El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

enero 08, 2011

Todos los jueves son románticos en Santander. Casa Miguel en Corbán ofrece inolvidables noches de bolero “Entre amigos”

“Entre Amigos” es un maridaje perfecto para el cuerpo y el alma que Casa Miguel ofrece todos los jueves, en su afán de mantener vivo el espíritu de aquella Cantabria de ultramar, de marinos, navegantes, comerciantes e indianos, que todos los cántabros tenemos en nuestro recuerdo y cuya banda sonora son los boleros y las habaneras que llegaron de Cuba y de Méjico, prendidas en el corazón de tantos montañeses que cruzaron el mar y que aquí los dejaron como herencia sentimental.
casa miguel
Con este fin, Casa Miguel llena su restaurante de velas y luces tenues para enmarcar los boleros que trajeron los indianos montañeses de América interpretados por el quinteto “Son de Indianos” y abierto a la colaboración de todos los amigos que quieran cantar boleros, siendo una cita obligada para los románticos y nostálgicos del Santander de “toda una vida”.
Se recomienda empezar puntualmente a cenar o picar algo a las 21:30 para poder disfrutar del espectáculo de una hora de boleros en directo desde las 22:30, pues hemos elaborado nueve menús de bolero especialmente para la ocasión:

Menú número 1:
“Toda un vida" de don Antonio Machín
Callos a la cántabra, con huevos y patatas de “toda la vida”, como el bolero de Machín
Antonio Machín visitó Santander varias veces, actuando en el Teatro Pereda entre 1948 y 1960, acompañado al piano por el santanderino Valentín Díaz Prieto y la orquesta “Corimbos”.
Antonio Machí se alojó en el Hotel Ignacia

TODA UNA VIDA
Letra de Osvaldo Farrés

Toda una vida
me estaría contigo.
No me importa en qué forma,
ni dónde, ni cómo,
pero junto a tí.
Toda una vida
te estaría abrazando,
te estaría cuidando
como cuido mi vida,
que la cuido por tí.
No me cansaría
de decirte siempre,
pero siempre, siempre,
que eres en mi vida
ansiedad, angustia,
desesperación...
Toda una vida
me estaría contigo.
No me importa en qué forma,
ni dónde, ni cómo,
pero junto a tí...
emilio_tuero[1]-1
Menú número 2:
"Bésame Mucho" de Emilio Tuero
Merluza rellena de marisco y setas, para besarse mucho los dedos, como el bolero que estrenó el santanderino Emilio Tuero.
Emilio Tuero, nacido en Santander, fue un ídolo en el Méjico de los años 30 y 40. Estrenó el bolero “Bésame Mucho” en 1941 en la emisora XEW de Méjico, donde le llamaban “El barítono de Argel”, el mismo año que el gran incendio de Santander. Suegro del gran bolerista mejicano Demetrio González (“el charro español”), nacido en Asturias.
Emilio Tuero hizo películas con María Félix, mujer de Agustí Lara

BÉSAME MUCHO
Autora: Consuelo Velázquez

Bésame, bésame mucho
como si fuera ésta noche
la última vez
Bésame, bésame mucho
que tengo miedo a tenerte,
y perderte después
Quiero tenerte muy cerca
mirarme en tus ojos
verte junto a mi
Piensa que tal vez mañana
yo ya estaré lejos,
muy lejos de ti
Bésame, bésame mucho
como si fuera ésta noche
la última vez
Bésame, bésame mucho
que tengo miedo a tenerte,
y perderte después
jorge Sepúlveda
Menú número 3:
"Santander" de Jorge Sepúlveda
Paella Puertochiqueña con novias del mar "Santander": Dejará un recuerdo en tu vida que jamás borrarás, como el bolero de Jorge Sepúlveda.
Jorge Sepúlveda tiene en Santander la única estatua erigida en el mundo a un bolerista español. Dedicó su bolero “Santander” a la ciudad en 1946. Actuó muchas veces en “La Cabaña” y en el teatro Pereda.
Sepúlveda se alojaba en una pensión del Alto Miranda

SANTANDER
(Enrique Peiró y Jorge Sepúlveda)

Santander
eres novia del mar,
que se inclina a tus pies
y sus besos te da
Santander
las estrella se van,
pero vuelven después
en tu cielo a brillar.
Yo también
dejaré tu bahía
y un recuerdo en mi vida
que jamás borraré.
Santander,
al marchar te diré
guarda mi corazón
que por él volveré
carmelo larrea
Menú número 4:
"Camino Verde" de Carmelo Larrea
Escalopines de nuestra Tierra Verde al Tresviso con patatucas del camino verde, como el bolero de Carmelo Larrea.
Carmelo Larrea es el principal compositor de bolero del norte de España, con temas como “Fuente de piedra” , “Dos cruces” o “Camino Verde”. En 1939 compone su primer bolero para Machín, y el éxito “Ya no te puedo querer” de Jorge Sepúlveda .
Interpretación de Dyango de “Camino Verde”

CAMINO VERDE
Hoy he vuelto a pasar
por aquel camino verde
que por el valle se pierde
con mi triste soledad.
Hoy he vuelto a rezar
a la puerta de la ermita
y pedí a tu virgencita
que yo te vuelva a encontrar.
En el camino verde, camino verde
que va a la ermita
desde que tú te fuiste
lloran de pena las margaritas.
La fuente se ha secado
las azucenas están marchitas
en el camino verde
camino verde que va a la ermita.
Hoy he vuelto a pasar
por aquel camino verde
y en el recuerdo se pierde
toda mi felicidad.
Hoy he vuelto a grabar
nuestros nombres en la encina
gregorio-barrios-7
Menú número 5:
"Inolvidable" de Gregoro Barrios
Bacalao inolvidable con tomate, arroz blanco y huevo cocido: Imborrables recuerdos que por siempre guarda el corazón,como el bolero de Gregorio Barrios
En 1921, el bilbaíno Gregorio Barrios embarcó en Santander hacia Buenos Aires, donde en 1940 le llamaban “El tenor de la voz de oro”, con éxitos como “dos almas” o “Inolvidable”. Falleció en Brasil donde se le conocía como “El Rey del bolero” .
En Argentina, Uruguay y Brasil se le consideró “el rey del bolero”

INOLVIDABLE
(Julio Gutiérrez)

En la vida hay amores
Que nunca pueden olvidarse
Imborrables momentos
Que siempre guarda el corazón
Pero aquello que un día
Nos hizo temblar de alegría
Es mentira que hoy pueda olvidarse
Con un nuevo amor.
He besado otras bocas
Buscando nuevas ansiedades
Y otros brazos extraños me estrechan
Llenos de emoción.
Pero aquello que un día
Nos hizo temblar de alegría
Que inolvidablemente vivirán en mi.
He besado otras bocas
Buscando nuevas ansiedades
Y otros brazos extraños me estrechan
Llenos de emoción...
Pero sólo consiguen hacerme
Recordar los tuyos
Que inolvidablemente vivirán en mi.
juan carlos Calderón
Menú número 6:
"Tómame o Déjame" de Juan Carlos Calderón
Mil hojas de partituras de langostinos y salmón ahumado, con acordes de embutidos y queso. "Cuando me tomes, ya no me dejas", como el bolero Tómame o Déjame" de Juan Carlos Calderón
El más reconocido de los músicos santanderinos, arreglista y productor de boleristas como Luis Miguel, compositor de “eres tu”, “ secretaria”, “Incondicional” o el último disco de boleros de “El consorcio” editado en Noviembre de 2010 con boleros como “Piel”, “búscame” o “Tómame o déjame” entre muchos otros.
“Mocedades” ha sido siempre el grupo favorito del santanderino

TÓMAME O DÉJAME
Tómame o déjame
pero no me pidas que te crea más
cuando llegas tarde a casa
no tienes porque inventar
pues tu ropa huele a leña de otro hogar.
Tómame o déjame
si no estoy despierta, déjame soñar
no me beses en la frente
sabes que te oí llegar
y tu beso sabe a culpabilidad.
Tú me admiras
porque callo y miro al cielo
porque no me ves llorar
y te sientes cada día más pequeño
y esquivas mi mirada en tu mirar.
Tómame o déjame
ni te espío ni te quito libertad
pero si dejas el nido
si me vas a abandonar
hazlo antes de que empiece a clarear.
Tómame o déjame
y si vuelves trae contigo la verdad
trae erguida la mirada
trae contigo mi rival
si es mejor que yo,
podré entonces llorar.

Manolo Maín
Menú número 7:
"Cantabria" de Manolo Delgado "Maín"
Pinchos variados de carnes cántabras con verduras de la huerta montañesa, que Dios puso con sus manos para dejar los recuerdos.
Manuel Delgado “Maín” se unió en 1958 al trío “Los Brisas” y debutan como cuarteto en la sala de fiestas “La Cabaña del Sardinero” y en el “York Club”, componiendo varios de los boleros del trío, que aún sigue activo en Santander casi 60 años de su fundación en 1952.
“Maín” con “los Brisas” fue uno de los más inspirados compositores de bolero cántabros

QUIERO VIVIR EN CANTABRIA

Quiero vivir en Cantabria
porque es mi tierra querida
donde tengo mis recuerdos, mis amores, la vida
desde lo alto de esos montes
esos pueblucos pequeños
que Dios puso con sus manos
para dejar los recuerdos
mi bella y dulce Cantabria
tierra que todos soñamos
que sueñan los marineros
cuando salen con sus barcos
lo bueyes con el arado para dejar esos surcos
que tu llevas en la frente con el correr de los años
quiera Dios cuando me vaya
que no lleve muy lejos de mi tierra
de Cantabria
carlos gardel 4
Menú número 9:
"La noche que quieras" de Gardel
Carrilleras de ternera argentina con arroz y papas, que las engalanan con su mejor color para la noche que me quieras.
Carlos Gardel estuvo durante todo el mes de Febrero de 1928 en Santander, alojado en el Hotel Ignacia (donde también se alojó Machín), actuando en el Gran Cinema. Aquí terminó su composición “El día que me quieras” que comenzó meses atrás en Barcelona.
Su trágica muerte en 1935 propició el resurgimiento del tango

EL DIA QUE ME QUIERAS
Música: Carlos Gardel, Letra: Alfredo Le Pera
Acaricia mi ensueño
el suave murmullo de tu suspirar.
Cómo ríe la vida
si tus ojos negros me quieren mirar.
Y si es mío el amparo
de tu risa leve que es como un cantar,
ella aquieta mi herida, todo todo se olvida.
El día que me quieras la rosa que engalana
se vestirá de fiesta con su mejor color.
Y al viento las campanas
dirán que ya eres mía,
y locas las fontanas se contarán su amor.
La noche que me quieras desde el azul del cielo,
las estrellas celosas nos mirarán pasar.
Y un rayo misterioso hará nido en tu pelo,
luciérnaga curiosa que verás
que eres mi consuelo.
Villalon cuarteto
El quinteto “Son de Indianos” es uno de los dieciséis grupos de bolero de Santander integrados en la asociación ProBoCa (Promoción del Bolero en Cantabria), creada en 2006 con motivo de la conmemoración del centenario de la primera actuación de bolero sobre el escenario de un teatro, en 1906, a cargo del cuarteto Villalón de La Habana (en la foto sobre estas líneas), bajo el título de "El Triunfo del Bolero", y de la primera grabación ese mismo año de los primeros boleros de la historia, con la voz del indiano español Adolfo Colombo, titulado "La Clave del Triunfo del Bolero". “Tristezas” (compuesto en 1893) es el primer bolero grabado en Méjico, con el título de “Un beso”, el 5 de Julio de 1907 por el dúo Ábrego y Picazo .
veleros en santander
Los primeros boleros pudieron llegar a Santander en los veinte primeros años del siglo XX gracias a las excelentes comunicaciones de su puerto y al reclamo de sus “Baños de Ola”. Hay que tener en cuenta que hasta 1920 no se populariza en Méjico el bolero, gracias a las grabaciones de los cubanos Zorrilla y Rodríguez y las de 1926 del dúo del canario Juan Pulido y el extremeño José Moriche y sobre todo tras la grabación del trío Ascensio del primer bolero de Agustín Lara “Imposible” en 1928, el mismo año que Gardel visitó Santander .

Antes del éxito que desde 1930 tuvo el bolerista santanderino Emilio Tuero en Méjico, el bolero se interpretaba en cafés-teatro santanderinos. El trío de Domingo Lemaur, Trigos y Pío, interpretaban bolero en 1931, y el trío formado por Pedro Núñez Tejedor, Cesáreo y Hortensia los interpretaba con un gusto extraordinario en los años 30, también como "cancionetista" en orquestas madrileñas que acudían a los "Baños de Ola" o al “Real Club de Tenis”.ALBERTO y GRUPO 1956
En los años 40 el "Cuarteto Piquío" formado por Medrano, Jesús, Villegas y Varela interpretaba boleros y compusieron muchísimos temas que siguen interpretándose en Santander en la actualidad. En 1943 el trío "Los Puertochiqueños", compuesto por Agustín Martín y los hermanos Paco y Joaquín Ocejo, cantaba bolero y mucha canción mejicana. En 1945 se funda "Los tres del Norte" (en la fotografía sobre esta líneas), por Alberto Lemaur, Manuel Ocejo y Esteban Martínez. De gran calidad fue el quinteto "Los Cántabros", formado en 1948 por Samperio padre, su hijo Miguel Ángel Samperio, el bilbaíno Felipe, el santanderino Manolo Delgado y como primera voz el madrileño Joselito, actuando en Santander durante 1949, embarcándose a Méjico en 1950 (donde acompañaron a Lucero Tena y a Lucho Gatica) y volviendo en 1954 al aprobar Miguel Ángel Samperio la cátedra en el conservatorio, continuando su padre dirigiendo una orquesta en Santander.
LosBrisas_Email
El Trío "Los Brisas", fue fundado en el Sardinero de Santander en el año 1952 por los hermanos Víctor y José Luis Santiago y Julián Rodríguez “Nanín” y en 1958 se funda el trío “Piedras Blancas” (actual “Carabelas”) que representó al bolero de Santander en todo el mundo patrocinados por la cadena hotelera “Hilton”. Mientras, el Gijonés trío “Covadonga” fue el primero en interpretar bolero en la recién estrenada RTVE en el año 1959. Muchos de estos antiguos boleristas siguen tocando en Santander donde se celebran 500 conciertos de bolero anuales.

5 de Enero: Cumpleaños de Lorenzo González

El venezolano Lorenzo González alcanzó la fama en Caracas en los años 40, como vocalista del Conjunto Orquestal Sonora Caracas, orquesta de grandes voces como "Canelita" Medina, Cora Belkys, Gaspar Navarro o Jesús Marcano. Más tarde se integró en la que seguramente fue una de las mejores orquestas caraqueñas de los años cuarenta; la " Orquesta Leonard Melody", donde también cantaron Carlos Torres y Manolo Mercerón. Pero su fama internacional le vino gracias su propia orquesta, formada en los años cincuenta y que rivalizaba con otras venezolanas como las de Pablo Armitano, Los millonarios de la alegría de Carlos Torres, Billo Frómeta y la Billo´s Caracas Boy´s, y conjuntos como Los Peniques, Los Caciques (de Pipo Riva) y cantantes como Carlos Torres, Felipe Pirela, José "Cheo" García o Memo Morales. Precedido de esta fama, la casa Casablanca de Madrid le contrató para sustituir en la primavera de 1952 a Don Antonio Machín (quien a su vez sustituyó en la misma sala a Jorge Sepúlveda). Desde entonces, la voz de orenzo González es una referencia en el bolero en España.
El mundo hispano es desagradecido y olvidadizo, frente al anglosajón que guarda, cuida y promociona su historia. Cuesta aceptar el menosprecio que se le da a un género latino por excelencia como el bolero, que es el tronco histórico de muchas de las músicas actuales, como la salsa o el Vallenato, frente a la difusión, idolatrado esnobismo y protección oficial de otros estilos como el jazz e incluso el blues, de modo que el bolero - salvando honrosamente a Cuba y Méjico como las dos patrias del bolero- carece siquiera de la promoción oficial del tango argentino internacionalmente. El bolero es un género musical más antiguo que el tango, que el blues y que el jazz, pues no sólo su primera partitura data de 1893, sino que se tiene constancia de que se interpretaba muchos años antes, en la capital de la entonces provincia española de Cuba, Santiago de Cuba (donde surgieron ya por el siglo XVI las primeras orquestas de la isla) y es injusto que no se difunda, se proteja y se potencie al menos en las radios y televisiones hispanas, por las que los jóvenes están recibiendo el bombardeo constante de temas en inglés cuya calidad de mensaje dista abismalmente del profundo y sensible mensaje del bolero, cuya actualidad es notoria, pues constantemente surgen nuevos autores de bolero que se encuentran en inferioridad de condiciones para difundir su música frente otros autores de otros géneros musicales etiquetados como "comerciales" y "promocionables" por compañías internacionales globalizadas que se mueve por intereses económicos más que por criterios de calidad. Hubo un tiempo donde la calidad era el "filtro" que permitía subir en el escalón de la fama a un artista, sin muletas ni empujones de intereses comerciales paralelos y en el que quien estaba en la cima del éxito era porque demostradamente era mejor que los demás. Ese es el caso de Lorenzo González, al que dedicamos este mes de Enero en la asociación ProBoCa de Santander, pues como vemos en este cancionero, en su época llegó a equiparársela con Lucho Gatica y con Antonio Machín.
En concreto, España olvida que precisamente el bolero surge en una provincia española - Cuba- y que era profusamente interpretado en su capital, Santiago de Cuba, en los años en que era gobernador el santanderino Arsenio Linares Pombo, el último gobernador español de la isla, que mereció que el propio Emilio Salgari le nombrara como personaje en su novela "la capitana del Yucatán". El bolero llegó a Santander gracias a la conjunción de tres factores: La presencia santanderina en Cuba (sus cariñosamente denominados "indianos") unida a la privilegiadísima comunicación transatlántica del puerto de Santander (primer puerto de correos y primer puerto harinero), a las que se conjuga la circunstancia de que Santander era, desde finales del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX, capital cultural de España, sede del veraneo regio y de la corte real español en los meses de verano. En Santander, la asociación ProBoCa ha recuperado el escenario histórico donde se interpretaron los primeros boleros en Europa, en la antigua "Plaza del pañuelo" (desde la guerra civil de 1936 denominada "plaza de Italia" en honor al regimiento italiano que entró en la ciudad), salvando del olvido este hecho transcendental e histórico que hubiera sido imperdonable. En la fotografía, algunos de los casi medio centenar de músicos de bolero santanderinos que se dieron cita en la terraza del Restaurante "Maremondo" donde cien años atrás, cuando era el Gran Balneario del Sardinero, se situaba la orquesta en los famosos "Baños de Ola" santanderinos.
Pero el olvido y el desagradecimiento mayor surge cuando sistemáticamente se olvida la figura de grandes boleristas que dejaron en España una impronta indeleble en el acervo cultural y en el recuerdo musical de muchas generaciones, como es el caso del grandísimo boleristas Lorenzo González, que llegó a rivalizar con el mismo Antonio Machín, en un época en la que en España había grandísimas voces del bolero como Jorge Sepúlveda o Lolita Garrido. En ciudades donde la afición al bolero se ha mantenido hasta nuestros días vivamente, las figuras de Machín, Lorenzo González y Sepúlveda siguen siendo recordadas, hasta el punto de que se la ha erigido a Sepúlveda la única estatua que tiene en el mundo un bolerista español, en el paseo de la Reina Victoria, mirando al mar, tal y como decía uno de los boleros que dedicó a Santander, junto con su gran éxito, el bolero "Santander". En la fotografía, una dedicatoria del gran Jorge Sepúlveda.
Nos parece inadmisible que no se encuentre en internet ninguna información sólida sobre el gran bolerista Lorenzo González, y nos disponemos a corregir esta omisión, pues ya en su día hemos hecho biografías de grandes boleristas españoles como Jorge Sepúlveda o Bonet de San Pedro, o americanos que dejaron en España su corazón y aquí tuvieron sus mayores éxitos (como el propio Antonio Machín), o bien boleristas nacidos en España que tuvieron su éxitos en América, como Gregorio Barrios o el santanderino Emilio Tuero (que estrenó mundialmente el bolero "bésame mucho" en 1941, el mismo año en que ocurrió el desastroso incendio de Santander).
Lorenzo González fue un cantante venezolano de enorme éxito en los años 50, especialmente desde que llegó a Madrid en 1952 a cantar en la sala de fiestas Casablanca, situada en el paseo de Recoletos de Madrid (España) frente al Circo Price. En este circo triunfaban entonces los payasos santanderinos "Hermanos Tonetti" y la trapecista "Pinito del Oro", y se utilizó en rodajes de películas como "El fabuloso mundo del circo" dirigida por Henry Hathaway y rodada en 1964. Como ocurrió en Santander cultural, los años comprendidos entre Primera y Segunda Guerra Mundial fueron la época de mayor esplendor del circo Price, logrando una segunda etapa de gloria en la década de 1960. El circo fue fundado y dirigido inicialmente por Thomas Price en 1868, y existió hasta el año 1970 y afortunadamente en marzo de 2007 fue reabierto como circo estable en Madrid, aunque en una nueva ubicación en la calle Ronda de Atocha, no así la sala Casablanca que se ha perdido para siempre, dejando a Madrid sin su imprescindible "templo del bolero".
Se da la circunstancia de que en la sala Casablanca surgieron las figuras de Jorge Sepúlveda, cuya carrera en solitario se lanza desde 1941 en esa sala, que abandona para difundir el bolero en Radio Madrid ese año. Su puesto en la sala Casablanca al frente del bolero es ocupado por Antonio Machín, llegado dos años antes a España y que hasta entonces cantaba en una sala de la plaza Tirso de Molina, tras llegar a la capital desde Sevilla donde vivía su hermano mayor, y al que acompañó la orquesta "Los Mihuras" de la propia sala Casablanca, que se convirtió desde entonces en su orqueste de referencia, con la que realizó sus giras más exitosas, con la que conoció a su mujer. Tras Machín, la Sala Casablanca contrató a Lorenzo González para defender el bolero, manteniendo un listón altísimo de calidad. Aqui tienen a Machín cantando el bolero "Hola que tal", compuesto por Gilberto Urquiza (guitarrista y cantante cubano de Matanzas, compositors de boleros como "Tonterías", "Engáñame otra vez", "Habladurías", "Si me atreviera" o "Humillación"), que fue un gran éxito en la voz de Lorenzo González:

Hola que tal, como te va
Te ves, muy bien
Dime que fue
De aquel amor
Que te ilusionó
Yo ya lo ves
Estoy mejor
Desde que te fuiste
Recuerda bien, que sin razon
Me abandonaste
Y al marcharte creiste
Que me quedaba triste
Y Llorando tu amor

Mi corazon, vive feliz, en su soledad
Ya me cure, de tu pasión
Tonta y fatal
Vuelves a mi, por mi perdon
Y lo siento, por ti
Yo solo se
Que no te quiero ya
Solo puedo decirte
Hola que tal
Como te va.


Lorenzo González llegó desde Caracas como bolerista y cantante tropical a la sala Casablanca en la primavera de 1952 y se quedó ya en España, sabiendo reunir lo mejor del repertorio de ambos géneros y lograr éxitos tan importantes como “Alma llanera”, “Sube espuma”, “Luna de miel en Puerto Rico”, “Historia de un amor”, “Mi último fracaso”, “Luna mallorquina”, " Hola, ¿qué tal?", " Amigos nada más", "Te has escapado de un libro" o su gran éxito "Cabaretera" entre otros muchísimos boleros que ha dejado para la historia sentimental de España y del mundo. En especial, Lorenzo González popularizó en España mucho temas del puertorriqueño Bobby Capó (Félix Manuel Rodríguez Capó, fallecido el 18 de diciembre de 1989), que en los años 40 ingresó en Nueva York, en la orquesta del español Xavier Cugat y le capatultó a la fama con temas como "El Negro Bembón". Curiosamente en españa fue muy famosa en los 60 su composición "El Gitano Antón", una rumba cantada por Peret. Su mayor éxito mundial fue el bolero "poquita fe", pero Lorenzo González supo llevar el bolero de Bobby Capó "Cabaretera" hasta las más altas cimas del ranking no sólo español, sino internacional, como pueden comprobar ustedes mismos:
yo soy un hombre pobre
soy muy poco para ti
pero te quiero tanto, tanto y tanto
mi amor es tan sincero
y tu soñando como sueñas
con lujos y riquezas
ni te fijas en mi
cabaretera
no olvides que te quiero
te quiero en mi pobreza
y nunca he de cambiar
cabaretera
mi dulce arrabalera
te quiero con el alma
y nunca he de cambiar

a Dios tan solo pido
que tus sueños y caprichos
con lagrimas no tengas que pagar
el cielo sera cielo
la tierra sera tierra
la vida sera siempre igual

cabaretera
no olvides que yo te quiero
te quiero en mi pobreza
y nunca he de cambiar
cabaretera
mi novia arrabalera
te quiero con el alma
y nunca he de cambiar




En el priemr disco que grabó en España incluyó sus primeros éxitos, los boleros: "Cabaretera" de Bobby Capó y "Hola, qué tal", de Gilberto Urquiza. Era un single grabado en Barcelona para la compañía Odeon y catalogado como Odeon MSOE 102, un EP de 45rpm que creemos es esta su portada.
En su orquesta tocó el pianista Tete Montoliu, a quien contrató en 1954. Montoliu se convertiría en uno de los pianistas más célebres del mundo. En 1986, Tete Montoliú grabó un excelente disco de bolero junto ala cantante Mayte Martín que vivamente recomendamos titulado "free boleros".
El 21 de mayo 1955 salió a la venta su segundo disco, un EP 7" con el título "Orquesta de Lorenzo González: Música Para Bailar", grabado en Barcelona para el sello Odeón (Catálogo: MSOE 31.149)
Estos fueron los músicos de ese disco: Lorenzo González (voz, conductor), Francisco Caldés (saxo alto), Enrique Folgueiras (saxo tenor), Ramón 'Moncho' Martínez (saxo barítono), Joaquín Paps (trompeta), Tete Montoliu (piano), Alberto Obiol (bajo), Rafael Verdura (batería), 'Chunguito' (percusión).
Para este primer EP de Lorenzo González, se seleccionaron estos temas: "Mambo-Jazz" (J. A. Zavala), "Mi-Fa-Sol" (Noro Morales), "Mambo De La Telefonista" (Perez Prado) y "No Se Irrite" (de Pepe Márquez)
Lorenzo González y su Orquesta".
En el primero de ellos, editado el 21 de mayo 1955 y con el número de catálogo DSOE 16.069, incluye entre otros el éxito "Luna de miel en Puerto Rico" de Félix Manuel Rodríguez (Bobby Capó), un bolero-mambo que les ofrecemos en la versión del propio autor, el puertorriqueño Bobby Capó, pues los arreglos que hicieron para la orquesta de Lorenzo González no fueron muy diferentes, pues fácil imaginarse el piano de Tete Montoliú y la voz de Lorenzo González.
EP 7" de 45rpm renzo González y su Orquesta", reproducido bajo estas líneas y catalogado como MSOE 102, incluye los boleros Cabaretera (de Bobby Capó), Niña (Salas), Hola, que tal (Gilberto Urquiza) y "Cita a las seis" (Nieto).
En el tercero de sus discos, cuarto de su discografía en España. también un EP 7" a 45 rpm y editado de igual modo por Odeón bajo el título de "Lorenzo González y su Orquesta" catalogado como MSOE 31.052, incluye sus boleros "Nunca ", "Pobre luna", "Vidita" y "Ojitos traidores".
Posteriormente, consolidado su éxito en la sala "Casablanca", Lorenzo González se presentó en los locales más conocidos de la capital de España como la Boite Saratoga, el Pasapoga y el Lido. Es en este año donde acude por vez primera a Santander, actuando con grandísimo éxito en la sala "La Cabaña", donde ya actuaban unos jovencísimos santanderino: el trío "Los Brisas" y que era la sala de referencia del bolero en Santander, con actuaciones de Jorge Sepúlveda ( que pernoctaba junto a su orquesta en una pensión en el Alto de Miranda", cercana a los pinares del Sardinero donde se ubicaba "La Cabaña").
De este modo, el puesto en la Sala Casablanca pasa a manos del cantante peruano de bolero Alberto Cortés, que llega a España en marzo de 1956 para una temporada de tres meses en la Sala de Fiestas CASABLANCA, donde debuta con gran éxito el 12 de abril, le acompañaban entre otros, el compositor y pianista Ernesto Duarte Brito, el contrabajista Raimundo Pía ambos cubanos y el percusionista peruano Pepe "Ébano" quien vino acompañándole desde Perú. Tras estos tres exitosos meses de este cantante peruano, vuelve Lorenzo González al Casablanca, mientras que Alberto Cortés actúa por una temporada, también de tres meses en el Restaurante Parque Jardín VILLARROSA, uno de los mas grandes de la Europa de ese entonces y para cerrar la temporada de verano actúo en el Restaurante PAVILLON, a la par que el catalán Xavier Cugat y su orquesta. Por esa época se compromete con la bailarina española Carmen Rinconada, con quien tuvo cuatro hijos. Alberto Cortés permanece en el invierno del 56 al 57 por una temporada en la boite PASAPOGA de la Gran Vía de Madrid, por entonces muy acreditada y donde concurrían empresarios artísticos de toda Europa para hacer sus contrataciones. Años después, Albertos Cortés fue elegido en el show inaugural de la TELEVISIÓN ESPAÑOLA junto a Pedro Vargas, Imperio Argentina, Miguel Aceves Mejía, entre otros artistas reconocidos. Paralelamente, su representante Ricardo Márquez Guerrero celebra contratos y coordina giras por distintas regiones de España, entre las que lógicamente se encuentra Santander.
Eran años en los que el bolero tuvo un grandísimo esplendor en España, de manos de Juanito Segarra, Antonio Machín, Jorge Sepúlveda, Bonet de San Pedro, Alberto Cortés y el propio Lorenzo González entre otros. Aui les tienen con Juan Nespral: de pie, de izquierda a derecha: Jorga Sepúlveda, Bonet de San Pedro y Lorenzo González.
En 1957 edita un nuevo EP a 45 rpm titulado "Lorenzo González" (registrado como MSOE 31.052) con Odeón, en el que incluye los boleros "Nunca", "Pobre luna", "Vidita" y "Ojillos traidores". Bajo estas líneas les reproducimos este quinto disco de la discografía de Lorenzo González en España.

En 1958 graba el disco "Boleros forever", publicado el 1 de Abril de ese mismo año, con cuatro fabulosos boleros: "La puerta", "Sabrá Dios", "Rosario de Nácar" y el bolero-mambo "No encuentro palabras". Es el sexto disco que edita en España, en este caso les ofrecemos la reedición de la compañía "vintage music"
En 1958 se publica el disco "los últimos cinco minutos", publicado el 22 de Agosto, con el bolero-mambo de idéntico nombre y con tres boleros más: "Te me olvidas", "eres todo para mi" y "estoy triste" (de Aníbal Abreu). No hemos podido encontrar un video-clip de Lorenzo González de estos boleros (ya hemos contado que existe muy poca información de Lorenzo González en internet), pero les podemos ofrecer algo muy similar: la versión de la Billo´s Caracas Boys con la voz de Miguel Briceño.


Su disco EP 7" de 45rpm "Prohibido" incluía el bolero "Prohibido", "por ser como tú eres", Abandonada" y "mi último fracaso"
No hemos podido evitar ejemplificarles los boleros que cantaba Lorenzo González, aunque fuese con otras versiones de otros insignes boleristas, como es el caso de Pedro Infante, que tiene una excelente versión del bolero "Prohibido" que ahora les ofrecemos:

 yo se que aunque tu boca me enloquezca,
besarte esta prohibido sin perdón,
y se que aunque tal ves tu me deseas,
 hay alguien interpuesto entre los dos,
 quien pudo presentir que el verdadero amor,
nos golpearía de este modo el corazón,
ya tarde cuando estamos sin remedio,
prisioneros de la equivocación
el deseo nos junta y el honor nos separa,
y aunque amar no es disculpa,
 que salve de culpas al amor,
 tu destino es quererme,
 mi destino es quererte,
 y el destino es mas fuerte,
que el perjuicio, el deber y el honor,
de otros brazos andarás por la vida,
pero tu alma estará donde estoy
 por prohibido que sea,
que en mis brazos te tenga,
que en el mundo no hay fuerza que pueda
 prohibir que te quiera,
y nos mate este amor.
A finales de los años 50, Lorenzo González saca al mercado dos discos más, grabados también con el acompañamiento al piano de Tete Montoliu, junato a Pilar Morales y Alcibiades Agüero y editados por Odeón con el sólo título de "Lorenzo González". En el primero de ellos incluye cuatro boleros, entre los que destaca su éxito "Luna Mallorquina".
En el segundo (catalogado como SOE 3279) incluye "Historia de un amor", "Mujer sin corazón", "No me hagas recordar" y "Déjame"
En Diciembre de 1968, graba por primera vez con el sello EMI un disco de gran formato a 33 rpm (catalogado como LREG- 8973 ), que incluía sus éxitos "Cabaretera", "Hola, que tal", "Piel canela", "Mil noches" y "Luna de miel en Puerto Rico"
Se incorpora en esos años el venezolano Alfonso Contramaestre como batería, actualizándose el sonido en directo de Lorenzo González.
Un nuevo disco titulado "luna de miel en Puerto Rico" con temas como "cita a las seis",  "historia de un amor", "Campanitas de cristal", "luna de amor en puerto rico", "Piel Canel" y "Todo me gusta de ti" se convierte también en éxito. Bajo estas líneas reproducimos su portada
En 1980, González junto a Jorge Sepúlveda y Bonet de San Pedro, fueron homenajeados por Sara Montiel en el musical Súper Sara Show presentado en Madrid. Este espectáculo, que fue promocionado como dedicado a los tres cantantes que marcaron una época.
Ya no brillan las estrellasEn 2009 se vuelve a editar su álbum "Cabaretera", publicado el 19 de Octubre, con seis boleros: "Amigos nada más", "Cabaretera", "Cómo duele una traición", "Contigo Aprendí", "La niña de Puerto Rico" y "Si me faltas tu"

 
Se ha publicado un disco con boleros titulado "Juanito Segarra y Lorenzo González" y que incluye estos temas de ambos: de Juanito Segarra: Antonio machín, - camino verde , dos cruces, eso es el amor , lagrimas de novia, si me camelas te camelo. De Lorenzo González: amigos nada mas, cabaretera, como duele una traición, contigo aprendí , la niña de puerto rico, si me faltas tú.

En 1995 se edita por parte del sello barcelonés "Alma latina" un gran álbum titulado "Cabaretera y otros grandes éxitos", que incluye  "Cabaretera" ( Bobby Capó), "Hola que tal" (Urquiza), "Te has escapado de un libro" (Augusto Algueró), "No se los digas a nadie" (Enrique Escudé), "Niña" (Johny Nieto), "Piel Canela" (Bobby Capó), "Amigos nada más" (Augusto Algueró), "Cómo duele una traición ( Bobby Capó), "Chiquita bonita" (Enrique Escudé), "mil Noches"(Cuanthemoc Ávila), "Pobre Luna" (Bobby Capó), "Ojitos traidores" (Jorge Gallarzo), "Mi pecado" ( Ulloa y Cortés), "Mentira" ( Gómez Barrena), "Sube espuma" (Obdulio Morales), "Mujer sin corazón" (Alberto Domínguez), "Nunca" (Guti Cárdenas), "Nuca Jamás" (Lalo Guerrero) .

Recientemente se publicaron dos CD dobles con temas de Lorenzo González:
En el primero de ellos se incluyen temas como "Diminuta", "alma llanera", "sube, espuma", "denúncieme, señora", "sólo a ti", "Pregunta", "No se irrite", "luna mallorquina", "no se porqué te quiero", "Luna de miel en Puerto Rico", "Déjame abrazarte", "Mambo Jazz", "tu personita" y "Cada día te quiero".
En el segundo disco, se incluyen los éxitos: "historia de un amor", "Mujer sin corazón", "Mi, Fa, Sol", "El túnel", "Oye", "No hablo tu idioma", "Quien lo va a saber", "Deja a la gente", "Mentira y verdad", "tú y yo", " y el "Mambo de la telefonista" (de Pérez Prado)y " Puente de piedra" (de Carmelo Larrea), de la que les ofrecemos la versión del "trio los duendes" pues no hemos podido encontrar aún una versión en video de este bolero en la voz de Lorenzo González:

ya la luna esta muy triste,
ya no suenan las campanas
desde el dia en que te fuiste.
Y ya se quedo el puente solo
la casa esta abandonada
y las flores de la encina
han quedado deshojadas.
Dime tu puente de piedra,
donde se ha ido, donde se ha ido,
si se fue por la cañada
o por la orilla del rio.
Dime tu puente de piedra
si me ha olvidado, si me ha olvidado,
o si sabe que he quedado,
o si sabe que he quedado
con el corazón herido.
El disco "Grandes Boleros" incluye 15 de sus grandes éxitos, como "Alma Llanera" ," Cada Día Te Quiero Mas", " Deja A La Gente", "Déjame", "Diminuta ", "El Túnel", "Mambo De La Telefonista", "Mi Fa Sol", "Mujer Sin Corazón", "Oye", "Por Ser Como Tu Eres", "Prohibido", "Solo A Ti", "Tu Personita" y "Yo No Sé Porqué Te Quiero"
Por su parte el álbum "Los Mejores Boleros", incluye éxitos como Cabaretera , Cita a las Seis , Historia de un Amor, La Niña de Puerto Rico, De mi corazón al tuyo, Contigo Aprendí, Como Duele una Traicion, Niña, Amigos Nada Mas y "Si Me Faltas Tu".
Su último disco, en el que aparece su aspecto con el paso de los años, utilizando gafas, se llamó "como siempre", que reproducimos a la izquierda de estas líneas.

Seguimos investigando sobre la vida de este insigne bolerista desde la Asociacíón ProBoCa de Santander (España)

enero 04, 2011

3 de Enero: aniversario del fallecimiento de José “Pepe” Sánchez, autor del primer bolero de la historia

Pepe Sánchez – reconocido como el compositor de la primera partitura de bolero de la historia- nació el 3 de Noviembre de 1857, en el barrio de "Los Hoyos" de Santiago de Cuba, en la época de Isabel II, cuando Cuba era aún una provincia española, y murió el 3 de Enero de 1918 en su residencia de la calle San Mateo, nº 558, entre Carnicería y Moncada, 16 años después de la proclamación de Cuba como República independiente.
En cifras redondas, en 2013 se cumplirán 90 años del fallecimiento de Pepe Sánchez en Santiago de Cuba el 3 de Enero de 1923 y el 120 aniversario del bolero como género musical, pues Pepe Sánchez escribió su bolero “Tristezas” en Septiembre de 1893, composición que específicamente calificó como “bolero”, y de este modo, marca el “año cero” de este género musical hispano universal.
Cuando compuso “Tristezas”, Pepe Sánchez tenía 36 años, de 1893, año en el que en Santiago de Cuba (como en el resto de España) se realizaron elecciones generales, siendo elegido el liberal Francisco Silvela que fue sustituido por el conservador Cánovas del Castillo en Noviembre de 1983, durante la regencia de María Cristina de Ausburgo, madre de Alfonso XIII, monarca que al subir al trono trasladó la corte y el gobierno de España a Santander durante los meses de verano de los primeros años del siglo XX. De ahí vienen letras como la de "María Cristina me quiere gobernar..." que tiene ese transfondo histórico, como veremos.
Obviamente, ya se habían compuesto boleros con anterioridad a 1893, tal y como recogen todos los estudiosos del tema, y aunque “Tristezas” es la primera composición que de modo explícito y textual fue calificada como "bolero" por el autor, anecdóticamente ha quedado registrada en la Sociedad General de Autores de Cuba con el nombre de “Me entristeces mujer” y en Méjico fuera conocida ya en 1907 como "Un Beso",  correspondiéndole el honor no sólo de ser el primer bolero grabado en la historia, dentro del conjunto de boleros titulado “La clave del triunfo del bolero” en un primitivo cilindro de Edison a principios del siglo XX por el cuarteto Villalón – discípulo de Pepe Sánchez- con la voz del indiano español Adolfo Colombo, sino que también le cabe a "Tristezas" el honor de ser también el primer bolero grabado en Méjico el 5 de Julio de 1907 por el dúo Ábrego y Picazo. El honor recae, por lo tanto, en su compositor, José “Pepe” Sánchez, a quien hoy recordamos en el aniversario de su fallecimiento.
Entre las voces más autorizadas para determinar la fecha del “año cero” del bolero, se encuentran José Julián Padilla Sánchez, nieto del compositor, que en 1998 defendió en Santander – España- que tenía constancia inequívoca de que su abuelo había compuesto “Tristezas” en Septiembre de 1893, nueve años antes de la independencia de Cuba. Más adelente detallaremos las opiniones que este autorizadísimo musicólogo declaró aqui en Santander.
La importancia de "Tristezas" está refrendada además por importantes musicólogos como Argeliers León, María Teresa Linares, Odilio Urfé, Lino Betancourt o Elio Orovio entre otros, así como por músicos de la prominencia de José Urfe, Gonzalo Roig, Rodrigo Prats o Sindo Garay, que coinciden en señalar que los parámetros musicales impuestos por Pepe Sánchez en “Tristezas” marcan los parámetros formales del clásico bolero cubano: su compás binario de dos por cuatro, marcado por la controvertida figura del cinquillo, surgido años atrás en la contradanza, y figura musical común en la danza y la habanera, que se utilizó también a finales del siglo XIX en el danzón para extenderse al bolero. Este cinquillo sería desplazado en los años 20 con la llegada del son, incorporándose percusiones de carácter más africano.
He aquí una excelente interpretación de "Tristezas", cantado por la española Marta Ramírez, acompañada a la guitarra por su esposo el trovador cubano Carlos Gómez.
La española Marta Ramírez y el Cubano Carlos Gómez interpretan “Tristezas”

Si ya en 1893 Pepe Sánchez era reconocido como trovador y, según el musicólogo Laureano Fuentes,  en el mismo año 1893 existían  infinidad de cantores llamados “boleristas” en Santiago de Cuba, es de suponer que Tristezas no fuera, en efecto, el primer bolero de la historia. Existe una total unanimidad de todos los expertos en bolero en reconocer de que muchos años antes de la aparición de la partitura “Tristezas”, existían en Santiago de Cuba canciones que se ajustaban al género denominado “bolero”, pero que no constan en pentagrama alguno. Se conocen "protoboleros" como “San Pascual Bailón” de Manuel Saumell (1817-70) que se inscribió como congó-contradanza, porque nació en la época cumbre del movimiento de la Contradanza, del que surgió el bolero, y otros "protoboleros" inscritos como "Contradanza", como "La Valentina" de Tomás Buelta y Flores que se estrenó en el teatro Tacón el 23 de febrero de 1841 con toda la gracia del Bolero al 2x4 (según señala la musicóloga cubana María Argelia Vizcaíno). El propio Sindo Garay, discípulo de Pepe Sánchez, en una entrevista de la periodista Carmela de León, afirmaba que el primer trovador que hizo boleros se llamó Nicolás Camacho, del que afirmaba que había compuesto numerosos boleros que no se conservan. No hemos podido acceder a ejemplificar estos "protoboleros", pero si que hemos encontrado la prueba de que aquel bolero que escribió Pepe Sánchez suena, actualmente, a bolero en este siglo XXI. Júzguenlo usted:
Una fantástica versión de Tristezas” por Lisette y albita para la televisión.

Desde las investigaciones llevadas a cabo por la Asociación para la Promoción del Bolero de Cantabria (ProBoCa), no existe la menor duda de que el bolero, tal y como afirman todos los estudiosos del género, surgió como género independiente del “bolero español” que se interpretaba en el siglo XVIII en todas las provincias españolas peninsulares, y de ultramar.  Pese a que son numerosos los musicólogos que pretenden vincular ambos estilos (el bolero clásico del siglo XVII- XVIII y el bolero cubano aparecido en el XIX), desde ProBoCa nos inclinamos a señalar ese bolero cubano como un nuevo estilo propio de la entonces provincia española de Cuba y como tal existió muchos años antes de que Cuba se convirtiera en república independiente tras su separación definitiva de España (para pasar a la tutela norteamericana formalizada en el tratado de París el 10 de Diciembre de 1898).
Nuestra afirmación de que el bolero cubano nace con independencia del bolero clásico se sustenta en los propios estudios de musicólogos especializados antes nombrados, y en ellos sustentamos la afirmación de que como género independiente ya se practicaba antes incluso de la última década del siglo XIX, convirtiéndole en un género musical anterior al tango, al blues, al jazz y cualquiera de los grandes géneros musicales base de los actuales géneros modernos.
En esta misma línea, con la base histórica antes apuntada, nos atrevemos a afirmar que los trovadores santiagueros que compusieron los primeros boleros nacieron en una provincia española (que no colonia, pues España, a diferencia de otros países europeos, concedía idéntico estatus organizativo a todas sus provincias, incluídas las de "ulttramar", como Cuba o Filipinas de entonces), y por lo tanto, es indudable que autores de "protoboleros" como Saumell, Tomás Buelta y Nicolás Camacho no tuvieron otra nacionalidad que la de “español”, y del mismo modo era español de nacimiento el  propio Pepe Sánchez (pues nació el 3 de Noviembre de 1857), y lo era incluso en el momento en que compuso “Tristezas” (en Septiembre de 1893), e incluso podemos afirmar que con nacionalidad española nacieron todos sus discípulos, como Sindo Garay – que llevó el bolero a Puerto Rico-, Alberto Villalón –que llevó el bolero a Méjico- y, por supuesto, sus compañeros de quinteto, como Emiliano Blez, Luís Felipe Portés y Bernabé Ferrer a los que representamos en una fotografía junto al propio Pepe Sánchez, en la que hemos superpuesto sus nombres para facilitar el reconocimiento del lector.
Todos tuvieron las mismas influencias musicales en aquella provincia española que era Cuba, en la época de mayor afluencia de montañeses a Cuba en los vapores que cada once días comunicaban Santander con La Habana y Veracruz. Era una Cuba extremadamente próspera y musicalmente inquietísima, tal y como la define Laureano Fuentes, un músico y aficionado a las letras, que publicó en 1893 una obra muy interesante: "Las artes en Santiago de Cuba", donde en uno de sus artículos dice:
"Tiene Cuba hoy (quiere decir Santiago de Cuba) diez o doce orquestas de baile, entre ellas cuéntase la de Rafael Robinson, especialista en danzones, alternando con la de Varona. La mayor parte de las danzas de estas orquestas, entre las cuales se encuadran algunas muy atronadoras, se oyen cantos originales de José Sánchez, como aquí popularmente se le llama, tiene una admirable proposición musical, pero descuidado en la instrucción del arte, este le es desconocido por un punible abandono. Existen también infinidad de cantores llamados boleristas que con letrillas disparatadas forman cantinelas muy bonitas...".
En aquellos años, vivía en Santiago de Cuba el santanderino Arsenio Linares Pombo, que ejercía como gobernador de la provincia. La presencia santanderina en Cuba era de las más importantes, pues no en vano Santander era el primer puerto de correops y el primer puerto harinero español, uno de los principales puertos españoles entonces, y la comunidad asturiana y montañesas eran especialmente numerosas no sólo en la Habana, sino en todo Cuba (siendo Santander el puerto de referencia para ambas) manteniendo una estrechísimacomunicación, como se desprende de que en 1886 se celebró una fiesta en el Teatro Tacón de La Habana a beneficio de la Sociedad Montañesa de Beneficencia, en la que intervinieron danzantes montañeses, costumbristas pasiegos y una sociedad coral y ya en noviembre de este año se anuncia que se harán envíos de castañas para la isla de Cuba, con destino al consumo durante las fiestas navideñas, en cuya época tienen gran aceptación. De hecho, la relación con Cuba no se interrumpió en Santander tras la declaración de independencia de Cuba, pues todavía en Noviembre de 1889, se ofrecen en el vapor Alfonso XII, cincuenta plazas de emigrantes con destino a la "nueva colonización" en Cuba, según nota del periódico santanderino EL ATLÁNTICO.


Santiago de Cuba era la capital de la prvincia y su importancia respecto a La Habana era considerable. No es extraño que entonces fuese la referencia musical de Cuba. De hecho, investigadores y musicólogos, basándose fundamentalmente en un documento publicado en 1893 por el músico de Santiago de Cuba, Laureano Fuentes Matons, basado a su vez en las crónicas de Hernando de la Parra y posteriores escritos, sitúan el nacimiento de la primera orquesta o conjunto musical en Santiago de Cuba a finales del siglo XVI.
Según estas crónicas esta orquesta estaba formada por dos pínfanos (flautas), un violón tocado por Pascual de Ochoa (sevillano) y dos negras libres dominicanas, Teodora (Ma Teodora) y Micaela Ginés. Tocaban en fiestas e iglesias. Posteriormente Pascual y Micaela se trasladan a La Habana, uniéndose al violinista malagueño Pedro Almaza y al clarinetista portugués Jacome Viceira. Este conjunto se aumentaba con rascadores de calabaza y castañuelas
Como puede apreciarse, la influencia de los músicos nacidos en la península es importante en el Santiago de Cuba de Pepe Sánchez, así como la fusión de instrumentos que se añaden a los clásicos españoles, como el rascador de calabaza. Sobra decir que de todas las influencias que recibe el primitivo bolero, la influencia clásica española es, abrumadoramente, la mayor. Además, la influencia ha sido bilateral, pues estas fusiones se incorporaron en la península incluso en "palos" o estilo del flamenco, cuanto más en el repertorio de canciones que se interpertaban con la pasión de lo novedoso, como ocurrió con la habanera y con el bolero, que ya se interpretaba en Santander a principios del siglo XX. De hecho, ambos estilos siguen interpretándose apasionadamente en España en este siglo XXI. Por ejemplo, se sigue cantando “Tristezas”, como lo podemos comprobar por este grupo llamado “De boleros”, formado en España:
El grupo creado en España “De boleros”, cantado “Tristezas”
En Santander tenemos la suerte de contar con dieciseis grupos de bolero coordinados por ProBoCa, entre los que destaca el trío "Los Brisas", que en 2012 cumplen sus sesenta años como trío de bolero (teniendo además la misma formación que en 1952), y aún podemos disfrutar de la interpretación de bolero de Alberto Lemaur, fuindador en 1945 del trío de bolero santanderino "Los tres del Norte". Nos enorgullecemos de contar con la figura del gran compositor, arreglista y productor de bolero santanderino Juan Carlos Calderón, cuyos boleros han sido interpretados con gran éxito internacional por cantantes como Luis Miguel (de quien es productor en la actualidad) y por el grupo español “Mocedades”, del que les ofrecemos su versión de “tristezas”:
El grupo español “Mocedades” cantando “tristezas”

Pepe Sánchez es considerado,con justicia, el padre del bolero, y así, cuando se crea en 1960 el Festival Nacional de la Trova en Santiago de Cuba, a iniciativa de un pequeño grupo de promotores culturales santiagueros (Raúl Pomares, Daniel Vázquez, Miguel García y Pancho Gutiérrez), el antiguo Consejo Nacional de Cultura consideró al oficializar la idea de un Festival de la Trova, nombrarlo con la figura más representativa de la trova cubana: Don José Pepe Sánchez. Para ello el Maestro Odilio Urfé, Presidente de la Dirección Nacional de Música en aquel entonces, y el Profesor Miguel García, Presidente de la Dirección Musical de Oriente, hicieron una vasta encuesta nacional con todos los trovadores, cantantes, compositores de la época y todos coincidieron que el Padre de la Trova Cubana y el Precursor del Bolero Cubano fue José Pepe Sánchez. Al instaurarse dicho Festival de la Trova en 1961 se le llamó Festival Nacional de la Trova Pepe Sánchez, nombre que aún posee y que tiene ahora rango internacional. Se elegió el día del nacimiento de Pepe Sánchez (3 de Noviebre) para celebrar el día del trovador. En la fotografía, uno de los carteles del festival de la trova de Santiago de Cuba.
Pepe Sánchez nació el 3 de Noviembre de 1857. Carecía de formación musical, pero poseía un extraordinaria sensibilidad para la música, porque componía instintivamente con tal calidad que obtuvo el reconocimiento y la admiración de los músicos profesionales de su época. Su afición por la música fue tal que puso a sus cuatro hijos nombres de personajes de sus óperas y zarzuelas favoritas: Radamés, María Eva, Annelis y Aída. Cursó estudios primarios y luego aprendió el oficio de sastre y se tiene noticia de que llegó a ser copropietario de una mina de cobre. Hombre disciplinado y de buen proceder, fue muy admirado como persona y como músico, especialmente por los discípulos a los que impartió clases de guitarra y trova en su casa, lugar que llegó a constituirse en lo que entonces se denominaba "peña" o sitio de reunión de músicos.
Allí, en aquellas reuniones que hacían una vez finalizaban sus labores cotidianas como obreros o artesanos, los creadores, cantantes y guitarristas se acoplaban indistintamente en dúos, tríos o cuartetos, compartiendo en fraterna emulación, la creación e interpretación de canciones. Pepe Sánchez enseñó admirablemente la ejecución de la guitarra, instrumento que tocaba con mucha maestría. Cantaba muy bien, con voz de barítono. Fue el maestro de los trovadores santiagueros, entre ellos de Sindo Garay, con los cuales mantuvo un activo grupo musical. Así se conocieron en el Santiago de entonces los dúos de Floro y Miguel, Juan Cruz y Bienvenido León; María Teresa Vera y Rafael Zequeira; Tata Villegas y Pancho Majagua; el ya nombrado Sindo Garay y sus hijos Hatuey y Guarioné, que cantaban obras de algunos de ellos y también de Manuel Corona, Alberto Villalón, Patricio Vallagas, Rosendo Ruiz, Miguelito Campanioni, Rafael Gómez y Teofilito Emiliano Blez y Jorge Anckerman, que se encargó de pasar al pentagramas muchas de las partituras que Pepe no sabía transcribir , entre ellas "Tristezas", el primer bolero fechado de la historia, pues junto al título figuraba explícitamente la palabra "bolero".
Posteriormente, el propio Anckerman estrenaría algunas de las canciones de Pepe Sánchez en el teatro Alhambra de La Habana, que dirigía otro discípulo del genial compositor: Alberto Villalón. En la fotografía, Sindo Garay, Alberto Villalón, Manuel Corona y Rosendo Ruiz.

Gracias a Anckerman y otros, se conservaron piezas magníficas de Pepe Sánchez, algunas de las cuales, como “Pura”, requerían una alta tesitura de tenor, y otras como "Rosa n.2" o la contagiosa composición "Cristinita" exigían gran complejidad técnica, lo que demuestra la estatura de Pepe Sánchez como compositor en el bolero. No obstante, hubo muchas composiciones suyas que nunca fueron llevadas a partitura y que se perdieron con su muerte.
Afortunadamente, gracias al tesón de la hija menor de Pepe, Aída, y especialmente el de su esposo Longinos Padilla, con la ayuda de María Eva, la otra hija del compositor, se ha podido preservar para el mundo no sólo la partitura de “Tristezas”, sino gran parte de la obra de Pepe Sánchez.
Longinos Padilla contrató y pagó de su bolsillo a los mejores copistas santiagueros conocidos: Pastorcito y Rabó, con la intención de que pasaran al pentagrama los recuerdos sonoros que pudieran mantenerse de las canciones de Pepe Sánchez. Para ello llamó a Emiliano Blez (otro grande de la trova) y Felipe Portés, que habían integrado "El Quinteto de Pepe Sánchez" y a quienes en Santiago apodaban “Los reyes del bolero”, para que interpretasen frente a los copistas cuantos temas recordaran que había compuesto su amigo y compañero ya fallecido. Así, mientras estos cantaban y tocaban la guitarra, los copistas pasaban a nota las líneas melódicas. En la fotografía, con los nombres sobreimpresos, el "Quinteto de Pepe Sánchez".
La importancia de la información que Emiliano Blez y Felipe Portés pudieron transmitir a los dos copistas que se encargaban de transcribir las partituras, estriba en que Blez y Portés, junto a Pepe Figarola y Emiliano Ferrer y el propio Pepe Sánchez tocaron muchísimo tiempo juntos, pues acostumbraban a amenizar los “bailables” organizados por el empresario alemán Michaelsen en Santiago de Cuba. Además, ambos habían frecuentado la "peña" o lugar de reunión de Músicos que Pepe Sánchez tenía en su casa.
De todo esto nos ha dado cumplida cuenta José Julián Padilla Sánchez, hijo de Aída y de Longinos, químico, saxofonista, productor discográfico y locutor de radio, ganador de numerosos premios y distinciones, y hombre muy interesado por la trayectoria de su abuelo, pues no en vano estuvo en Santander en 1998 impartiendo la conferencia “El bolero, lo inventó mi abuelo en Santiago de Cuba”, dentro de las actividades de “Enclave de Son” coordinadas por Antonio Mora.
Padilla, en una entrevista realizada en Santander comentaba: “Yo no conocí a mi abuelo Pepe Sánchez, sólo poseo su imagen en fotos y todo el aval de recuerdos testimonios y amor de mis familiares y de los amigos trovadores que vivieron junto a él y me trasladaron toda esa imagen imborrable del hombre que fue el artífice que se formó en su corazón y su alma soñadora”.
Al nieto (en la fotografía) lo que más le impresiona de la obra de su abuelo “es su sensibilidad, que haya forjado un estilo a partir de la práctica, en las circunstancias que lo hizo; y creado paisajes bellísimos, verdaderas joyas para la historia, sin imaginar que lo estaba haciendo. Cuando uno se pone a pensar en todo esto, nace un no sé que, una añoranza, un sentimiento que no hay palabra que alcance a expresar".
De estos recuerdos, destaca que su abuelo “era muy galante con las mujeres, y se casó varias veces: Hay un pasaje que lo retrata entero. Cuando muere su anterior esposa Elvira, el mismo día de su funeral, le compuso un bolero de igual nombre, que cantó Luis Felipe Portés:
" Si oyes un día la voz de tu esposo
que triste y lloroso siempre está por ti
llorar es mi anhelo en nombre de Dios
en la tumba fría que te sepultó. "
“Mi casa fue un verdadero cenáculo de trovadores que visitaban a mi madre y todos los temas de conversación iban a parar a mi abuelo: su personalidad, su música, sus alumnos, discípulos, amigos que le rendían honor diariamente de la manera más sincera y honesta transmitiendo a sus descendientes la nobleza, creatividad y hombría de quien fue considerado el precursor de laTrova Cubana e inspirador del bolero cubano”.
“Sobre Tristezas, sólo escuché de los labios de mi tía Eva, que era uno de esos amores de mi abuelo que no había podido llegar a algo concreto”. Padilla declaró así mismo que al ir a inscribir esta obra de su abuelo, se encontró con la sorpresa de que ya existía otra con el título de “Tristezas”, por lo que la registró bajo el nombre de “ Me entristeces mujer”.
Por último, manifestó: "Sueño con escribir un libro sobre Pepe Sánchez, no únicamente por lazos familiares, sino por la admiración que siento por su obra, independientemente de todo lo demás”.
En la fotografía, la partitura del bolero "Tristezas".

Les dejamos con otra excelente versión de “Tristezas”, como cierre de este sentido homenaje a Pepe Sánchez.

Estadística de visitas diarias