela y teatro, de igual manera que lo hacían los primeros intérpretes de bolero como los cubanos Alberto Villalón y Sindo Garay. Sin embargo, frente al bolero, el tango entonces era un género exclusivamente musical.
En 1902 pasó al teatro de la Ópera, donde conoció al barítono italiano Titta Ruffo, quien también le dio oportunas indicaciones y técnicas vocales. En aquellos años el tango estaba por entonces culminando su proceso evolutivo que lo había llevado de ser una música alegre (en compás de dos por cuatro y de origen posiblemente cubano) que se bailaba de forma un tanto procaz en las fiestas de las clases populares de Buenos Aires, a convertirse en un lamento cantado, una música nostálgica y desgarrada que los porteños acomodados habían aprendido a admirar y a bailar y que Gardel estaba destinado a dar a conocer en todo el mundo. Aqui tienen el aspecto de Carlos Gardel en 1905, con quince años:

En 1911 con casi 21 años, conoció a José Razzano en la casa de los Guijena en el actual barrio "Carlos Gardel", apodado "El Oriental" por ser uruguayo, con quien formó un dúo de canciones criollas en la calle Guardia Vieja del barrio del Abasto. Carlos Gardés cambia la "s" final de su apellido por una "l" obteniendo su inmortal "Gardel" cone el que él mismo firmaba. Al binomio se lo conoció como "El Morocho y el Oriental" En ese duelo no ganó ninguno de los dos: más bien surgió el dúo Gardel-Razzano, que trabajó unido durante quince años. Poco tiempo después Gardel grabaría sus primeros discos, marca Columbia Record, para la Casa Tagini junto a Razzano, en un duo que se alargaría durante casi veinte años.Este es el aspecto de Gardel a sus 21 años en 1911:


En 1912 grabó quince canciones para el sello Columbia Records (luego CBS y, más tarde, Variety), acompañándose él mismo con su guitarra. El primero de los temas, "Sos mi tirador plateao", lo volvería a grabar más tarde con el título de "El tirador plateado". El repertorio aún se componía de canciones criollas. Sos Mi Tirador Plateado, canción que repetirá dos veces más es de Oscar Orozco, poeta sanducero y se considera la primera grabación de Gardel. Graba también Brisas de la tarde y Pobre mi madre querida.



Gardel recibiría en 1915 un balazo durante un altercado a la salida del Palais de Glace (salón de baile de la época en el barrio de la Recoleta). Cantaría el resto de su vida con esa bala alojada en su pulmón izquierdo desde sus 25 años.
En una actuación de Gardel en Montevideo en 1917, aprovechó el argentino Pascual Contursi para presentarle su letra de Lita, que el cantor interpretó en el teatro Urquiza de esa ciudad y luego en Buenos Aires. El mismo año Roberto Firpo grabó Lita en forma instrumental, en tanto Gardel y José Razzano lo registraban para el sello "Disco Gardel Razzano" (posteriormente, Odeón) con letra acompañado por la guitarra de José Ricardo. Para esta última grabación Gardel medió entre los autores pues Castriota rechazaba la versión con letra que Contursi había titulado Percanta que me amuraste. Propuso -y aceptaron- que llevara el nombre de Mi noche triste y con ese título fue grabado.




Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida,
Dejandome el alma herida y espina en el corazn,
Sabiendo que te queria, que vos eras mi alegria
Y mi sueo abrasador,
Para mi ya no hay consuelo y por eso me encurdelo,
Pa olvidarme de tu amor.
Cuando voy a mi cotorro y lo veo desareglado,
Todo triste, abandonado, me dan ganas de llorar,
Y me paso largo rato campaneando tu retrato
Pa poderme consolar.
De noche cuando me acuesto, no puedo cerrar la puerta,
Porque dejandola abierta me hago ilusion que volvs
Siempre traigo bizcochitos pa tomar con matecitos
Como cuando estabas vos.
Y si vieras la catrera cmo se pone cabrera
Cuando no nos ve a los dos
Ya no hay en el buln aquellos lindos frasquitos
Adornados con moitos todos de un mismo color,
Y el espejo est empaado si parece que ha llorado
Por la ausencia de tu amor.
La guitarra en el ropero todavia esta colgada,
Nadie en ella canta nada ni hace sus cuerdas vibrar,
Y la lmpara del cuarto tambin tu ausencia ha sentido,
Por que su luz no ha querido Mi noche triste alumbrar



De este modo, en 1917 Gardel se convierte en el primer cantor oficial de tangos, al estrenar el tango-canción "Mi noche triste" (de Samuel Castriota y Pascual Contursi), ya que, hasta entonces, el tango era sólo música sin letra. Ese mismo año filmó y estrenó su primera película, "Flor de durazno"(novela de Hugo Wast), e inició su etapa discográfica junto a José Razzano con el sello Disco Nacional (luego Odeón, hoy EMI) y el tema de Ángel Villoldo, "Cantar eterno". En aquel entonces, Gardel estaba bastante rellenito (superaba los cien kilos) y el director, Francisco Defilipis, le obligó a adelgazar catorce kilos y aún así aparecía bastante obeso, como vemos en este fotografía:



Flor de durazno era una Película muda, del sello Patria Films, dirigida por Francisco Defilipis Novoa y filmada en Villa Dolores (Córdoba) y Buenos Aires. (1917)
En aquella época, el repertorio de Carlos Gardel fueron las sambas, estilos y canciones camperas, puesto que el tango, todavía era una música que carecía de letra y no era cantable. En los siguientes capítulos de esta biografía, les ofreceremos el inicio del tango cantado, en el que la figura de Gardel es fundamental, pues sin duda es el propio Gardel quien crea la figura o el formato de "cantor de tango" inexistente hasta entonces, modificando la forma de cantar ciertamente campera que había hasta entonces, imponiendo su estilo y su técnica. La sonrisa permanente que ofrecía al cantar se debía también a la colocación ósea para aprovechar los resonadores. Eduardo Bonessi, en la calle corriente, le enseñó técnica de canto y colocación de la voz. Bonessi le recomendó abstenerse de tener relaciones sexuales antes de las actuaciones - según se pensaba entonces- pero no le dijo nada de su tendencia a fumar y a beber hasta altas horas (cosa que hoy en día está prohibidísima). En el micrófino, aprendió a forzar las "R" para que sonarar en los microfonos y a hacer sonar las "N". De este modo, Gradel se afianzó como voz y guitarra en el trío que formaba junto a Razzano y José Ricardo:

La intervención en la película muda "La flor de Durazno" le abrió los ojos para empezar a cuidar su línea y llegó a practicar boxeo, natación y remo. El cuidado de su cuerpo se convirtió en una obsesión para Gardel. La dieta y la gimnasia supuso un gran sacrificio.

En 1918 Gardel le sugirió a su amigo Elías Alippi, que tenía a su cargo la puesta en escena del sainete Los dientes del perro de José González Castillo y Alberto T. Weisbach en la que presentaba en escena un cabaret, que incluyera en la pieza la ejecución de Mi noche triste. Fue así que al estrenarse el sainete el 20 de abril de 1918 en el teatro Esmeralda (llamado luego teatro Maipo) la orquesta de Roberto Firpo acompañó a Manolita Poli, una actriz de 19 años, hija de padres zarzueleros, cantando el tango de Castriota y Concursi.




El sainete fue un éxito, y el factor principal del mismo fue la incorporación del tango a la pieza teatral y, en especial, el aplauso que el público brindó a Mi noche triste. Si bien este no fue el primer tango canción, hay consenso en considerar que por la trascendencia que tuvo su estreno marcó el inicio de una nueva etapa del género. Así sonaba este duo que hizo historia no sólo en él Tango, sino en la música mundial. El duo actuó por vez primera en el Teatro Odeón, en la compañía de Ofelia Rico. Esta es una fotografía de entonces, donde aún se puede ver a un Carlos Gardel todavía con unos kilos de más:






En 1919 El dúo Gardel- Razzano graba "Flor de fango" (arriba) y otros temas recopilados desde 1917 cuando Carlitos Gardel y José Razzano deciden cruzar la Cordillera de los Andes a tierra chilena en busca de nuevos rumbos para emprender en su porvenir musical. Chile en esa época un lugar de tonadas, payas y cuecas en donde una cueca, esta cueca causó tanto gusto en "el zorzal" que en 1919 decide grabarla en compañía de su amigo "el oriental"

.


Asi pues, en este primer capítulo hemos contemplado el principio del tango tal y como lo conocemos hoy: con letra y cantado de un modo especial y acompañado virtuosamente por guitarristas. El tango tomó desde "mi noche triste" un punto de inflexión que le llevaría por una camino sin retorno: el que le condujo a ser el género rey de la música del sentimiento arrebatado.

El desarrollo del tango en esos primeros años del siglo XX corre pareja a la propia vida personal y profesional del gran Carlitos Gardel, que un día como hoy en 2010 cumpliría 120 años. Este desarrollo se lo ofrecemos en los siguientes capítulos de su biografía.


En 1923, ya metido de lleno en el tango, realiza con Razzano y la Compañía Rivera-De Rosas, una gira que lo llevará a Uruguay, Brasil y España, debutando en el Teatro Apolo de Madrid. Como curiosidad, se sabe que Gardel escribió un bolero - tango, durante su estancia en Barcelona en 1923 titulado "el día que me quieras", que de hecho, lo estrenó por sorpresa en Barcelona, sin ni siquiera comunicarlo en el libreto de mano que entonces - y ahora- se entrega a los asistentes con el programa de actuación como se ve, la temática es, esencialmente, más propia de bolero que de tango.

Acaricia mi ensueño
el suave murmullo
de tu suspirar.
Como ríe la vida
si tus ojos negros
me quieren mirar.
Y si es mío el amparo
de tu risa leve
que es como un cantar,
ella aquieta mi herida,
todo, todo se olvida.

El día que me quieras
la rosa que engalana,
se vestirá de fiesta
con su mejor color.
Y al viento las campanas
dirán que ya eres mía,
y locas las fontanas
se contarán su amor.

La noche que me quieras
desde el azul del cielo,
las estrellas celosas
nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso
hará nido en tu pelo,
luciernagas curiosas que verán
que eres mi consuelo.

El día que me quieras
no habrá más que armonía.
Será clara la aurora
y alegre el manantial.
Traerá quieta la brisa
rumor de melodía.
Y nos darán las fuentes
su canto de cristal.

El día que me quieras
endulzará sus cuerdas
el pájaro cantor.
Florecerá la vida
no existirá el dolor.

La noche que me quieras


El 13 de Febrero de 1924, Gardel sale de España rumbo a Buenos Aires en el vapor "Giulio Cesare", cuya botadura reproducimos en esta imagen. Le acompañaba Horacio Petrossi.


Al llegar a Buenos Aires en 1924 el dúo cantor se separa, José Razzano, aquejado de una enfermedad en la garganta, había decidido abandonar el canto. Esta desgracia de su compañero significará, no obstante, la fama internacional para Gardel. Tres años después de cruzar el Atlántico, escribe a Razzano (que había pasado entonces a ejercer funciones empresariales): "La venta de mis discos en París es fantástica; en tres meses se han vendido setenta mil". Bing Crosby, Charles Chaplin y Enrico Caruso se deleitan con canciones como "Mi noche triste", "Volver" o "No habrá más penas ni olvido" o este vals,"Sueño de juventud", de Enrique Santos Discépolo.

De este año es la primera versión que Gardel grabó de "La cumparsita", considerado el tango más difundido a nivel mundial. La melodía fue creada y escrita en 1917 por el músico uruguayo Gerardo Matos Rodríguez quien asimismo creo su letra en 1926. No obstante, su letra mas conocida es la compuesta por el argentino Pascual Contursi, considerándose por muchos la obra maxima del cancionero Uruguayo Argentino. Hasta ese año de 1924, La Cumparsita fue un tango instrumental totalmente olvidado según el juicio de Juan Carlos Marambio Catán. Precisamente, por carecer de letra, no era ejecutado por las orquestas de entonces que acompañaban el auge del llamado tango-canción (cuyo máximo exponente fue El Mago Carlos Gardel). Matos, por su parte, había vendido los derechos a la firma Breyer Hnos., representante de la Casa Ricordi en Argentina. El 6 de junio de 1924, la compañía de Leopoldo Simari estrenó en el viejo teatro Apolo una obrita de Pascual Contursi y Maroni titulada Un programa de cabaret. Para esos años no había obras teatrales de cuño popular que no incluyera el estreno de uno o dos tangos para asegurarse el éxito del público. En el cuadro segundo de esa obra, el cantor Juan Ferrari cantó por primera vez los versos compuestos por ambos autores sobre la música de La Cumparsita: Si supieras / que aún dentro de mi alma.... La pieza estuvo muy poco tiempo en cartel porque ni este nuevo tango ni la amarga sátira de La mina del Ford en la voz de la actriz Luisa Morotti, lograron salvar su mediocridad. Sin embargo el nuevo tango tuvo un éxito inesperado. Carlos Gardel, rioplatense por antonomasia, comenzó a cantarlo ese mismo año y lo grabó para Odeón con las guitarras de Ricardo y Barbieri. De ahí en más fueron redescubiertos sus valores musicales y como dijera Víctor Soliño, «La Cumparsita comenzó a escalar los pocos escaños que le faltaban recorrer para situarse en la cumbre de la gloria.

Si supieras que aún dentro de mi alma
Conservo aquel cariño que tuve para ti
Quien sabe si supieras
Que nunca te he olvidado
Volviendo a tu pasado
Te acordarás de mí.
Los amigos ya no vienen
Ni siquiera a visitarme
Nadie quiere consolarme
En mi aflicción.
Desde el da que te fuiste
Siento angustias en mi pecho,
Decí percanta: ¿Qué has hecho
De mi pobre corazn?
Al cuartito abandonado.
Ya ni el sol de la mañana
Asoma por la ventana,
Como cuando estabas vos
Y aquel perrito compaero.
Que por tu ausencia no comía
Al verme solo, el otro día
También me dejó.




Gardel vuelve a realizar giras por Europa, donde actúa en España en 1925. En Barcelona actúa con gran éxito en el Teatro Goya de la capital condal. Se decía en crónicas de entonces que llamaba la atención el modo de expresarse porteño de Gardel, sobre todo en ambientes de clase alta barcelonesa, según recogemos de un estracto de crónica del periódico "La Vanguadia", donde también se refleja la vida disipada del Barcelona de los años 20:

En "Che, papusa, oí" canta Gardel: "Trajeada de bacana, bailás con corte / y por raro esnobismo tomás prissé", acaso evocando las fiestas al estilo parisino que ofrecía por esa época la aristocracia barcelonesa, con esmoquin, champán francés y cocaína o plis o plissé, como llamaban a esta droga.

Gardel debutó en solitario en 1925 en el teatro Apolo de Madrid. Este es el cartel anunciador del Teatro Apolo, con la doble imagen de Carlitos Gardel, al que se le señala como "Creador del tango":


Gardel viaja a Francia desde Barcelona en esos últimos meses de 1925, regresando a la ciudad condal y desde alli parte a Madrid, donde en los primeros meses de 1926 Gardel actua con gran éxito en el Teatro Romea de Madrid, donde alarga sus representaciones desde el 18 de Enero hasta el 7 de Febrero:


Gardel llegó a Vitoria, a mediados de Febrero de 1926 y con un éxito tal que de cinco presentaciones que tenía programadas, hubo de duplicarlas debido a la demanda del público.
Ya Gardel quería irse de Europa y retornar a Argentina y antes de cumplir con ese objetivo “retorno” hubo de hacer acto de presencia, el último de esa gira, en Santander, desde donde tomaría el vapor de retorno. Después de eso canceló contratos en otras importantes ciudades españolas tales como Madrid, Zaragoza y Valencia y en el buque “reina Victoria Eugenia” regresa a Buenos Aires en el mes de marzo de 1926, desde el puerto de Santander.


Gardel volvió a Barcelona a finales de ese mismo año de 1926, y en el teatro Goya de Barcelona estrenó el tango "La gloria del Águila" (escrito por los autores españoles Enrique Nieto de Molina y Martín Monserrat Guillemat), acompañado también a las guitarras por José Ricardo y Guillermo Barbieri, que narra la histórica travesía del hidroavión español Plus Ultra, que cruzó el Océano Atlántico en 1926, uniendo España con Buenos Aires (Actualmente la nave se exhibe en el Museo de la Aviación de Luján, en Argentina). Cuando Gardel estrenó este tema en el Teatro Barcelona de la ciudad condal, lo tuvo que reiterar varias veces, ante la ovación del público. Luego lo cantó también en teatros de Vitoria y Santander.


El rey del aire, tendió sus alas
y fue radiando como el sol que al mundo baña,
con la proeza de cuatro hispanos,
que son un timbre más de gloria para España.
Salió el "Plus Ultra" con raudo vuelo,
mirando al cielo rumbo a la ciudad del Plata.
El orbe entero se ha estremecido
el entusiasmo en todas partes se desata.
Desde Palos, el águila vuela
y a Colón, con su gran carabela,
nos recuerda con tal emoción
la hazaña que agita todo el corazón.
Franco y Durán, Ruíz de Alda, los geniales,
los tres Con rada, son inmortales,
los españoles van con razón cantando
al ver al galarón de su nación.
Y cantarán con todas las naciones
entrelazando los corazones,
y en tal clamor surge un tango argentino
que dice a España, Madre Patria de mi amor.
Cruzó Las Palmas y Porto Praia,
glorioso llega en Fernando de Noronha,
prosigue el vuelo y en Pernambuco
ya con su raid al mundo da impresión más honda.
En Rio de Janeiro, Montevideo
suenan campanas pregonando la victoria
y en Buenos Aires, la hija querida,
al fin se cubren ahí los valientes ya de gloria.
Dos países en un noble lazo,
con el alma se dan un abrazo.
Es la madre que va a visitar los hijos
que viven en otro hogar.



En el siguiente capítulo, nos centraremos más en la visita de Gardel a Santander al tiempo que ubicaremos esta visita en la propia biografía de Carlitos Gardel. Este segundo capítulo puede leerse en este link:

http://tempodebolero.blogspot.com/2010/12/11-de-diciembre-cumpleanos-de-carlos_11.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un comentario que nos ayude a mejorar este blog

Estadística de visitas diarias