El bolero, Patrimonio cultural inmaterial de Cantabria

Más de 30 grupos. Más de 200 músicos de bolero en Cantabria.

Mas de 500 concierrtos de bolero anuales

Algunos Grupos de bolero de Cantabria:

Jueves de Boleros…………….. …….más de 25 miembros

Agrupación Puertochico………….. más de 25 miembros

Agrupación Sardinero…………….. más de 25 miembros

La banda del Aserradero….…..… 9 miembros

Tempo de Bolero………….……….. 6 miembros

Los Castos………………………..…... 5 miembros

Hot café fusión…………………...…. 5 miembros

Mariachi Cantabria………………… 5 miembros

Divertia………………………..………. 4 miembros

Antonio Borja……………………….. 4 miembros

Cocó Muñoz …………………………. 4 miembros

Barrio Latino……………………...... 4 miembros

Mabel Sierra cuartet………………. 4 miembros

Son 4…………………………………….. 4 miembros

Trío Camina……………..……….….. 3 miembros

Toda una vida boleros y mas…...3 miembros

trío Los Carabelas……………..….. 3 miembros

Trío Covadonga………………..…... 3 miembros

Bohemios trío………………………...3 miembros

Solo dos y un bolero…………….... 3 miembros

Obsoletos trío……………………..… 3 miembros

flores para Gardel……………....... 2 miembros

Duo Santander……………….......…2 miembros

Los Norteños………………………... 2 miembros

Flores para Gardel…………….….. 2 miembros

Dúo Alfiles………………………..….. 2 miembros

Trío horizonte………………………...2 miembros

Doble o nada…………… …………... 2 miembros

Manuel y Nanín ……………………. 2 miembros

Duo Candilejas……………….…..… 2 miembros

Duo Veracruz………………..…….… 2 miembros

Los tres del norte………………...… 2 miembros

Eder Paiva bolero…………..…..…. 2 miembros

Sito………………………………………. solista

Juan Carlos………………….…..…… solista

Lazarón …………………………..…... solista

Walter Gala …………………..….….. solista

Nanin Rodríguez…………..………. Solista

Hermes de la Torre……………..… musico solista

Juian Carlos Solar………..……….. solista

Otros grupos de bolero de Cantabria:

Piel Canela…………………………….......…. 8 miembros

El Tumbao sexteto……………..…………… 6 miembros

VozyPiano Trío…………………..……….…. 3 miembros

Quinteto Lástima……………………….…... 5 miembros

Sangre Morena……………………………..… 5 miembros

Desafinado bolero…………….…………..… 5 miembros

Marcela Morena y su trío del alma: …..4 miembros

Siguaraya…………………………….………… 3 miembros

Iliana Casanueva y Robert Itrich:…..… 2 miembros

Conciertos de Bolero en Cantabria

Al cabo del año, se programan en Cantabria más de 500 conciertos de bolero

Programación semanal ( 7 conciertos semanales)

- Cada Martes del año de 8:30 a 22:00 el ciuclo “Boleros Incendiaros” en Casa Miguel, en Corbán

- Cada miércoles del año, a las 19:30 horas, el mejor bolero cubano en directo en Bodegas Mazón de la mano del maestro habanero Hermes de la Torre, sobrino del gran Benny Moré

- Cada jueves par del año, una descarga improvisada de pura trova y bolero en Casa Inés, en Bezana, a cargo de algunos de los miembros de Jueves de Boleros.

- Cada Viernes, un concierto de bolero en el Centro Gallego ( Calle Peñaherbosa) de Santander

- Cada Sábado, en Bodegas Mazón, el bolero de Hermes de la Torre.

- Cada Domingo al mediodía, en Bodegas Mazón de Santander, el bolero de Juan Carlos Solar.

- Cada Domingo, el son y el bolero de Son 4, en la Granja Cervecera de Miengo.

Cada semnana hay, además, otros dos o tres conciertos de bolero, a cargo de los varios grupos de bolero de ProBoCa.

Santander tiene la única estatua del mundo erigida a un bolerista español

Escribe lo que quieras saber del bolero en Santander, pulsa Buscar

Lo más leído de ProBoCa

abril 10, 2012

2012: 60 aniversario del trío “Los Brisas”, decano del bolero en España

Hasta Febrero de 2012 el trío de bolero santanderino “Los Brisas” mantenían la misma formación que la que tenían en 1952:  Julián “Nanín” Rodríguez y los hermanos José Luis y Víctor Santiago, convirtiéndose así en uno de los tríos más veteranos de la historia del bolero mundial y el más veterano de España.


La incorporación de Manuel Encabo como guitarra y primera voz abre una nueva etapa ilusionante para el trío a los 60 años de su primer contrato profesional.

brisas_1 Componentes iniciales del trío los Brisas en 1952: José Luis Santiago,
 Víctor Santiago y Julián Rodríguez “Nanín”
.


Historia del trío "Los brisas"

El trío "Los brisas" de Santander (Cantabria), fundado en 1952 por José Luis Santiago Haya (acordeón y requinto y segunda voz), Víctor Santiago Haya (primera voz y maracas) y Julián Rodríguez Sierra “Nanín” (guitarra y tercera voz y falsete), es el trío de bolero más veterano de España y uno de los más veteranos del mundo en activo con la misma formación, pues los mismos tres músicos que conformaran el trío en 1952 se han mantenido en su formación hasta Febrero de 2012, 60 años después.

Por la larga historia del trío “Los Brisas” han pasado grandes músicos, entre los que es necesario destacar al maestro santanderino Manuel Delgado “Maín”, a los bajistas Maxi de la Peña y Emilio Carrera Mora y los vocalistas Amparito y Manuel Encabo. Han grabado dos discos de bolero y realizado más de 1.500 actuaciones, incluso en la sede central de Televisión Española de Madrid. Han compartido escenario con prácticamente todos los artistas de bolero que han visitado Santander, desde un jovencito Raphael que apenas empezaba su carrera en 1958, hasta las grandes figuras que actuaban en “La Casona” en los años 50 y 60, como Lorenzo González y Jorge Sepúlveda, así como en escenarios como el Real Club de Tenis, con Los Panchos y con Bonet de San Pedro en el Chiqui, entre muchos otros boleristas que se han cruzado en su trayectoria profesional a lo largo de estos largos 60 años.

Inicios: influencias

 El bolero del Santander de “toda una vida”

En esos los primeros años 30 en los que nacieron junto a las famosas playas del Sardinero, se había configurado un estilo propio de hacer bolero en Santander, gracias a tríos como el de Domingo Lemaur, Trigos y Pío, que ya actuaban con mucha frecuencia en 1934, o al trío formado por Pedro Núñez Tejedor, Cesáreo y Hortensia, una santanderina de esbeltísima y espectacular figura y que interpretaba bolero con un gusto extraordinario hasta el punto que siempre era reclamada como "cancionetista" por todas las orquestas de Madrid que acudían a los "Baños de Ola" o al Real Club de Tenis.

De niños vivieron así la tradición de bolero de Santander que se remonta a los primeros años del siglo XX (pues fue en el Sardinero donde se interpretó un bolero por primera vez en Europa), y el modo de interpretar boleros de estos primeros grandes boleristas de Santander, que se prodigaban en actuaciones en el Sardinero y en el Real Club de Tenis, pasó a formar parte del acervo cultural de los tres niños, así como las canciones de la radio en Santander, estrenada el 29 de Noviembre de 1933, con el tango “silencio” en la voz de Imperio Argentina en su sección “Buscando por la ciudad” tras el que se oía la voz de Luis Pérez Elvira diciendo “¡Atención, aquí EAJ-32 Radio Santander, la voz de Cantabria al habla!” , una emisora en la que se escuchaba cantar boleros y canciones románticas al trío formado por Rufo, González y Varela y a una jovencita de nombre artístico Delia Khubi (Delfina Cubillas, que fuera después locutora de radio y que era sobrina del gran bolerista santoñés Emilio Tuero Cubillas, primera voz desde 1930 de la poderosísima emisora mejicana XEW). Eran los veranos de los famosos “baños de Ola” santanderinos que reunían a lo más selecto de la burguesía y la aristocracia española. Una década -los años 30- que vivió bajo la influencia tardía de "los felices años veinte" y aún el tango (que llegó de surameérica al puerto santanderino) se escuchaba con profusión y se bailaba el Charlestón (que nos llegó de norteamérica) y el bolero que llegó desde centroamérica y en el que en sus últimos marcó la tierna infancia de los tres componentes del trío "Los Brisas"
El bolero ha sido la música de los Baños de Ola "Toda una vida"

Influencias de Juventud: el bolero en el Santander de los 30 y 40


En los años 40 el "Cuarteto Piquío" formado por Medrano, Jesús, Villegas y Varela interpretaba boleros en sus muchas actuaciones, componiendo muchísimos temas que siguen interpretándose en Santander en la actualidad.


En el año 1943 el trío "Los Puertochiqueños", compuesto por Agustín Martín y los hermanos Paco y Joaquín Ocejo, hacía muchísimo bolero y canción mejicana, como también lo hacía el trío "Arkansas" (formado por Luis, Alfredo y Francisco). La influencia de “Los Puertochiqueños” en la formación musical de “Los Brisas” quedó patente en la inclusión en su primer repertorio de temas propios del afamado cuarteto santanderino, con composiciones de Rafael Villegas con canciones montañesas como "Las lecheritas", "El veraneo", o boleros como “a la mar donde tu quieras”, éxitos que llegaban a los oídos de los tres niños que apenas habían entrado a formar parte del coro de voces blancas de la desparecida iglesia de San Roque, situada junto al mar frente al Casino y junto al Gran Balneario del Sardinero.

Pero aún fue más importante para el estilo y la formación de los jóvenes que años después formaran el trío “Los Brisas” beber de las fuentes, del estilo y de la calidad del quinteto "Los Cántabros", formado en 1948 por Samperio padre, su hijo el famoso compositor Miguel Ángel Samperio, Felipe (que era de Bilbao y que hasta hace poco trabajaba para la televisión bilbaína), el santanderino Manolo Delgado y como primera voz el madrileño Joselito, en los ensayos que este trío realizó desde 1948 hasta finalizado 1949, pues Manolo Delgado era tío de Julián “Nanín” Rodríguez y padre de Manuel “Maín” Delgado. Ambos primos y José Luis Santiago, amigo de ambos, recibieron una sólida formación musical sobre el piano del famoso “Río Club” del Sardinero por el propio Samperio, hasta que en 1949 el cuarteto “Los Cántabros” se embarcan a Méjico en 1950, donde actuaron con Lucero Tena y acompañando a Lucho Gatica, volviendo en 1954, año en el que Miguel Ángel Samperio aprobó la cátedra de música en el conservatoria santanderino, quedando su padre al frente de una orquesta que actuaba en diversos lugares de Santander. "Nanín" y su primo Manolo Delgado "Maín" recibían clases diarias de piano, a las que asistía José Luis Santiago y esa fue la base de la formación incial de unos jovencísimos "Brisas del Sardinero" cuando apenas José Luis tenía 13 años y su hermano Víctor no había cumplido los 14.

Es notable como influencia en el estilo de "Los Brisas" el trío antes comentado "Los tres del Norte", compuesto por Alberto Lemaur, Manuel Ocejo y Esteban Martínez. Víctor Santiago, la primera voz del trío "Los Brisas" le comentaba en una ocasión a Alberto Lemaur que iba a escucharle cantar boleros en el Auditorio del Sardinero acompañado por su padre, cuando Víctor tenía escasamente diez años. Alberto Lemaur y su trío "Los tres del Norte" hicieron muy famoso en Cantabria el tema "galopera" siendo el primer trío español en interpretar esa conocidísima polca paraguaya a mediados de los años 40. Curiosamente, don Alberto Lemaur aún sigue cantando bolero en Santander, 67  años después de fundar el trío “Los tres del Norte”, lo que da idea de la extraordinaria supervivencia del bolero en esta ciudad.

Del mismo modo, resulta evidente la influencia de los grandes boleristas que visitaran Santander a finales de los años 40 en la formación y en el gusto musical de los tres adolescentes. Era la época en que Antonio Machín visitaba todos los años Santander, desde su primera actuación en el Teatro Pereda en 1946.

Inicios del trío

El origen del trío “Los Brisas” se remonta pues a los años finales de la década de los 40, con la formación que Don José Manuel Rubio realizó dentro del coro de la parroquia de San Roque del Sardinero de Santander con los hermanos José Luis y Víctor Santiago y con “Nanín” Rodríguez, observando en ellos no sólo una excelente formación musical, como se ha indicado, sino excelentes cualidades para el canto. Don José Manuel Rubio fue su primer instructor de canto y colocó a Víctor como primera voz, a su hermano José Luis como segunda y a “Nanín” haciendo la aguda voz de falsete que el joven dominaba desde niño, a lo que se unía que tanto José Luis como “Nanín” sabían tocar la guitarra y el piano. La formación del trío "Los Brisas del Sardinero" se remonta a esa época de su adolescencia, tutelados incialmente por Don José Manuel Rubio quien les inició en el modo de hacer tres voces: Víctor Santiago - el mayor de los tres- como primer voz, su hermano José Luis como segunda voz y acordeón o guitarra de punteo ( entonces no tenían requinto) y Julián "Nanín" Rodríguez como trecera voz y falsete, haciendo también de primera voz en algunos temas, con el inicio de la década de los años 50.


La propia Inma Vila, famosa cantante que actuaba en 1951 en el Gran Casino de Santander, subió al escenario con ella a un jovencísimo "Nanín" que entonces no tenía aún 12 años y que dominaba el estilo de falsete muy utilizado en canciones mejicanas, para interpretar con ella el tema "Malagueña". De aquella influencia, mantienenen este tema y “soy soldado de levita” en su repertorio.

De este modo, ya desde su adolescencia, los tres amigos comenzaron a tener un repertorio romántico en el que incluían las canciones “de moda” entonces y se solían reunir en el bar "Chupi" de la Avenida de Los Castros, donde tocaban a la guitarra románticos temas para las estudiantes extranjeras – principalmente francesas- de la cercana  Universidad Menéndez Pelayo (entre las que “Nanín” Rodríguez encontró a la que, con el tiempo, llegaría a ser su primer esposa), y así fueron mejorando su calidad musical y vocal, siendo ya muy apreciados en 1952. Puede por lo tanto situarse el año de 1952 como el año de inicio formal del trío, siendo aún unos adolescentes, pero ya entonces con un rodaje de cantar juntos a tres voces durante al menos dos años antes. El más joven, un chaval de 12 años pero de excelente voz y cualidades artísticas, llamado "Nanín", el mayor, Víctor Santiago, con sus 15 años y la voz ya cambiada, educada y empastada con su hermano José Luis y con "Nanín" en muchas tardes de ensayo y actuaciones en el "Chupi" de la Avenida de los Castros. Surge así la leyenda que habría de durar sesenta años.

1952-2012: “Los brisas del sardinero”

Primeros años
Cuando el mayor apenas contaban con 15 años de edad ("Nanín" tenía 12 años, José Luis, 14 y Víctor 15 años en 1952), la calidad musical y vocal de los tres jóvenes no pasó desapercibida y eran numerosos los aficionados que paraban en al "Chupi" a disfrutar de la cada vez más perfecta armonía que destilaba aquel trío de adolescentes. Tampoco pasó desapercibida su calidad para Manuel Enrique Jado, que cuatro años después - cuando "Nanín" cumplió sus 16 años- les representó desde entonces y les pagaba cinco pesetas a cada componente por una actuación de media hora de duración, actuando entonces principalmente al finalizar las sesiones de los cines de Santander, Astillero, Renedo y prácticamente por toda la provincia con el nombre de “Los brisas del Sardinero”. Había nacido en aquel 1956 una leyenda para el bolero en Cantabria.
 LosBrisas_Email Componentes iniciales de "los Brisas" en 1952, fotografíados en 1957: José Luis Santiago, Víctor Santiago y "Nanín" Rodríguez
.

Incorporación del maestro Manuel “Maín”

En el año 1957 la actividad de los Brisas en Cantabria era ya considerable, siendo el primer grupo cántabro - y uno de los primeros de España- en poseer una guitarra eléctrica en aquel año de1957 (la que figura en la fotografía superior).En el año 1958 se une al grupo Manolo Delgado “Maín”, primo de Julián, y debutan como cuarteto en la sala de fiestas “La Cabaña del Sardinero”, añadiendo a su repertorio de bolero clásico otros temas más modernos con canciones de Billy Cafaro o  de Los 5 Latinos, entre otras. 

De este modo, en ese año 58 actuaban asiduamente en el "York Club" de Santander, compartiendo escenarios con figuras como Tito Mora (hermano de la soprano Victoria de los Ángeles), el grupo de Vitoria "Iruñaco" o grupos como "Los Holandeses Voladores" y grupos de bolero que empezaban entonces como los santanderinos "Piedras Blancas" (liderados por Ernesto y Víctor – que aún siguen formando parte del trío y con la presencia de la soprano Teresa Moreno) que años después cambiaron su nombre a "Los Carabelas" conocidos sobradamente por los aficionados cántabros.
Los Cinco Latinos fueron una referencia en el bolero de los Brisas

De este modo, con la incorporación del maestro Manuel Delgado “Maín”, se marca definitivamente un estilo hacer bolero en Cantabria con influencias diversas, sobre todo el bolero que llegaba de Méjico en lo vapores que aún entonces llegaban al puerto Santanderino desde Veracruz, San Juan de Puerto Rico y La Habana.


Los Brisas en 1958: 
Manolo Delgado "Maín" al piano, José Luis Santiago al acordeón, Víctor Santiago (primera voz)
y Julián "Nanín" Rodríguez actuando en la prestigiosa sala de fiestas “La Cabaña”
.

Los Brisas en los años 60

En 1959, se les une Maxi de la Peña en el contrabajo, si bien mantienen el estilo de bolero propio de trío, con una voz primera, una voz segunda y una tercera que en el caso de “Los Brisas” se realizaba una octava por encima al estilo que tenían los famososo Trío Calaveras que en el Norte de España dejaran una profunda huella. De este modo el trío “Los Brisas” regresan como quinteto en el cabaret “Río Club” propiedad de los padres de Manolo y Julián. Maxi de la Peña era un amigo de la infancia de los tres, miembro también del coro parroquial donde surgió el trío y con frecuencia compartía tardes con ellos en el "Chupi", de este modo, su incorporación fue en realidad una asimilación natural, ya que con su contrabajo representaba una fantástica fuerza para el trío - entonces aún cuarteto- y les abría puertas como las del conocido y prestigioso "Río Club".


El “Rio Club” estaba considerado como uno de los más prestigiosos establecimientos de la zona del Sardinero – la zona de Santander turística por excelencia-  situado en los alrededores de los desaparecidos "Campos de Sport" del Sardinero. En e´l actuaban "Los brisas" con regularidad, mejorando cada día su repertorio y la calidad que ofrecían, pues ya habían pasado seis años desde us inicios y el peso y la calidad del grupo se iba dejando ver entre el público.
1959: Los brisas con Manuel Delgado y el conmtrabajista Maxi de la Peña


El año 1959 marcó pues el primer gran hito de la historia de "Los Brisas", con sus actuaciones en la sala de fiestas "La Cabaña", donde se contrataban a los artistas y cantantes de bolero más importantes de la época, como la orquesta de Samperio (compuesta por 8 músicos y fundada por el padre de Miguelñ Ángel Samperio al regresar de Méjico tras abandonar al grupo "Los Cántabros"), la orquesta argentina "Tico-tico", el gran cantante de bolero dominicano Lorenzo González (que hizo famosísima y muy popular en Santander su bolero "cabaretera") y Jorge Sepúlveda, que acompañado por su orquesta hacía galas de más de tres semanas en Santander, alojándose en una pensión en el Alto de Miranda.


"Los Brisas" compartían así el escenario de "La Cabaña", con su queridísimo escenario mucho más humilde de "El Chupi" y el magnífico escenario del Teatro Pereda, donde a principios de 1960 compartieron escenario con un jovencísimo Raphael, que hizo entonces en Santander una de sus primeras actuaciones donde recogió muchísimas y excelentes críticas, hasta el punto que decidió volver apenas dos años después al mismo escenario, esta vez como cantante consagrado, de la mano del actor Vicente Parra (recordado por todos los santanderinos por su papel como Alfonso XII para el cine), que era sus representante. Surgió así una amistad entre “Nanín” y Raphael montando juntos a caballo en el playa del Sardinero.

Los brisas incluyeron el bolero "para toda la vida" en su disco "Romántico"
.

"Los Brisas" con Amparito en los años 60

Estando actuando en “Río Club” llegó una bailarina que hacía un número de “striptease” un tanto descafeinado (pues se quedaba en un dos piezas, que es lo que se permitía por aquel entonces) a la que acompañaba su hermana, llamada Amparito, que poseía una voz preciosa y cuidada. Amparito se presentó un buen día en los ensayos de "Los Brisas" y se puso a cantar boleros conocidos con ellos, de modo tan precioso que de inmediato pasó a formar parte del grupo. A pesar del éxito, Amparito estuvo con "Los Brisas del Sardinero" tan sólo los varios meses que duró el contrato de su hermana, dejando sin embargo la impronta de su voz en la memoria de todos.

.
Los difíciles Años 70.

A mediados de los años sesenta José Luis Santiago se va a Cádiz a cumplir con el obligado servicio militar y con su ausencia la actividad del trío prácticamente se paraliza, si bien Manolo “Maín” y Julián “Nanín” seguían reuniéndose con amigos para interpretar bolero todos los viernes en el popular café “Rema”, junto a la arena de la segunda playa del sardinero, en esos años Víctor decide abandonar la formación, de modo que cuando regresa definitivamente José Luis del servicio militar, la actividad de "Los brisas" se mantenía con algún concierto esporádico, como este del cotillón de fin de año de 1967, recogida por el diario Santanderino "Alerta".

A principios de los 70 Julián “Nanín” se casa y fija la residencia en Francia cerca de París. No obstante, a pesar de la distancia, el trío se mantenía con la mínima actividad que le permitía el reunirse en las visitas de "Nanín" cuando llegaba desde Francia y de este modo, cada año seguían coincidiendo en Santander todos sus componentes.

Los Altamira en los años 70
En la ausencia de "Nanín", en Francia,
 el resto de componentes de "Los brisas"
 se reorganizó en el grupo "Los Altamira"
Eran años difíciles para el bolero en España: tanto Jorge Sepúlveda como Antonio Machín y Lorenzo González abandonaron su actividad profesional como boleristas. En Santander, la actividad musical al frente del bolero quedó tan sólo defendida por el trío “Carabelas” (que en esos años cambiaron a esta denominación el primitivo nombre de “Piedras Blancas” que mantuvieron hasta los años 60, por imposición de la propia discográfica que les obligó a abandonar el bolero para centrarse en temas de música ligera con motivos regiona les, si bien en sus actuaciones incluían el bolero que en definitiva, fue siempre su origen). La ausencia de contratos para un trío de bolero en España, no paralizó la actividad de los miembros de “Los Brisas” en los años 70, sino que les animó a difundir el bolero formando además otros grupos, como los "Altamira" y la Coral "Sardinero", que fundó y dirigió Manolo Delgado.

De este modo, con la estancia de Julián "Nanín" en Francia que se prolongó durante varios años (visitando muy de vez en cuando Santander) y con Manolo Delgado "Maín" dedicado a la dirección de la coral "Sardinero", se abrió un paréntesis en la actividad de “Los Brisas” apenas mantenida por la actividad de José Luis Santiago y la formación “Los Altamira” - en realidad una continuación de "Los Brisas" pero sin la presencia de Nanín"-, actuando en el “Río Club” del sardinero. Allí llegó un excelente cantante italiano que en seguida les propuso embarcarse en un crucero como trío, petición que sólo aceptó José Luis Santiago, acompañándoles otro guitarrista santanderino.



La actividad profesional de José Luis Santiago como bolerista le llevó por toda Europa y toda España, acabando de modo permanente en las islas Canarias como profesional del bolero. Este etapa se alargó durante más de 12 años, en los que tan sólo Manuel “Maín” y su primo Julián “Nanín”- recién regresado de Francia – mantenían el estilo del bolero en Cantabria, retomando las reuniones en el bar “Rema” del Sardinero todos los viernes.
.
Una de las actuaciones de Los Brisas al reincorporarse Nanín  a finales de los 80
"Muchachita mía" se convertiría en uno de los éxitos de Los Brisas


El retorno a los éxitos


La reincorporación a los escenarios bajo el nombre definitivo de "Trío Los Brisas", se produce en 1987 con varias actuaciones en la terraza del Casino del Sardinero y en el Auditorium del Ayuntamiento de Santander, y en especial en 1990, con una intensísima actividad en los principales escenarios de Cantabria, como la Real Sociedad de Tenis, las veladas del Hotel Chiqui, El Barco, en el Club Parayas, así como en La Pérgola de Laredo y varias cenas espectáculo en Santander y Pais Vasco.

El bolero "Algo contigo" se incluía en el disco "Romántico" de Los Brisas


Esta fotografía recoge la formación que ocasionalmente tuvo el trío con la  sustitución de Víctor Santiago por Manolo "Maín" en 1990. Como dato curioso comentarles que en la actualidad "Los Brisas" siguen utilizando ese mismo equipo de sonido para sus actuaciones en directo.

El "Trío Los Brisas" con Manolo Delgado "Maín", Jose Luis Santiago y Julián Rodríguez
 en una foto de prensa de 1990.


Emilio Carrera Mora (que provenía del grupo "los Ratones") les acompañó algún tiempo al bajo eléctrico, en la que fue quizá la segunda época dorada del trío, hasta poco antes de morir su guitarra, Manuel Delgado "Maín", época en la que llegaron a compartir escenario con Los Panchos, Alberto Cortez, Luis Aguilé o Elsa Baeza en el Real Club de Tenis de la capital cántabra.

LOS BRISAS: Emilio Carrera (bajo eléctrico) Manuel Delgado (guitarra y Iª voz ), 
José Luis Santiago (requinto 2ª y 3ª voz ) y Julián Rodríguez (guitarra Iª voz y falsete). 
Actuación en el Club Parayas (Foto Mariano García).


 Celebración de sus 35 años:


35 años después de su fundación en 1952 grabaron su primer disco: "Caminemos"
en el estudio IBIOSON de Santander, con la colaboración al bajo de Emilio Carrera.
Emilio Carrera al bajo, Carlos Terán a la percusión y Enrique Esteve a la trompeta colaboraron en el primer disco del "Trío Los Brisas" con el título de “Caminemos “, en el que incluyeron boleros como "Piensa en Mi", de Agustín Lara, "La Hiedra", "Caminemos" de Alfredo Gil o "La Enramada" de Graciela Olmos "La bandida", entre otros, hasta un total de 12 temas, entre los que destacó el vals peruano "Muchachita", muy escuchado en la radio entonces , ocupando los primeros puestos en la "Cadena Dial". A los 8 meses de su feliz reencuentro, la prensa local se hacía eco de su regreso a los escenarios y de la presentación de su disco:
Artículo del Diario Montañés del  viernes 7 de Mayo de 1993


El disco se grabó en los estudios Ibioson, de Cazoña, supervisado por Ángel Santiago, se presentó en un magnífica gala en el Hotel Chiqui, el sábado 8 de mayo de 1993, a la que siguió una promoción que les llevó a televisión, concretamente al programa "Día a Día" de Televisión Española TVE. Entonces el presentador les presentaba diciendo: “ aquí les tienen 35 años después”:

El programa de televisión "Día a Día" llegaba a toda España y se rodó en los estudios centrales de Televisión Española en Prado del Rey.


Muchachita mía” era sin duda el tema que eligieron para promocionar el disco que estaba lleno de magníficos temas. Se produgaban por todos los escenarios de Cantabria, como este de San Vicente de la Barquera,donde dejaron el aroma de sus boleros prendido en los corazones de los que los escucharon con se afrerra la hiedra a la pared.

La calidad del directo de "Los Brisas" era muy valorada en todo el norte de España, por lo que Los Brisas actuaron en muchísimos lugares de Cantabria, Asturias y el País Vasco en aquellos años.
La transcendencia de la grabación del disco de bolero de los Brisas, radica en que fue el primer disco de bolero que se grabó en Cantabria. Si bien es cierto que el trío "piedras Blancas" grabó su primer disco en 1966, las imposiciones de la discográfica Moviplay les obligaron no sólo a cambiar su nombre por el de "Carabelas" por acertadísimas consideraciones comerciales, sino a variar su repertorio renunciando al bolero (en su primer Lp incluyeron "Noche de ronda", "La última noche" y "crucifijo de piedra" e incluyeron otros boleros importantes como "propiedad privada" "bésame mucho" o "historia de un amor" en otros  LPs). De este modo, surgió la extraordinaria y respetuosas pugna entre los dos grandísimos tríos de bolero santanderinos, que se mantienen en activo en activo en nuestros días.  Esta es la noticia de prensa de la aparición en el mercad de la "cassette" (aún no había salido como disco) de Los Brisas titulada "caminemos".
Diario Montañés 8 de Mayo de 1993




Celebración de sus 45 años:


Celebraron así sus “45 años” en el mundo del bolero en el Auditorio del Sardinero, con Manolo “Maín” como guitarra y primera voz, José Luis Santiago como segunda voz y requinto y “Nanín” Rodríguez como guitarra, tercera voz y falsete, acompañados al bajo por Emilio Carrera.

45 años después de su fundación en 1952, los Brisas se habían convertido en el grupo de referencia en el bolero de Cantabria.
Las actuaciones de Los Brisas fueron extraordinariamente numerosas entonces y se notaba que habían encontrado en el bolero el estilo que les hacía sentirse cómodos para expresar el arte que desde pequeños deseaban expresar. La presencia de Emilio Carrera al bajo les confería un singular empaque en sus actuaciones en directo.
Los Brisas en las noches del Gran Casino de Santander






Fallecimiento de Manuel Delgado “Maín”


Con la desafortunada muerte de Manuel Delgado en 1995 a causa de una cáncer de colon, sus compañeros quisieron rendirle un merecido homenaje a su memoria continuando con la ilusión de “Maín” en la continuidad del trío. De este modo, entró de nuevo a formar parte del trío Victor Santiago, hermano de José Luis, y -paradojas de la vida- vuelven a ser los mismos que fundaron el trío “Los Brisas” en 1958. Su extraordinaria calidad les animkó a intentar suplir el vacío que dejó "Maín" con la voz delicada y armoniosa de Víctor, que incorporó las maracas al trío, continuando con una apretada agenda de actuaciones.

img003
En 1992 grabaron en los "Estudios Salamandra" de Juanjo Respuela (guitarrista del famoso grupo santanderino "Bloque") su segundo trabajo discográfico: “Romántico” otro disco con doce temas en la misma línea del anterior. Con dos discos en su haber ("Caminemos" y "Romántico"), el trío "Los Brisas" continúa así su actividad hasta hoy en día.

Es de destacar su participación en 1996 en el homenaje tributado a Jorge Sepúlveda en Santander, por iniciativa de la emisora Cope Cantabria y concretamente del locutor Javier Rodríguez. En aquella ocasión se reunió en Santander a las grandes figuras del bolero español, pues junto a "Los Brisas" estuvo el mallorquín Bonet de San Pedro, el Dominicano Lorenzo González, el trompetista Teddy Ventura (que actuó junto a su mujer, una vocalista de bolero excepcional) entre otros cantantes e intérpretes de bolero. El homenaje tuvo lugar en el escenario del hotel "Chiqui" de Santander.
El Trío "LOS BRISAS"  con la misma formación 50 años después de su fundación: José Luis Santiago, Víctor Santiago y Julián Rodríguez “Nanín”
Actuación ofrecida en el hotel “Chiqui” de Santander en homenaje a Jorge Sepúlveda

En el 2007 entran a formar parte como miembros de honor de la Asociación para la Promoción del Bolero en Cantabria (ProBoCa), que aglutina a la práctica totalidad de grupos de bolero de esta preciosa región del norte de España. Así, fueron habituales de la programación de bolero en las "Noches de Bolero junto al mar" de la sala Cormorán, situada sobre la arena de la segunda Playa del Sardinero de Santander, y en la programaciones del “Maremondo”, en el corazón del Sardinero.

Para muchos de sus seguidores, la época de Los Brisas con la primera voz de Manolo Maín resultaba una referencia fresca y difícil de superar incluos por la excelente voz de Víctor Santiago. En realidad, el paso del tiempo, 55 años al frente del bolero en Santander, estaban ya empezando a pasra factura al aguerrido trío santanderino. Observen el prodigio de voz que tenía Julián Rodríguez “Nanín” en la época de oro del trío:


Celebración de su 55 aniversario


El Ayuntamiento de Santander les brindó en verano de 2008 un homenaje por haber cumplido sus 55 años en el bolero (que en realidad cumplieron en el año 2007) con un concierto en el Auditorio del Sardinero  en el que se les entregó una estatua representativa del Palacio de la Magdalena con una inscripción que decía:
homenaje a los brisas


Al trío “Los Brisas”
como homenaje
por sus 55 años
al frente del bolero
en Santander”


  

                    “Los Brisas” en el homenaje del Ayuntamiento de Santander
                                            por su 55 aniversario (julio de 2008)                                                         

brisas_2
Durante el año 2009 la actividad de “Los brisas” les llevó a realizar cerca de medio centenar de conciertos, participando en el ciclo de conciertos de bolero de “El Comorán” (en la fotografía de la izquierda) así como en su propio ciclo en el Restaurante Rochí de Santander.

Durante el año 2010 y 2011, el trío “Los Brisas” participa en las dos ediciones del ciclo “100 años de bolero en Santander”, una serie de hasta 70 conciertos de bolero durante los meses de verano que tuvieron lugar en el histórico escenario de la “Plaza del pañuelo”, pues cuando así se llamaba la actual plaza de Italia, se interpretaron en ese mismo lugar hace 100 años los primeros boleros en Europa, llegados de la Habana gracias a las extraordinarias comunicaciones transatlánticas de Santander.
.
Nueva etapa 60 años después

LosBrisas_Email ok Víctor Santiago se ha mantenido como primera voz de “Los Brisas” hasta el mes de Febrero 2012, de suerte que seguían siendo los mismos componentes 60 años después de su primer contrato profesional por Manuel Enrique Jado en 1952: José Luis Santiago, Julián Rodríguez “Nanín” y Víctor Santiago.

Con sus 78 años, Víctor Santiago aún se mantiene activo como tenor cómico en la compañía lírica del la Sociedad “Amigos del Arte” de Santander, pero la exigencia del bolero como primera voz iba suponiendo una carga muy dura para el santanderino.

José Luis Santiago y “Nanín” Rodríguez deciden incorporar una nueva primera voz: el tenor Manuel Encabo, formado en el coro lírico del Palacio de Festivales y con la formación de canto recibida de la soprano Montserrat Obeso, que además había sido miembro de varios de los grupos de bolero de Santander en los últimos años, como el septeto “Tempo de Bolero” y el sexteto “Son de IndianoS”, y que era en ese momento coordinador de las actividades de la Asociación Cultural ProBoCa, creada en 2007 con el único fin de promover el Bolero en Cantabria y que aglutina a la práctica totalidad de grupos e interpretes de bolero de Cantabria..




En Marzo de 2012 abandona el trío su primera voz, Víctor Santiago y le sustituye Manuel Encabo. Encabo educó su voz en el coro lírico de Cantabria, recibiendo clases de canto de la soprano Montserrat Obeso - primer premio "Alfredo Kraus"- y como tenor participó en más de 20 óperas y zarzuelas y en otros tantos conciertos de canto coral clásico en el Coro Lírico de Cantabria.


Los inicios musicales de Manuel Encabo se remontan a 1974, cuando recibió sus primeras clases de música y canto en el coro del colegio "Maestro Ávila" de Salamanca, formando allí su primer grupo musical junto a Ángel Rufino de Haro (actualmente Mariquelo mayor o gaitero mayor de Salamanca), iniciándose como vocalista y percusionista, así como se inicia en el manejo de la bandurria en el folclore de la Vera, instrumento con el que desde 1978 acompañó al cantaautor extremeño Alonso Pitarra.


Su padre, Manuel Encabo "Mocoto" - uno de los mayores conocedores de tradiciones y músicas populares de la comarca de "La Vera" en el norte de Extremadura-, le inició en el conocimiento y valoración de la música tradicional extremeña. Con el estímulo paterno, se configuró una vocación de investigador desde su infancia y así su primer trabajo de investigación lo realizó a la tierna edad de 11 años en Salamanca, acerca de la pervivencia del rabel medieval de una sola cuerda entre los pastores extremeños. La pasión por la música folclórica acompañó siempre como una obsesión al joven Manuel Encabo y así, fue socio fundador de la Asociación Cultural "La Jara" en Jarandilla de la Vera (Cáceres) en 1979, encargándose junto a José Antonio "El maestro" de la recuperación y estudio de antiguas tonadas y cantes, como "las pimentoneras" o "que chaquetilla tán corta", "Yo la vide y ella me miraba"... obtenidas de propia investigación y de la extensa recopilación que hiciera el placentino Manuel García Matos en los años 20 y 30. Fundador del grupo folclórico de raiz "Combo pudo sel" en el seno de la asociación cultural, participó con él en la final del programa televisivo "Gente Joven" de nuevos talentos en 1980.


Sus inquietudes musicales le llevaron a formar, como percusionista, un grupo musical en Salamanca, y como vocalista un grupo de música "high school" junto a Emiliano Monrobel Alcántara - en la actualidad uno de los mayores eruditos españoles en la música americana de los años 50- donde adquirió la formación y experiencia en el modo de cantar y diseñar varias voces en un tema musical. Por otro lado, junto con su hermano Miguel Encabo, funda en 1985 el grupo pop "La Kofradía", con el que graba su primer LP titulado "en la Vera te encontraré" y con el que quedan segundos en el concurso de grupos extremeños, por encima de grupos como "Extremoduro" y con el que gana el primer premio de video clips de la Junta de Extremadura en 1987 con el tema "non ho amato mai tanto la vita", como vocalista de "La Kofradía" graba en Madrid un segundo disco titulado "Las rutas de Asia", realizando una exitosísima gira por Extremadura.


Sus raíces en la música folclórica le llevan a estudiar flamenco y copla y se interesa por la música romántica española, especialmente el bolero, comenzando a realizar una investigación sobre este género musical en España al tiempo que colabora con boleristas españoles durante su estadía en Madrid, donde se trasladó en 1982 para cursar sus estudios de ingeniería de Telecomunicación en la especialidad de equipos y sistemas de telecomunicacion. En 1983 colabora con la tuna de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid con la que gana el concurso musical "Gente Joven" de televisión española y se marcha de gira a Italia, participando en el concurso internacional de folclore de la "fiesta del almendro en flor" en Agrigento (Silicia), donde tiene contacto con boleristas de varios países Sudamericanos, confirmándose en él la pasión por el estudio del bolero, que le lleva a introducir este estilo también como colaborador en agrupaciones musicales de Madrid, mientras continúa estudios de ingeniería industrial, especializándose en automática por la Universidad Politécnica de Madrid.


Paralelamente, crea un grupo de música medieval con su hermano: Los "L´mentos", con músicas medievales y renacentistas españolas como por ejemplo "fuego" de Mateo Flecha - galardonada por la Junta de Extremadura-, y con los que graba su primer disco en 1991, donde Manuel es percusionista y toca el "ut" medieval, el arpa y es primera voz masculina. En esa época inicia junto a Don Valentín Prieto, cronista oficial de Jarandilla, una investigación sobre los lazos que unen extremadura y América en el renacimiento. Con "L´mentos" participa en el festival de Plasencia ante 6.000 personas y el prestigioso festival de músicas del mundo WOMAD de Cáceres ante más de 10.000 personas. Encabo compagina así su pasión por la música con sus estudios de Física en la especialidad de automática en Madrid, y su trabajo en IBM como técnico en Software. Su vocación hacia la docencia le impulsa a presentarse a las oposiciones de profesor de tecnología en Madrid, que aprueba con el número uno de su promoción. Su etapa de profesor y de colaborador internacional le acerca a  la práctica totalidad de los países centroamericanos en los que invariablemente entra en contacto con muchos boleristas, afianzando así su pasión por el bolero.


De igual modo, al trasladarse a Santander, como profesor de tecnologías del IES Augusto González de Linares, recibe clases de canto y de jazz de la mano de "Cuco" Castellanos, compañero de Juan Carlos Calderón, y es habitual durante más de siete años como cantante de jazz en las veladas del Bolillón de Santander, en las sesiones de blues donde participa activamente con el grupo “Rockambole Blues Band” y con “Juan Madera” – premio internacional de guitarra de blues “Yamaha”-, así como participa activamente en las sesiones de música folk del pub Naroba con artistas de la talla de Marcos Bárcena, internándose en conocimiento del folclore cántabro recibiendo clases de rabel de Chema Puente y de música y armonía por parte de Carlos Herrejón, discípulo del guitarrista Paulino García.

Desde 1992 es miembro del Coro Lírico de Cantabria en Santander dirigido por Esteban Sanz Vélez y con el que tuvo la oportunidad de cantar bajo las órdenes de maestros de la talla de Marco Armiliato, Antonello Allemandi, Renato Palumbo, Antoni Ros Marbá, Paul Dombrecht, etc.; y compartir escenario con cantantes de renombre como Vicente Sardinero, Manuel Lanza, Carlos Álvarez, María José Moreno, Roberto Scandiuzzi, Simon Estes, Cristina Gallardo-Domás, Aquiles Machado, etc., y con directores de escena de gran prestigio como Gian Carlo del Monaco, José Carlos Plaza o Lindsay Kemp, entre otros, participando en óperas como Rigoletto, Carmen, La Flauta Mágica, Doña Francisquita, El Trovador, Lucia di Lammermore, Madama Butterfly, Marina,Las Bodas de Fígaro, La Traviata, Romeo y Julieta, La Boheme, Falstaff, los cuentos de Hoffmann…y en el seno de este coro reúne en el año 2005 a seis compañeros de distintas cuerdas como Chema Iglesias (bajo), Joserra Sarabia (Barítono), Laurentiu Caldare y Javier Ezquerra (tenores primeros) para crear un grupo de bolero con el nombre de "Tempo de Bolero" con el que debutan en el pub "Tempo" de Santander en Octubre de 2006.


Con "Tempo de Bolero" incia la Asociación Cultural ProBoCa, cuyo presidente sigue siendo Javier Ezquerra desde su fundación en 2007. Con ProBoCa incian los primeros ciclos de bolero de Santander en el Pub "El Cormoran" desde 2007 al 2009.


Encabo abandona "Tempo de Bolero" en el 2009 para dedicarse al estudio del bolero y a la coordinación de los más de 12 grupos de bolero de Santander, organizando los ciclos de "El Cormorán" y "100 años de bolero en Santander" con el que recupera el histórico escenario de la "Plaza del Pañuelo" del Sardinero donde se interpretaron los primeros boleros en Europa.En 2010 crea el septeto de tango y bolero "Emilio Tuero" en honor al insigne bolerista cantabro. En 2011 crea el septeto "Son de Indianos" junto con el maestro Pepín García Blanco, que grabó en 1958 su primer disco de bolero con el trío "Covadonga" de Gijón y que es uno de los boleristas españoles en activo más reputados de España. Incorpora al sexteto a José Luis de la Riva al contrabajo y al tenor Antonio Sanz y a Carlos Herrejón a la guitarra, junto al percusionista Ángel Hinostroza.

Al abandonar el trío "Los brisas" su primera voz, Víctor Santiago, José Luis y “Nanín" le proponen en Febrero de 2012 ocupar su lugar como guitarra y primera voz. Manuel Encabo se incorpora de este modo al trío "Los Brisas" en Marzo de 2012, siendo la tercera primera voz de este trío en toda su historia, tras Manolo "Maín" y Víctor Santiago.


Con Manuel Encabo a la guitarra y primera voz, José Luis santiago al requinto y segunda voz y "Nanín" Rodíguez a la guitarra y tercera voz y falsete ( el trío continúa con el estilo de bolero inicial que heredaron del trío "Calaveras" en los años 40), el trío "Los Brisas" afronta sus sesenta años con una ilusión y una fuerza inusitada, contagiados del espíritu alegre e ilusionador de su nuevo miembro.

Estadística de visitas diarias