El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

diciembre 13, 2010

11 de diciembre, 120 aniversario de Gardel: Siete años de gloria (1928-1934)

Con motivo del 120 aniversario del nacimiento de Carlos Gardel (el 11 de Diciembre de 1890) hemos celebrado en Santander un homenaje al Zorzal la noche del 10 de Diciembre de 2010 a cargo del trío "Tres para el Tango" de la Asociación ProBoCa de Santander.


En un primer capítulo vimos los primeros años de Carlitos Gardel, decantándonos (sin menospreciar la tesis Uruguayista) por decir que nació en Toulouse, Francia, el jueves 11 de diciembre de 1890, en el hospital de La Grave (Toulouse) y bautizado con el nombre de Charles Romuald Gardes, habría arribado de Francia a los 2 años y 3 meses con su madre Berthe, conocida como Berta Gardes, que en 1893, llegó a Buenos Aires con su hijito. Eran años en los que el puerto de Santander era escala de muchos transatlánticos franceses que recogían en él muchos viajeros con destino a Buenos Aires: Aqui tienen una imagen del puerto de Buenos aires que bien pudiera ser de Marzo de 1893, cuando llegó Gardel en brazos de su madre Berthe.
http://tempodebolero.blogspot.com/2010/12/11-de-diciembre-cumpleanos-de-carlos.html




En un segundo capítulo recorrimos sus primeros años de gloria, deteniéndonos en su visita a Santander en Febrero de 1928, mostrándoles el punto en que está nuestra investigación al respecto, iniciada por el profesor Oswaldo Mastrovito. Nos queda señalar la importancia de Nicolás Calzada como gerente del Teatro Príncipe donde actuó Gardel en ese año en Santander al tiempo que investigar y obtener al menos una fotografía de la postal manuscrita que Gardel envió a Pombo desde Buenos Aires agradeciéndole lo bien que lo pasó en nuestra tierra. También nos queda investigar acerca de qué habitación ocupó en el Hotel Ignacia de Santander, donde se alojó, más anécdotas de su asistencia al partido de fútbol en el Sardinero... en fin: que tenemos aún muchísimo que desentrañar sobre la larguísima estancia de Carlitos Gardel en Santander. No obstante, les ofrecimos un adelanto en ese segundo capítulo:

http://tempodebolero.blogspot.com/2010/12/11-de-diciembre-cumpleanos-de-carlos_11.html

En este tercer capítulo, desentrañamos los siete años de gloria de Carlitos Gardel previos al año de su triste fallecimiento en 1935. Nos ha parecido correcto empezar a analizarlos desde el momento en que llega a Buenos Aires tras dejar Santander, en 1928, continuando así cronológicamente su biografía. Gardel volvió a Buenos Aires en el vapor "Conte Rosso" en cuya cubierta se realizó esta fotografía, en el que pareciera que Gardel le está haciendo trampas a las cartas a sus compañeros:



Es importante señalar que antes de los años 30 Carlos Gardel ya era una figura célebre no sólo en España, sino en Argentina, Uruguay y en varios países europeos, motivo por el cual la empresa cinematográfica Paramount Pictures Corporation lo convocó para protagonizar cuatro películas, rodadas en Joinville, Francia.



Realiza también una exitosa gira por Francia en 1928, y actúa en varias películas para la Paramount.


Debuta en el cabaret Florida de París, con enorme éxito y graba varios discos, con temas como Déjà (Ya); Folie (Locura); Je te dirai (Yo te diré); Madame c'est vous (Señora, es usted); Parlez moi d'amour (Háblame de amor) (todas estas en francés, aunque Carlitos Gardel no hablaba ese idioma (que sería su idioma materno) y lo cantó leyéndolo fonetizado).



Aqui les ofrecemos el tango "Bandoleón Arrabalero" con letra de Pascual Contursi y musica de Juan Bautista Deambroggio (Bachicha), fue compuesto y grabado en Paris por el propio Carlos Gardel el 20 de Octubre de 1928 y que de igual modo lo estrenó Gardel a finales de aquel año de 1928:



Bandoneon arrabalero, viejo fuelle desinflado,
Te encontre como a un pebete que la madre abandono
En la puerta de un convento sin reboque en las paredes,
A la luz de un farolito que de noche te alumbro.

Bandoneon, porque ves que estoy triste y cantar ya no puedo,
Vos sabes que yo llevo en el alma marcao un dolor.

Te lleve a mi pieza, te acune en mi pecho frio,
Yo también abandonado me encontraba en el bulin;
Has querido consolarme con tu voz enronquecida
Y tus notas doloridas aumento mi berretin.


De 1928 también es este tango "Alma en pena" con música de Anselmo Aieta y letra de Francisco García Jiménez.

En 1929 visita brevemente Italia y el 5 de febrero vuelve a Francia, donde actúa en la Opera de París, triunfando de manera rotunda: La voz, la estampa y la simpatía de Gardel arrollaban, especialmente entre las mujeres. Reveladora es la entrevista "a la sombra de Gardel", que salió publicada en Tango Moda, en 1929. La sombra era una bella francesa que seguía al ídolo por todas partes después de haberlo visto actuar una vez en el cabaret de Florida de París. "Cuando por la noche me retiro a mi cuarto del hotel, doy por muy bien pagados mis esfuerzos si le he oído cantar tres o cuatro canciones", confesaba esta admiradora incondicional.
De regreso en Buenos Aires debuta en el Teatro Empire, para volver a viajar a España donde actúa en el Principal Palace de Barcelona y en el Teatro Avenida de Madrid. Comienza entonces a grabar los cortometrajes que lo harían famoso.

Los cortometrajes se denominan “Encuadre de canciones” y se trata de diez cortometrajes. Es la primera filmación sonora realizada en Sudamérica, en 1930, mediante el sistema Movietone (imagen y sonido grabados al mismo tiempo en la cinta). Por el tipo de película (diez canciones filmadas), Gardel se convirtió aquí en pionero de los hoy llamados "Videoclips". el director argentino Eduardo Morera. Los produjo Federico Valle con intención de exhibirlos en los cines a continuación de los noticieros. En realidad, constituyen las primeras filmaciones sonoras que se realizaron en Argentina, anteriores al mítico largometraje Tango.En cada uno de los cortos Gardel dialoga brevemente con el autor del tema. Interpreta entre otros: Yira yira, Viejo Smoking y Mano a Mano o este "Carretero"


En los inicios de estos "videoclips", Carlitos Gardel hable con su autor, Enrique Santos Discepolo y hacenuna introduución del tango, en este caso es "Yira" Enrique dice haber querido hacer una canción de soledad y desesperanza... el personaje es un hombre que ha vivido la bella esperanza de la fraternidad durante cuarenta años y de pronto un día a los cuarenta años se desayuna con que los hombre son unas fieras...



Cuando la suerte qu’es grela
fayando y fayando
te largue parao...
Cuando estés bien en la vía,
sin rumbo, desesperao...
Cuando no tengas ni fe,
ni yerba de ayer
secándose al sol...
Cuando rajés los tamangos
buscando este mango
que te haga morfar...
La indiferencia del mundo
que es sordo y es mudo
recién sentirás.
Verás que todo es mentira
verás que nada es amor
que al mundo nada le importa
Yira... Yira...
Aunque te quiebre la vida,
aunque te muerda un dolor,
no esperes nunca una ayuda,
ni una mano, ni un favor.
Cuando estén secas las pilas
de todos los timbres
que vos apretás,
buscando un pecho fraterno
para morir abrazao...
Cuando te dejen tirao,
después de cinchar,
lo mismo que a mí...
Cuando manyés que a tu lado
se prueban la ropa
que vas a dejar...
te acordarás de este otario
que un día, cansado,
se puso a ladrar.
En Junio de 1929 Gardel garbaría otros tangos como este "Muñeca Brava" con letra de Enrique Cadícamo y música de Luis Visca.

Che, mandán que parlásen francés
Y tirás ventolín en dos manos,
Que cenas con champán bien frappé
Y en el tango enredás tu ilusión...
Sos un biscuit de pestañas muy arqueadas,
Muñeca brava, bien cotizada,
Sos del Trianón (del "Trianón de villa Crespo..."),
Che, vampiresa, juguete de ocasión...

Tenés un camba que te hace gustos
Y viente abriles que sos diqueros,
Y bien repleto tu monedero
Pa´ patinarlo de Norte a Sur...
Te baten todos muñeca brava,
Porque a los giles mareás sin grupo...
¡Pá mi sos siempre la que no supo
guardar un cacho de amor y juventud!
Campaneá que la vida se va
Y enfundá tu silueta sin rango,
Y si el llanto te viene a buscar,
Olvidate, Muñeca, y reí,
Meta champán, que la vida se te escapa,
Muñeca brava, flor de pecado...
¡Cuando llegués al final de tu carrera
tus primaveras verás languidecer!

Volvería a Francia en 1930 donde filma para la Paramount francesa la película Luces de Buenos Aires.
Las luces de Buenos Aires, fue una película del sello Paramount, dirigida por Adelqui Millar con guión de Manuel Romero y Luis Bayón Herrera y música de Gerardo Matos Rodríguez, con la participación de la orquesta de Julio De Caro y en la que Gardel interpreta Tomo y obligo y El rosal. Fue filmada en Joinville (Francia) en 1930.



Tomo y obligo, mándese un trago
Que hoy necesito el recuerdo matar,
Sin un amigo, lejos del pago,
Quiero en su pecho mi pena volcar.
Beba conmigo y si se empaña
De vez en cuando mi voz al cantar,
No es que la llore por que me engaña
Yo sé que un hombre no debe llorar.
Si los pastos conversaran,
Esa pampa le diría
De que modo la quería,
Con que fiebre la adoré
Cuantas veces de rodillas.
Tembloroso yo me he hincado
Bajo el árbol deshojado donde un día la besé,
Y hoy al verla envilecida
A otros brazos entregada
Fue "pa" mi una puñalada.
Y de celos me cegué
Y le juro todavía, no consigo comprenderme
Como pude contenerme,
Y ahi no mas no la maté.
Tomo y obligo, mándese un trago
De las mujeres mejor no hay que hablar,
Todas, amigo, dan muy mal pago,
Hoy mi experiencia lo puede afirmar.
Siga un consejo, no se enamore
Y si una vuelta le toca hocicar
Fuerza canejo, sufre y no llores
Que un hombre macho no debe llorar
He encontrado una interesante y demostrativa declaración del Sr. Jacinto Gómez Tejedor al autor de “Los cines de Bilbao”, Sr. Alberto López Echevarrieta, y que reproduzco por considerarla excepcional como documento por alguien que estuvo en la sala de proyección, el Teatro Buenos Aires, de Bilbao, el 9 de diciembre de 1931.
Se refiere a “Luces de Buenos Aires” y dice así: “En dicha película el tango más destacado y el que luego se haría más popular, era el titulado Tomo y obligo’. Se lamentaba el protagonista, ante la mesa de un café, del abandono de su ‘pebeta’. El rostro de Gardel aparecía en primerísimo plano durante toda la escena, y su voz cálida y acariciadora llenaba la sala, que escuchaba en un silencia casi religioso. Algunas jovencitas hasta lloraban.”
“Al terminar el tango, el público prorrumpió en una ovación atronadora. Y tanto duraban los frenéticos aplausos impidiendo oír la continuación del filme que éste se paró y se encendieron las luces de la sala.”
“La masa, enardecida, pedía su repetición… La empresa no tuvo más remedio que ordenar a la cabina el rebobinado de la cinta y volverla a la escena del susodicho tango que fue nuevamente proyectada.”
Ramón Gómez de la Serna en su “Interpretación del Tango”, narra un episodio similar (la misma película, el mismo tango) del que fue testigo presencial en un cine de Madrid.
En Julio de 1930 viaja a Montevideo donde se jugaba el mundial de fútbol entre Argentina y Uruguay. Carlos Gardel (quien no era reconocido por ser un ferviente fanático por el fútbol, aunque se sabía que era hincha del Racing Club de Avellaneda y el Nacional de Montevideo) no quiso herir susceptibilidades y cortó por lo sano: decidió visitar a las dos delegaciones. Primero lo hizo con la argentina, donde saludó a los jugadores y les cantó algunos tangos. Posteriormente hizo lo propio con la uruguaya, y todos contentos. La tarde del 30 de julio de 1930, Uruguay derrotó 4 a 2 a Argentina y se consagró Campeón del Mundo. Gardel no estuvo en el Estadio Centenario de Montevideo. Nadie sabe, o se atreve a decir, si el resultado lo alegró o entristeció.
Tras una breve vuelta por Buenos Aires y Montevideo viaja otra vez a Europa, pero sin sus guitarristas. Se dice que en París, ante la creciente enemistad entre los jugadores de las selecciones de Argentina y Uruguay, Gardel intentó intermediar y reunió a ambos planteles en su hotel de París, donde les ofreció un recital, pero el tiro le salió por la culata. Dicen que la gresca fue fenomenal, al punto que el argentino Raimundo Orsi le partió la cabeza al uruguayo Leandro Andrade con un violín de uno de los músicos. Probablemente el Mumo supiera poco de música, y mucho menos de que ese violín era nada más y nada menos que un auténtico Stradivarius. Este es el teatro "Empire" donde actuó entonces en París desde el 2 de Febrero hasta el 22 de Marzo de 1931

En 1931 graba el tango "confesión" con Música de Enrique Santos Discepolo y letra del mismo y de Luis César Amadori



Fue a conciencia pura
que perdí tu amor...
¡Nada más que por salvarte!
Hoy me odias
y yo feliz,
me arrincono pa' llorarte...
El recuerdo que tendrás de mí
será horroroso,
me verás siempre golpeándote
como un malvao...
¡Y si supieras, bien,
qué generoso
fue que pagase así
tu buen amor..!

¡Sol de mi vida!...
fui un fracasao
y en mi caída
busqué dejarte a un lao,
porque te quise
tanto...¡tanto!
que al rodar,
para salvarte
solo supe
hacerme odiar.
Hoy, después de un año
atroz, te vi pasar:
¡me mordí pa' no llamarte!...
Ibas linda como un sol...
¡Se paraban pa' mirarte!
Yo no sé si el que tiene así
se lo merece,
sólo sé que la miseria cruel
que te ofrecí,
me justifica
al verte hecha una reina
que vivirás mejor
lejos de mí..!


Realiza giras por la Costa Azul, Italia, Londres, París, Viena, Berlín y Barcelona. Filma nuevamente para la Paramount francesa "Espérame", "La casa es seria" y "Melodía de arrabal". En estas películas se incorpora como colaborador el poeta y periodista Alfredo Le Pera, con quien Gardel escribirá muchos temas (Mi Buenos Aires Querido, Silencio, Volver, El Día Que Me Quieras, etc.).



Espérame (Subtitulada en su momento como: "Andanzas de un criollo en España") fue una película del sello Paramount dirigida por Luis Gasnier con guión de Alfredo Le Pera y con la música de Carlos Gardel, Marcel Lattés y Don Aspiazú y con la participación de la Orquesta Cubana de Aspiazú y del guitarrista Horacio Pettorossi. Fue filmada en Joinville (Francia) en 1932. En ella Gardel interpreta Por tus ojos negros, Me da pena confesarlo, Criollita de mis ensueños y Estudiante.



De la cita callejera
que ya nunca volvera.
Melancolia
del recordar.
Era en la calle maleva una flor,
linda como mañanita de sol
y yo un estudiante
soñador y amante,
que aquel romance
terminaria.
Ahora que anochese en mi corazón,
vuelve el perfume de aquella ilusion;
sueño con la luz de un claro mirar,
alma a quien lloro al nombrar.
En los años de mi infancia
fue el sueño más hermoso
que mi mente ambiciono,
como a una diosa
la amaba yo.

"La casa es seria" también es una película del sello Paramount, dirigida por Lucien Jacquelux y también con guión de Alfredo Le Pera. La música es de Carlos Gardel y Marcel Lattés. Como las anteriores, fue filmada en Joinville (Francia) en 1932. Por desgracia, el cortometraje se ha perdido, aunque la banda sonora se conserva. En ella, Gardel interpreta Recuerdo malevo y Quiéreme, que no fue llevada al disco.



Melodía de arrabal fue la tercera película que hizo ese año para el sello Paramount y le vuelve a dirigir Luis Gasnier. Como las dos anteriores, se basaba en un guión de Alfredo Le Pera. La música era del propio Carlos Gardel, José Sentis, Horacio Pettorossi, Marcel Lattés y Raúl Moretti, con la participación de la orquesta de Juan Cruz Mateo y Horacio Pettorossi. También fue filmada en Joinville (Francia) en 1932 y en ella Gardel interpreta Melodía de arrabal, Cuando tú no estás, Silencio y Mañanitas de sol, a dúo con Imperio Argentina. Aquí le tienen, calentando la voz antes de cantar estos fantásticos tangos con una jota aragonesa, quizá del folclore español más auténtico y más abajo, con Imperio Argentina cantando "Mañanita de sol"






En 1933 regresa a Buenos Aires donde el 16 de enero de 1933 Gardel rescinde la representación de José Razzano.
Su conjunto de guitarras estaba integrado por Barbieri, Riverol, Vivas y Pettorossi, trabajan en Montevideo y en el interior de la Argentina y del Uruguay. Graba Desdén, Silencio y Melodía de arrabal.
El 20 de octubre de 1933 nombra apoderado y administrador de sus bienes a Armando Defino.
Su forma de cantar los pequeños dramas existenciales de sus tangos va a significar una revolución. Nadie es capaz de imitar el fraseo de Gardel ni su habilidad para metamorfosearse en los personajes de sus canciones. Además, su figura simpática, mezcla de pícaro y castigador siempre bien vestido y repeinado, se convierte en un modelo para los porteños. Ahora es un triunfador nato, modelo de "el que llegó", un mito rioplatense admirado por los hombres y adorado por las mujeres. (El tango "viejos tiempos" musica de Francisco Canaro y la letra de Manuel Romero)



A pesar de esta imagen, Gardel fue en la intimidad un hombre tortuoso, retraído y contemplativo, atenazado por una oscura tristeza y víctima fácil del abatimiento. En cuanto a su vida sentimental, confesaría que nunca se había enamorado de mujer alguna, "porque todas valen la pena de enamorarse y darle la exclusividad a una es hacerle una ofensa a las otras". Gardel y Azucena Maizani en Baunos Aires en 1933:


Aunque fueron varias las mujeres con las que se relacionó Gardel, con ninguna mantuvo una relación duradera. Una de las más conocidas fue Isabel Martínez del Valle, quien intentó casarse con él, pero esto no se concretó, pues por algún motivo los sentimientos del Zorzal criollo cambiaron. Se comentó que una de las causas podría haber sido que la familia de la novia abusó de la generosidad del cantor y él acabó agobiado por la situación. Varias veces Gardel intentó cortar su relación con ella, pero terminaban reconciliándose. Ella nunca reconoció públicamente que su relación con él estuviese rota.



Silencio en la noche
ya todo esta en calma
el musculo duerme
la ambicion descansa
Meciendo una cuna
una madre canta
un canto querido
que llega hasta el alma
porque en esa cuna
esta su esperanza
Eran cinco hermanos
ella era una santa
eran cinco besos
de cada manana
Rosaban muy tierno
las ebras de plata
de esa viejecita
de canas muy blancas
Eran cinco hijos
que al taller marchaban
Silencio en la noche
ya todo esta en calma
el musculo duerme
la ambicion trabaja
Un clarin se oye
peligra la patria
y al grito de guerra
los hombres se matan
cubriendo de sangre
los campos de Francia
Hoy todo ha pasado
renacen las plantas
un himno a la vida
los arados cantan
Y la viejecita
de canas muy blancas
se quedo muy sola
con cinco medallas
que por cinco heroes
la premio la patria
Silencio en la noche
ya todo esta en calma
el musculo duerme
la ambicion descansa
un coro lejano
de madres que cantan
mecen en sus cuna
nuevas esperanzas...
Silencio en la noche
Silencio en las almas

Su público nunca más lo volvería a ver: el 7 de noviembre de 1933 se va un tiempo corto a Barcelona y París, y luego viaja a los Estados Unidos donde debuta en la NBC de Nueva York, el 30 de diciembre. Cuando allí le propusieron cantar sin acento criollo, él respondió:
"Cómo voy a cantar palabras que no entiendo, frases que no siento. Hay algo en mí que vibra al sonido de las palabras que me son familiares, que están hondamente arraigadas en lo más íntimo de mi ser; palabras que aprendí en mi niñez, que tienen el significado de cosas muy nuestras, imposible de transmitir.. El idioma, señores, es el español ... o mejor aún, el porteño. La pregunta: ¿me quieres? no contiene para mí la emoción que se vuelca en la misma pregunta porteña: ¿me querés? El pronombre vos, en lugar de tú; el verbo vení en lugar de ven... ¡Qué pena, amigos, que no pueda satisfacer sus deseos!, ¡yo sé cantar solamente en criollo!"
Entre 1934 conquistó el mercado de Estados Unidos, donde grabó discos, cantó en radio y filmó películas muy exitosas que extendieron su fama a toda América, todas ellas dentro del género musical y destinadas a su lucimiento como cantante. filma "Cuesta abajo", "Mi Buenos Aires querido" y "Tango en Broadway", para la Paramount de Nueva York, a la que corresponde la siguiente fotografía con Blanca Vishert:


Cuesta abajo fue la mejor película hablada en castellano hasta entonces producida por un estudio de Hollywood, concretamente por la Paramount. Dirigida por Luis Gasnier y con guión de Alfredo Le Pera, tenía música de Alberto Castellanos y en ella Gardel interpreta Amores de estudiante, Por tu boca roja, Criollita decí que sí, Cuesta abajo y Mi Buenos Aires querido. Fue filmada en Long Island (Nueva York) en 1934.

Si arrastré por este mundo
La verguenza de haber sido
El dolor de ya no ser
Bajo el ala del sombrero.
Cuántas veces, embozada,
Una lágrima asomada yo no pude contener

Si crucé por los caminos
Como un paria que el destino
Se empeño en deshacer

Si fui flojo, si fui ciego,
Solo quiero que hoy comprenda
El valor que representa el coraje de querer.

Era, para mi la vida entera
Como un sol de primavera
Mi esperanza y pasión,
Sabía que en el mundo no cabía.
Toda la humilde alegra de mi pobre corazón

Ahora cuesta abajo en mi rodada
Las ilusiones pasadas
Ya no las puedo arrancar.
Sueño, con el pasado que añoro,
El tiempo viejo que hoy lloro
Y que nunca volverá

Por seguir tras de sus huellas
Yo bebí incansablemente.
En la copa de dolor

Pero nadie comprendía
Que si todo yo le daba
En cada vuelta dejaba
Pedazos de corazón.

Ahora triste en la pendiente,
Solitario y ya vencido,
Yo me quiero confesar,
Si aquella boca mentía,
El amor que me ofrecía,
Por aquellos ojos brujos
Yo habra dado siempre más

Era, para mi la vida entera
Como un sol de primavera
Mi esperanza y pasión,
Sabía que en el mundo no cabía
Toda la humilde alegra de mi pobre corazón


Ahora cuesta abajo en mi rodada
Las ilusiones pasadas
Ya no las puedo arrancar

Sueño, con el pasado que añoro,
El tiempo viejo que hoy lloro
Y que nunca volverá

El Tango de Broadway fue otra película del sello Paramount dirigida de igual modo por Luis Gasnier y con guión también de Alfredo Le Pera. Como la anterior, la música es de Alberto Castellanos y en ella Gardel interpreta Rubias de New York, Golondrinas, Soledad y Caminito soleado. Como “cuesta abajo”, fue filmada en Long Island (Nueva York) en ese mismo año de 1934.

Golondrinas de un solo verano
Con ansias constantes de cielos lejanos...
Alma criolla, errante y viajera,
Querer detenerla es una quimera.

Golondrinas con fiebre en las alas,
Peregrinas borrachas de emocin...
Siempre suea con otros caminos
La brujula loca de tu corazón.

Criollita de mi pueblo, pebeta de mi barrio,
La golondrina un dia su vuelo detendra;
No habra nube en sus ojos de vagas lejanias
Y en tus brazos amantes su nido construira.

Su anhelo de distancias se aquietara en tu boca
Con la dulce fragancia de tu viejo querer...
Criollita de mi pueblo, pebeta de mi barrio,
Con las alas plegadas tambin yo he de volver.

En tus rutas que cruzan los mares
Florece una estela azul de cantares
Y al conjuro de nuevos paisajes
Suena intensamente tu claro cordaje.

Con tu dulce sembrar de armonias
Tierras lejanas te vieron pasar;
Otras lunas siguieron tus huellas,
Tu solo destino es siempre volar´

En 1934 Gardel rodó escenas de una tercera película: Cazadores de estrellas (su título en inglés: The big broadcast of 1936), para la Paramount, realizadas en Long Island (Nueva York, el 15 de diciembre de 1934) con la dirección de Theodore Reed, aunque el resto de la película fue rodada por Norman Taurog el año siguiente. Es una película musical con varios artistas mundiales del momento, entre ellos Bing Crosby, Ethel Merman, George Burns y Ray Noble y su orquesta, con Glenn Miller como integrante. Carlos Gardel participa en dos cuadros, interpretando Apure delantero buey y Amargura.

Me persigue implacable
su boca que reia,
acecha mis insomnios
ese recuerdo cruel
mis propios ojos vieron
como ella le ofrecia
el beso de sus labios
rojos como un clavel.

Un viento de locura
atraveso mi mente
deshecho de amargura
yo me quise vengar
mis manos se crispaban
mi pecho las contuvo
su boca que reia
yo no pude matar.


Fue su amor de un dia
toda mi fortuna
conte mi alegria
a los campos y a la luna

Por quererla tanto,
por confiar en ella
hoy hay en mi huella
solo llanto y mi dolor.

Doliente y abatido
mi vieja herida sangra
bebamos otro trago
que yo quiero olvidar
pero estas penas hondas
de amor y desengaño
como las yerbas malas
son duras de arrancar

Del fondo de mi copa
su imagen me obsesiona
es como una condena
su risa siempre igual,
coqueta y despiadada
su boca me encadena
se burla hasta la muerte
la ingrata en el cristal.

Vuelve por poco tiempo a Francia, a fines de 1934 vuelve a actuar en la NBC y a filmar en el musical de la Paramount "Cazadores de estrellas" junto a Bing Crosby, Richard Tauber y Ray Noble entre otros grandes.
Ese año de 1934 graba Cuesta abajo, Amores de estudiante, Golondrinas, Mi Buenos Aires querido y Soledad

Mi Buenos Aires querido,
cuando yo te vuelva a ver,
no habrá más penas ni olvido.

El farolito de la calle en que nací
fue el centinela de mis promesas de amor,
bajo su inquieta lucecita yo la vi
a mi pebeta luminosa como un sol.

Hoy que la suerte quiere que te vuelva a ver,
ciudad porteña de mi único querer,
oigo la queja de un bandoneón,
dentro del pecho pide rienda el corazón.

Mi Buenos Aires, tierra florida
donde mi vida terminaré.

Bajo tu amparo no hay desengaño
vuelan los años, se olvida el dolor.

En caravana los recuerdos pasan
como una estela dulce de emoción,
quiero que sepas que al evocarte
se van las penas del corazón.

Las ventanitas de mis calles de Arrabal,
donde sonríe una muchachita en flor;
quiero de nuevo yo volver a contemplar
aquellos ojos que acarician al mirar.

En la cortada más maleva una canción,
dice su ruego de coraje y de pasión;
una promesa y un suspirar
borró una lágrima de pena aquel cantar.

Mi Buenos Aires querido....
cuando yo te vuelva a ver...
no habrá más penas ni olvido...

En el siguiente capítulo recorreremos los últimos años de gloria de Carlos Gardel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario que nos ayude a mejorar este blog

Estadística de visitas diarias